Negocios

¿Boom inmobiliario?: prevén en el sector más operaciones y la aceleración de proyectos en "stand by"

17-08-2017 Referentes de esta actividad afirman que el resultado de los comicios redujo la incertidumbre y despejó el panorama para el desarrollo de nuevas iniciativas. Observan un aumento en la cantidad de consultas y creen que los préstamos hipotecarios seguirán en ascenso. ¿Cómo impactó la baja del dólar?
Por Patricio Eleisegui
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Si el alivio y una mirada optimista sobre el futuro de la economía fue la tónica generalizada entre los empresarios tras las PASO, puede afirmarse que en el mercado inmobiliario eso se está notando con una intensidad inusual.

Los referentes de este sector prevén que la mayor estabilidad financiera y el camino despejado que se le presenta al Gobierno le imprimirán a este sector una velocidad que años atrás no tuvo.

Hasta antes del domingo, predominaba la cautela, en el marco de un dólar en alza que invitaba a buscar activos de resguardo para proteger el dinero. 

A tal punto, que empresarios del rubro afirman que tanto las operaciones de compraventa como los nuevos desarrollos habían quedado en un impasse, a la espera de que se aclarara el panorama político.

"Tenemos proyectos en marcha que hubieran entrado en suspenso de haberse dado otro resultado en las elecciones", aseguró a iProfesional Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV).

El directivo expresó que algunos inversores decían que iban a revisar sus planes si perdía el oficialismo. 

"Hoy día, estamos en contacto con un banco de inversión para impulsar una serie de proyectos. Todo indica que llegaremos a buen puerto tras el resultado electoral", completó.

En esta rama de actividad, que siempre se manejó con el dólar como moneda de cambio, causaba escozor la sola posibilidad de que se afirmara el espacio político que sigue reivindicando la restricción cambiaria.

Esta sensación no sólo comprendía a las constructoras sino también a los desarrolladores de proyectos y a las inmobiliarias. 

Por otra parte, presumían que un escenario signado por un macrismo debilitado, si bien no echaría por tierra el renacido crédito hipotecario, sí lo limitaría, por la mayor incertidumbre y ante una posible suba del costo del dinero.

Este tema no es menor, habida cuenta de la importancia de contar con financiamiento a largo plazo, tanto por el lado de quienes lo toman (que necesitan previsibilidad) como de aquellos que lo ofrecen (los bancos, que se animan a prestar más)

Por lo pronto:

- En lo que va del año, ya se otorgaron casi $30.000 millones en créditos para la vivienda

- Cerca del 20% de las escrituraciones que se realizan en la actualidad se apalancan con financiamiento a largo plazo

- Desde el lanzamiento, en abril de 2016, se han otorgado más de $10.000 millones de préstamos hipotecarios en UVA

- El Gobierno está trabajando para que los desarrolladores reciban financiamiento desde el pozo, con el respaldo de los departamentos en garantía

-  Como aseguró Javier González Fraga a iProfesional, "hay unas 500.000 familias que quieren sacar un hipotecario y que están ahorrando. En Banco Nación, hay más de 100.000 familias a la espera de su crédito".

- El Gobierno apunta a bajar la cuota mensual de los préstamos, a partir de una reducción de la alícuota de Ingresos Brutos al 1,5% en todas las provincias (se cobra hasta 7%). Por ahora, esa baja sólo se da en algunas

- Sólo en julio se entregaron hipotecarios por más de $5.000 millones

- Para todo 2018, el Gobierno apunta a que se otorguen 100.000 nuevos préstamos (1% del PBI), duplicando el volumen previsto para 2017

Por eso el alivio que trajeron las urnas. Distintas voces consultadas por iProfesional coincidieron en que el resultado electoral le brinda mayor previsibilidad a un mercado que celebra el financiamiento, la baja de la inflación y la mejora de las variables clave de la economía

"Hay que tomarlo como un espaldarazo. Reglas de juego claras y estables es justamente lo que necesita el sector", sostuvo a este medio Gustavo Ortolá, director de Real Estate en Corporación América.

"Con otro resultado, las señales para que lleguen más inversiones hubiesen sido negativas. El espaldarazo al Gobierno lleva a pensar que continuará la apuesta por la obra pública y la confianza hacia el sector privado" apuntó.

Para este ejecutivo, la buena performance de Cambiemos a nivel nacional representa un aliciente para este segmento. La baja del dólar que tuvo lugar el día después de las PASO fue un síntoma de ello.

"El resultado del domingo acelera las intenciones de quienes tenían  pautado llevar adelante nuevos desarrollos. Lo que menos necesitamos en este momento es una revisión de las políticas vigentes. Esto es algo que, lamentablemente, ocurre muy seguido en la Argentina", aseguró Ortolá.

En este sentido, afirmó que "un golpe de timón paralizaría al sector". Y remarcó que el descenso del tipo de cambio dio un claro indicio de que aquellos que vuelcan su dinero a financiar proyectos quieren seguir transitando el camino actual.

"Era un secreto a voces que el dólar iba a bajar si el Gobierno lograba una buena elección. Para el sector privado, esta es la señal que esperaba para llevar a cabo nuevos negocios", apuntó el director de Real Estate en Corporación América.

Desde Consultatio Asset Management, Cristian López, señaló a iProfesional que el resultado de las PASO despejó incertidumbres entre quienes planean nuevas inyecciones de capital.

"Falta octubre, pero lo sucedido el domingo hay que interpretarlo como más gobernabilidad. Hasta el escrutinio había temores sobre un retorno a las recetas populistas. Ahora se abre el camino a una normalización de la economía, que requiere la profundización de este modelo económico", expresó a iProfesional.

"Los mercados reaccionaron desde la tranquilidad. Los bonos se movieron en terreno positivo y retrocedió el dólar. Son todas señales de adhesión al modelo económico que impulsa el macrismo", enfatizó López.

No obstante, aclaró que aunque el resultado era el deseado por el sector privado, no necesariamente esto, por sí sólo, garantizará inversiones. 

En su visión, deberá ser complementado con la concreción de iniciativas que favorezcan la llegada de capitales para la economía real: reducir la carga tributaria, a partir de una profunda reforma impositiva, forma parte de la lista de peticiones.

"Se dio un paso necesario pero aún falta mucho. El Gobierno debe trabajar sobre varios aspectos para atraer a nuevos inversores", aseguró.

Más dinámica
Desde el segmento de la comercialización, Armando Pepe, titular del Centro de Corredores Inmobiliarios y fundador de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), también dio una visión favorable sobre el resultado de las PASO.

"En términos de reacción del mercado, lo más claro ha sido la baja del dólar, que se refleja en la activación de operaciones. Cuanto mayor es la  previsibilidad, más se dinamiza la compraventa", dijo.

En este sentido, las distintas fuentes consultadas por iProfesional reconocieron que desde el mismo lunes se notó un incremento en la cantidad de llamados para avanzar con reservas de propiedades. 

Por otro lado, un tipo de cambio incierto -que en días previos a las urnas amenazaba con sobrepasar los $18-, no hacía otra cosa que postergar las intenciones de compra.

José Rozados, CEO de Reporte Inmobiliario, evaluó el escenario post PASO como "un sostén para medidas positivas, como el crédito hipotecario".

En diálogo con este medio, comentó que la victoria de Cambiemos a escala nacional alienta la concreción de proyectos inmobiliarios que estaban a la espera del desenlace de las primarias.

"Despejó el panorama para los inversores. Al mismo tiempo, el resultado hizo bajar al dólar, lo que a su vez calmó la inquietud de quienes habían tomado un préstamo para una vivienda", expresó el directivo. 

"La continuidad política y la consolidación aceleran los proyectos. A los desarrolladores se les dio la señal de que este es el momento de ir hacia adelante con más iniciativas", destacó.

Recuperación en marcha
Son varios los informes sectoriales que le vienen dando la derecha a las medidas impulsadas por Cambiemos. 

Uno de ellos, del BBVA Francés, destaca que el fin del cepo cambiario, el impacto positivo del sinceramiento fiscal y el lanzamiento de las líneas de crédito hipotecarias en UVA vienen impulsando con fuerza al mercado del ladrillo.

La entidad bancaria precisó que la cantidad de escrituras en la Ciudad de Buenos Aires aumentó 65% -desestacionalizada- desde la eliminación del control de cambios en diciembre de 2015. 

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, la compraventa de viviendas mostró un crecimiento de casi el 30% desde diciembre de 2015.

En la construcción también se respira un mejor clima

Desde el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC), detallan que el empleo formal creció casi 10% interanual en mayo (10.000 nuevos puestos de trabajo).

Con esta suba, se completaron cinco meses consecutivos en terreno positivo, siendo el repunte de ese mes el más elevado desde junio de 2015. 

De acuerdo con el IERIC, el nivel de ocupación superó en mayo la barrera de los 400.000 puestos de trabajo por primera vez en 17 meses. 

Los referentes del sector inmobiliario lucen entusiasmados. En este caso, los "brotes verdes" no sólo refieren al mayor dinamismo sino también a la presencia de más dólares en el mercado. Los mismos que, durante mucho tiempo, estuvieron ausentes.

SECCIÓN Negocios