Impuestos

Abad confirmó que el ajuste por inflación en los balances estará en la reforma tributaria

17-08-2017 "De afuera comenzamos a recibir datos dentro de dos meses", señaló el titular de la AFIP, Alberto Abad, durante un encuentro realizado por el Rotary Club de Buenos Aires en el Sheraton Libertador Hotel                             
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Alberto Abad, afirmó que el sinceramiento fiscal contempló todos los condimentos locales e internacionales para que los adherentes ingresaran en el circuito formal y adelantó que en el corto plazo el organismo comenzará a recibir datos del exterior para cotejar eventuales anormalidades de fondos no declarados.

"El sinceramiento fiscal se pudo llevar adelante porque supimos alinearnos a una agenda global, particularmente de la OCDE y el G20, que pusieron el tema sobre la mesa, más los agentes de los bancos internacionales que pidieron a sus clientes las debidas aclaraciones sobre el origen de los fondos depositados en las cuentas corrientes", señaló el titular.

Al respecto, añadió que desde el punto de vista local "mucha gente, con más de 50 años, hijos y nietos, decidió blanquear porque sentían que su patrimonio se estaba desarmando en el exterior".

Abad, rechazó hoy las críticas empresariales a la presión tributaria y advirtió que la "única forma de reducir impuestos" es "avanzar en un blanqueo de la economía, bajar el gasto público e ir reduciendo el uso de efectivo, sinónimo de evasión".

"Hay presión tributaria porque hay alto gasto público, tenemos que tener racionalidad", sostuvo Abad, quien dijo que "en la medida que la economía crezca y los empleados públicos vayan siendo absorbidos por el sector privado, se podrá reducir el gasto del Estado".

Abad confirmó, además, que hacia fin de año el gobierno enviará al Congreso el proyecto de reforma tributaria, con la expectativa de que sea aprobado durante 2018, aunque dijo que para ello se necesitará trabajar para lograr consenso en ambas cámaras.

Además confirmó que la reforma tributaria contemplará la posibilidad de realizar ajustes por inflación en el impuesto a las Ganancias.

Tampoco descartó que se incluya la creación de un tributo opcional al revalúo para intangibles, inmuebles y acciones, que permitiría aliviar la carga abonada por Ganancias, ya que se actualizaría a precio de mercado el valor histórico de esos bienes.

"Todo esto va a estar incorporado en el proyecto de reforma, que va a ser gradual en el tiempo", aseguró el jefe del ente recaudador.

Además, se mostró contrario a las rebajas en materia impositiva, como las propuestas de reducir el IVA a productos de primera necesidad.

"Todos los intentos de bajar impuestos se diluyeron porque siempre son comidos por la cadena de comercialización", enfatizó el funcionario.

Por eso, defendió la política de "devolver el IVA a las personas con mayores necesidades, como quienes perciben la jubilación mínima y cobran la Asignación por Hijo, a quienes se les devuelven 15 puntos del impuesto".

"Es un beneficio para 7 millones de personas", sostuvo Abad. El funcionario recordó que la mayoría de las actividades deberán aceptar el pago de tarjeta de débito, en un cronograma que se irá completando hacia fin de año.

"Y esta medida no sólo a comercios, sino también a profesionales como psicólogos, contadores, cirujanos plásticos, entre otros", dijo Abad, quien hasta bromeó sobre la actividad cada vez más demandante que tienen estos últimos profesionales por "la intención femenina de agradarnos".

La moderadora del evento, Clara Mariño, le hizo notar que también los hombres acuden ahora a los cirujanos plásticos, por lo que Abad se corrigió enseguida y hasta bromeó con esa situación, en un ámbito tan formal como el de un almuerzo del Rotary, donde hasta pedían a quienes habían ido en camisa ponerse una corbata proporcionada por la propia organización.

"Todavía estamos en la edad de piedra en materia de lucha contra la evasión, todo el mundo quiere usar efectivo, para comprar una vivienda o para la mayoría de las actividades", insistió Abad.

También dijo que "el uso de efectivo es lo mismo que economía en ´negro´, de evasión, que es el gran enemigo de la formalidad y de la sociedad organizada". En tanto, el funcionario señaló que esta administración "está reacomodando una macroeconomía distorsionada".

"Somos muy buenos para bajar en el celular las aplicaciones de los jueguitos, pero no bajamos la de la AFIP, que nos permiten realizar todas las operaciones que necesitemos en materia tributaria", siguió con sus ironías Abad, ante un auditorio sorprendido por algunas definiciones del funcionario.de la AFIP.

SECCIÓN Impuestos
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR