Management

Próxima mejora: anticipan que los sueldos de ejecutivos crecerán entre 20% y 25%

17-08-2017 Las primeras estimaciones para salarios fuera de convenio marcan que más del 50% de las empresas estiman que la inflación será menor a la de este año. Siete de cada 10 encuestados cree que su compañía creará nuevas posiciones el año que viene
Por Paula Krizanovic
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Más de la mitad de las empresas incrementarán entre 20% y 25% los salarios de sus ejecutivos en 2018, sobre todo a causa de una previsión a la baja de la inflación. 

El datos surge de un relevamiento realizado entre julio y agosto por la consultora de headhunting, Glue Executive Search, sobre 203 casos de multinacionales y empresas nacionales grandes, de industrias como consumo masivo, pharma, retail, tecnológica, agro, energía y autopartes.

Aseguran que el 55% de las firmas consultadas proyecta un incremento de entre el 20% y el 25% en los sueldos de directivos. Otro 33% los aumentará entre un 15% y un 20% en 2018.

Sólo un 12% prevé dar aumentos de más de 25% el año que viene a quienes ocupan posiciones de gerencia hacia arriba. 

"Las compañías en general asumen que la inflación del año que viene será menor en comparación con la de 2017, por eso el aumento que se prevé para acompañar la suba de precios también se reducirá", explicó Daniel Iriarte, Socio Director de Glue Executive Search.

La misma consultora midió que este año casi la mitad de estas compañías (el 48%) había aumentado los sueldos de los empleados fuera de convenio hasta el 25%, y un 35% de las mismas lo hizo entre 25% y 35%. De ese modo, los expertos entienden entienden que los aumentos en general serán menores el año próximo.

"Los porcentajes de aumentos previstos son menores que el año anterior y entendemos que esto se da por el descenso en la inflación que se espera para el próximo año. Esa baja inflacionaria se está empezando a ver ahora, por lo cual no es casual que muchas de las firmas consultadas estén cerrando el año con un incremento como el que prevén dar en 2018", aclaró Iriarte a este medio.

Pese a esa perspectiva positiva, la inflación será lo suficientemente elevada como para que las compañías sostengan la modalidad de dividir el incremento salarial en al menos dos pagos. El 65% de las compañías otorgará la primera cuota entre marzo y abril, y la segunda entre septiembre y octubre.

"La política de dividir los aumentos en dos instancias a lo largo del año es una práctica que se viene implementando hace unos años para acompañar el nivel inflacionario y mitigar la pérdida de poder adquisitivo; y para la mayoría de los encuestados, en 2017 resulto necesario seguir el mismo esquema", resumió Iriarte.

"Si la economía del país evoluciona positivamente y la inflación se reduce tal como se espera, entonces el incremento podría llegar a volver a darse en una sola instancia, como se hizo históricamente", aclaró el consultor.

Por el momento, de acuerdo al relevamiento, solo un 12% de las firmas encuestadas concretará el aumento de salario en una sola vez

"No obstante, muchas compañías están brindando un aumento mayor por mérito; y en las industrias más competitivas los incrementos salariales tienden a ser superiores como una forma de retener al talento dentro de la empresa", agregó Iriarte.

El Socio Director de la consultora agregó que, entre las industrias analizadas en el informe, las de tecnología y pharma son las que registran previsiones de aumentos de sueldo mayores para sus ejecutivos.  

Más operaciones
Un 71% de los más de 200 encuestados afirmó que su empresa cuenta con proyectos que implicarán la generación de nuevas posiciones en 2018.

Para el 51% de la muestra tomada por Glue Excecutive Search, el aumento de ejecutivos se dará principalmente en el sector de operaciones, para el 34% en ventas y para el 7% en el área digital.

"Esto refleja una perspectiva positiva porque implica un crecimiento global del negocio tanto en el corazón de la empresa que es el área de operaciones como en su motor que es el área de ventas", sostuvo Iriarte.

"A su vez, la irrupción de las nuevas tecnologías y la digitalización están produciendo tal revolución que continuarán empujando la generación de posiciones que no existían dentro de las compañías", agregó.

Por último, al consultarles si cuentan con una política de diversidad al momento de hacer incorporaciones, sólo un 37% de los encuestados respondió que sí.

En su mayoría, son las empresas .com, del sector pharma y de consumo masivo las que la aplican, y está enfocada principalmente en la diversidad de género.

Menos ganas de volver
Según el estudio, cuando un incremento salarial mayor no es posible, las empresas optan por tres incentivos principales para retener a sus talentos en posiciones directivas: flexibilidad, asignación a proyectos especiales y formación ejecutiva.

La expatriación es uno de los incentivos menos utilizados para retener a quienes aspiran a una carrera internacional, según destacó la consultora.

Glue concluye que se tiene muy en cuenta el arraigo en la toma de este tipo de decisiones, y un 50% de los directivos encuestados sostiene que sus empleados no estarían dispuestos a migrar a otro país para trabajar.

Más aún, solo un 20% de las empresas consultadas admitió que tiene más cantidad de consultas de argentinos en el exterior que buscan regresar, mientras que el 80% no registra este tipo de intenciones.

Argentina fue históricamente un mercado en donde muchos de los talentos que aspiran a concretar una carrera corporativa solicitan la expatriación. La tendencia se revirtió brevemente con el último cambio de gobierno nacional, donde muchos de los que estaban en el exterior comenzaron a preguntar a headhunters y a sus casas matrices por la posibilidad de volver. 

Sin embargo, el informe de Glue Executive Search muestra que el panorama volvió a cambiar de rumbo.

"En función de lo que conversamos con candidatos expatriados, esta tendencia se da porque siendo un año de elecciones, para muchos todavía no hay certezas de hacia dónde va el país. Si el cambio se consolida y el país continua en una línea de crecimiento, es probable que el número de argentinos que quieran volver se incremente", sentenció Iriarte.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR