Economía

Duro de subir: en medio de los "brotes verdes", el consumo masivo sigue dando cifras negativas

17-08-2017 Los shoppings tuvieron una caída de más del 5% en sus ventas durante junio. La contracción del gasto también impactó en los supermercados, donde compras de los clientes bajaron 1,2%. Analistas señalan que una causa es el cambio de hábitos de los consumidores, que se van hacia mercados mayoristas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las ventas por unidades en shoppings centers sufrieron una merma de 5,1% con relación a junio de 2016 y un alza de 14% frente a mayo.

En tanto, las ventas en supermercados cayeron 1,2% en junio en forma interanual y subieron 2,5% respecto al mes anterior, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

De esta forma, el panorama económico del Gobierno, que puede mostrar mejoras importantes en la industria y la construcción, suma un índice importante a la baja: el del consumo, que puede impactar en el "humor electoral" de las familias de cara a octubre.

De acuerdo con la información oficial, con este escenario la facturación en los supermercados exhibió un aumento de 20,3% en forma interanual y se ubicó en $27.726,1 millones.

El incremento en la facturación se ubicó por debajo de la inflación del período junio 2017/junio 2016 que fue de 21,9%.


Los datos correspondientes a la encuesta de supermercados surge de relevamientos realizados en 61 empresas distribuidas en todo el país.

En la apertura por regiones, se observó que el mayor incremento de ventas por facturación se produjo en Neuquén, donde en forma interanual mejoraron 37,5%. Luego, aparece Córdoba con un progreso de 22,9%.

En contrapartida, las menores variación en la facturación se detectaron en Santa Fe, 11,4%, y en Tucumán, 13%.

A su vez, la facturación en los shoppings centers alcanzó a $5.249,6 millones, que implica una mejora de 11,3%.

En este caso la encuesta de shoppings se produce a partir de información relevada por 37 centros de compras distribuidos en la región metropolitana.

Frente a estos comportamientos, analistas del sector señalan que las caídas que se registran en supermercados y shoppings son consecuencia de un desplazamiento de los consumidores hacia cadenas mayoristas, especialmente en el caso de los productos comestibles.

Recuperación mayorista
En contraposición al desempeño de los supermercados, y por la aplicación de una estrategia de precios bajos, las ventas en los supermercados mayoristas registraron una recuperación en los últimos dos meses, luego de un primer cuatrimestre "amesetado".

“Los consumidores direccionan sus compras a primeras segundas marcas en búsqueda de valores accesibles”, aseguró Alberto Guida, presidente de la Cámara de Distribuidores Mayoristas de Alimentos y Bebidas (Cadam).

"Las ventas en el sector se recuperaron en los últimos dos meses. En el primer cuatrimestre de este año estuvieron amesetadas con niveles similares a los del 2016, cuando habíamos obtenido un crecimiento del 2%", detalló Guida.

Al consultársele si la gente prefiere primeras o segundas marcas, contestó que "las mismas marcas líderes se manejan con primeras y segundas marcas. La calidad es parecida y la gente se direcciona hacia las más baratas", explicó.

Diferenció a los supermercados mayoristas de los hipermercados al indicar que los primeros "tienen una menor estructura de costos, con un manejo más liviano, sin la burocracia de las multinacionales", explicó.

Por su parte, la consultora Kantar World Panel destacó que la brecha entre los hipermercados y los mayoristas se fue “reduciendo sistemáticamente” desde el segundo trimestre de 2015.

“Esto nos dice que los hogares que probaron la compra en el mayorista, ahora le destinan mayor parte de su presupuesto que antes. En un estudio cualitativo encontramos que el 44% de las familias consultadas declaró que seguirá comprando en el mayorista como su canal habitual”, señaló Federico Filipponi, director Comercial de Kantar.

SECCIÓN Economía