Economía

Santa Cruz sigue aún sin clases pese a que el paro de docentes fue levantado

19-08-2017 Los docentes remarcan que las condiciones edilicias son "deplorables" y faltan servicios básicos como calefacción y electricidad. Además, rechazaron dictar clases los sábados porque esto implicaría un cambio en las relaciones laborales
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los docentes de Santa Cruz no trabajarán los sábados, tal como les había reclamado el gobierno provincial.

"La medida es ilegal y unilateral. Que les quede claro política y gremialmente que no vamos a trabajar los sábados", aseguró el titular de la Asociación Docentes de Santa Cruz (Adosac), Pedro Cormack, en una rueda de prensa.

Además, existe un reclamo generalizado de los padres y docentes, por el deplorable estado edilicio, la falta de servicios en los establecimientos escolares y temas que tienen que ver con al seguridad de las personas.

Se calcula que el 80% de las escuelas tienen problemas graves de habitabilidad y funcionamiento. Y aumentan las quejas por la falta de calefacción, instalaciones eléctricas defectuosas y los peligros que implican estos inmuebles sin mantenimiento, limpieza ni desinfección.

En una conferencia de prensa, el gremialista advirtió que la reunión prevista para el próximo martes con el ministerio de Educación nacional y las autoridades locales "será difícil si no cumplen con lo acordado hasta el momento".

Al mismo tiempo, presentarán una medida cautelar ya que "quieren modificar las condiciones del contrato laborales con un día más de trabajo sin ninguna contraprestación".

Esta semana, a partir de una oferta con financiamiento nacional y de compromisos asumidos por la provincia, los maestros santacruceños resolvieron dar clases y mantener la suspensión de las medidas de fuerza hasta el miércoles próximo, a la espera del avance de las negociaciones con el ministerio de Educación de la Nación, que se retomarán el martes.

No obstante, el gremio señaló que "por más que los chicos vayan a los colegios, no tendrán todas las materias", ya que desde febrero solicitan "la regularización de las 18.000 horas".

Además, denunciaron que el gobierno provincial "no arregló los colegios en los que hay problemas edilicios (gas, electricidad o calefacción) y, de hecho, varios no tuvieron clases por ese motivo en distintas localidades", explicó la dirigente docente Mónica Flores. Esto en la práctica implica que aunque se levante el paro, los chicos no podrán cursar sus materias por problemas edilicios.

"Dada la situación es muy difícil seguir con nuestra lógica laboral", advirtió Diego Barrionuevo, secretario adjunto del gremio.

E insistieron en que no se pagó el sueldo a muchos docentes, que no cuentan con recibos de sueldo y que no pueden determinar en concepto de qué son los "feroces descuentos" que recibieron.


SECCIÓN Economía