Negocios

OCA pudo pagar sueldos y sigue operando tras recibir luz verde de la Justicia

21-08-2017 La compañía, que se encuentra en concurso de acreedores, podrá contar con fondos necesarios para hacer frente a sus necesidades más urgentes 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Oca, la empresa postal privada ás importante de la Argentina, recibió oxígeno de la Justicia y continuará operando. 

La empresa continúa con los trámites para formalizar su concurso de acreedores, iniciado a mediados de mayo, luego de que la AFIP le trabara embargos por cientos de millones de pesos.

Según consigna La Nación, el Juzgado Nº 10 en lo Civil y Comercial de Lomas de Zamora decidió hacer lugar a una medida cautelar presentada por la empresa para que se le levanten los embargos y poder continuar operando. 

Así las cosas, OCA podrá contar con el dinero que hasta ahora tenía embargado en cuentas bancarias.

De este modo, podrá para pagar sueldos, cargas sociales, la deuda posconcursal con la AFIP y, además, cubrir las necesidades operativas del negocio.

La empresa, que es presidida por Patricio Farcuh, lograría así hacer frente a un inconveniente que surgió en el momento en que inició los trámites para aprobar el concurso de acreedores que había iniciado el 17 de mayo pasado.

Tras haber comenzado los trámites en la Ciudad -por tener todas sus operaciones en Capital-, un juez de primera instancia rechazó el planteo dado que la empresa tiene domicilo legal en Lomas de Zamora. 

Así, el expediente cayó en manos de un juzgado de la provincia de Buenos Aires, que resolvió la semana pasada que el domicilio de la empresa está en la Capital Federal y dio lugar a las medidas cautelares planteadas por la empresa postal.

La situación de OCA es mirada de cerca por el Gobierno, que teme por el impacto que podría tener la quiebra de la empresa que hoy emplea a más de 7.000 trabajadores del gremio de camioneros, que encabeza Hugo Moyano.

Cabe destacar que la AFIP denunció penalmente a Farcuh por evasión de impuestos e, incluso, le reclamó más de $4.000 millones en concepto de retenciones no ingresadas o depositadas fuera de término legal, según La Nación. 

Sin fondos siquiera para cubrir los salarios mensuales de sus trabajadores, durante varios meses la empresa estuvo virtualmente a cargo de hombres cercanos al líder camionero.

Así las cosas, Farcuh denunció incluso durante ese tiempo que no lo dejaban entrar a su compañía. 

Lo pudo hacer recién en mayo, gracias a un operativo de la Gendarmería. Así, retomó las riendas de su empresa y, a los pocos días, se presentó en concurso. 

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR