Marketing

Sin luz diurna pero con "promos": el marketing sacó provecho del eclipse de sol

23-08-2017 La conjunción de las luminarias en el cielo con el eclipsamiento del gran astro rey por parte de la Luna garantizaba un gran número de espectadores por ello resultó una oportunidad ideal para generar promociones y acciones vinculadas a este particular fenómeno astronómico
Por Alicia Vidal
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El marketing sigue encontrando excusas para generar comunicaciones emotivas con los consumidores. No importa desde qué rubro, las marcas se subieron al tema del eclipse ideando estrategias vinculadas con su rubro. Los fenómenos astronómicos se han convertido en una temática que genera mucho interés en la sociedad, en algún modo hay un "encandilamiento" con todo lo que sucede en el cielo, desde la luna llena hasta los eclipses.

Y desde ya las marcas no pierden oportunidad de seguir el curso de aquellos fenómenos que tienen en vilo a la gente porque meterse en el tema del momento les genera alta visibilidad. Convertirse en interlocutores de la conversación del momento, documentada como trending topic con el hashtag correspondiente, augura el nuevo rating, aquel que está marcado por el "trending topic" (el tópico que es tendencia en el momento).

Aunque el eclipse de Sol de este 21 de agosto solo se pudo visualizar en algunos lugares de EEUU y en contados países de Latinoamérica, se convirtió en un tema global con coberturas especiales desde los principales medios del mundo. Las marcas ávidas de estar presentes con las grandes audiencias no podían faltar.

Volvo optó por presentar unos cubre techos para sus modelos XC60 que permitían disfrutar del fenómeno sin sufrir daños en la vista. Así, aseguraron poder ver el eclipse desde el interior de los vehículos a través del techo vidriado con el aditamento del "Xc60 Panoramic Moonroof Eclipse Viewer". Volvo distribuyó este visor especial en su red de concesionarios de Oregon, Idaho, Nebraska, South Carolina y Missouri. 

Por su parte, Airbnb, la red de alojamiento social, se unió a National Geographic para ofrecer locaciones especiales para los fanáticos del eclipse. Así generó un concurso por el cual habría dos ganadores que podrían disfrutar de un sitio muy especial para tener una vista singular del fenómeno natural. La localización se situó en el desierto de Oregon donde se les entregó equipamiento de telescopio y un singular hábitat geodésico. 


El concurso incluía la oportunidad de reunirse con la Dra. Jedidah Isler, una exploradora de National Geographic que fue la primera mujer afro americana en recibir un PhD en astrofísica de la Yale University. 

La clásica marca Chiquita Banana, que convirtió el genérico del plátano en un logo reconocido mundialmente, también apostó fuerte al eclipse. Así publicó un aviso estilo Star Wars donde presentó a la luna con forma de banana y salió al ruedo con un anuncio del "banana sun" (banana sol). Incluso armó un sitio especial y prometió a los consumidores de EEUU reencontrarse en 2024 cuando se repita el fenómeno (por aquí, en Argentina, se verá un acontecimiento similar en 2019). 

La compañía de alquiler de autos Hertz también sacó provecho del eclipse y armó una promoción especial ofreciendo descuentos para poder ver el fenómeno estelar

Desde Google promovieron que la gente saque fotos del Eclipse y las comparta como un modo de contribución al saber general creado a partir de los propios usuarios que se convierten en relatores de los hechos importantes de la humanidad. 

 

La cerveza mexicana Corona fue otra que se subió al fenómeno diciendo: "durante el eclipse no hay Sol, solo Corona". Y generó acciones en Twitter diciendo que los astros no se equivocan. A su vez, lanzó un pack especial de cervezas que se acompañaban de lentes para disfrutar del evento y marcó territorio en Instagram bajo el lema #EclipseCorona.

 

Una clásica marca de donuts, Krispy Kreme, convirtió el eclipse en una oportunidad para lanzar una edición especial de chocolate que llamó "donut vitrificado" y así logró sumarse al gran fenómeno que movilizó multitudes en EEUU y el mundo entero. 

Mc Donald´s no solo ofrecía un kit especial de anteojos para disfrutar del eclipse sino que además habilitó a sus empleados a ausentarse del mostrador de ventas y producción para disfrutar del fenómeno celeste durante tres minutos. Un hecho insólito: la empresa facilitó un "paro por eclipse" durante 180 segundos.

 

 

Y la otra gran marca global, Coca Cola, no podía faltar a la cita de esta conjunción de la Luna, el Sol y la Tierra y también se puso en marcha con su kit de marketing.
  
Así lanzó una promoción donde ofrecía que la gente adquiriera un pack de gaseosas de Coca Zero y a partir de allí armar su propio set para visualizar el eclipse. Todo en la tónica del "DIY" , " Do It Yourself" o el "Hágalo Usted Mismo", que está tan en boga. A su vez, es una manera de "hacerle hablar" a una variedad como la Coca Zero, que aún tiene que pelear un espacio en el mercado.  

La compañía aérea Delta también supo sacar provecho del eclipse y convirtió su vuelo del día en un acontecimiento especial porque ofrecía seguir el curso del fenómeno astronómico. Así surgieron imágenes especiales de un recorrido que quedaría para el recuerdo de sus clientes, entre los cuales se contaban quienes habían elegido el vuelo y el momento justo como para captar el eclipse directamente desde el aire. 

Y también se sumó la compañía de cruceros Royal Caribbean que convocó a Bonnie Tyler & DNCE para cantar su clásico "Total Eclipse of the Heart" (Eclipse Total de Corazón) a bordo de una de sus naves mientras sucedía el fenómeno de oscurecimiento del sol. 

SECCIÓN Marketing