Negocios

Los desarrolladores piden una reforma impositiva y mayor financiamiento

23-08-2017 Durante la última edición de Expo Real Estate, los principales jugadores del sector indicaron que una menor carga fiscal podría dinamizar el mercado
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La presión tributaria fue una de las críticas que opacó la edición 2017 de la Expo Real Estate, donde asistieron cinco de los mayores desarrolladores inmobiliarios del país quienes compartieron una mirada positiva sobre la evolución del sector.

El otro gran tema que preocupa al mercado es el de la banca, ya que "a un plazo de diez años, todavía le cuesta prestar por el descalce de pesos y dólares", según indicó Federico De Narváez, vicepresidente de Ribera Desarrollos, a La Nación.

Para el empresario, esto mejorará "a medida que se palie la inflación y se tenga una perspectiva de mayor plazo".

En este sentido, el presidente del Grupo Portland, Gustavo Menayed, remarcó: "Cada vez que vamos a los bancos no tenemos respuesta".

También Alejandro Ginevra, de GNV Group, señaló que no es sencillo obtener financiación. "Por ahora, son buenas intenciones, pero cuesta cerrar financiamiento", sintetizó.

Con respecto a la presión fiscal, De Narváez sostuvo que "Hace falta una reforma tributaria para dinamizar el mercado", ya que en la provincia de Buenos Aires asciende al 70%.

En la misma dirección, Pablo Kiesel, gerente comercial de Raghsa, remarcó que la carga impositiva saca de foco a los empresarios del sector, uno de los más dinámicos la hora de generar empleo.

"Es extorsivo en un país con el déficit de tres millones de hogares que la carga impositiva sea del 70%", resaltó Menayed, quien remarcó que el rubro "mueve toda la cadena industrial".

Los créditos hipotecarios UVA fueron una de las ventajas del buen momento que vive la construcción. "Creo que empezó la década de la vivienda", indicó Gonzalo Monarca, presidente del Grupo Monarca, quien deslizó que: "Hay un cambio, falta mucho porque es un tema cultural."

De Narváez remarcó que "claramente está entrando en un ciclo expansivo" y pronosticó que los créditos UVA "serán una revolución".

Finalmente, Menayed instó a que el sector haga una autocrítica y pidió analizar "la cantidad de dinero que ganan las constructoras".

"¿Cómo podemos ser productores más caros que en España? Tenemos que ganar menos, podemos dar más trabajo y ser mejores ciudadanos", concluyó, según declaraciones publicadas en La Nación.

 

SECCIÓN Negocios