Autos iPro

Cómo se prepara Nissan para iniciar su producción en Córdoba

24-08-2017 Técnicos de distintos países arribaron a la Argentina para preparar el lanzamiento de la fabricación de la pick up Frontier, que será en 2018
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El fortalecido mercado argentino de las pick ups sigue atrayendo marcas y modelos.

Uno de los nuevos competidores será la compañía japonesa Nissan, que fabricará en Córdoba su modelo Frontier y cuyos preparativos ya están avanzados.

La terminal ya cuenta con un equipo internacional, tanto en la provincia mediterránea como en Buenos Aires, que está preparando el terreno para el inicio de la actividad el año próximo.

Entre ellos, hay gente proveniente de Japón, México, Brasil, España, Holanda y Venezuela, que trabajan con sus pares de Argentina con herramientas de coworking, equipos virtuales, trabajo flexible, telecommute y otras tendencias de vanguardia, señala La Voz del Interior.

La empresa remarca que se optó por traer al país personal extranjero porque se trata de un proyecto en el que se está instalando una nueva línea de producción, desarrollada bajo estrictos controles para asegurar la calidad, confiabilidad y durabilidad que quiere resguardar la marca japonesa.

Actualmente, las camionetas de Nissan se venden en 180 países, pero son "sólo tres las plantas que la producen para asegurar el expertise en calidad: México, Tailandia y España. Y Argentina se está sumando a este selecto grupo", señaló la empresa.

En la producción, Nissan sigue una filosofía llamada Monozukuri, que busca optimizar todos los procesos de la cadena de valor, guía y revisa cada detalle y asegura que el producto final será la mejor opción para nuestros clientes.

En Argentina
La llegada de los técnicos extranjeros al país se realiza con el soporte de la compañía: desde la búsqueda inicial de su casa hasta la colaboración para conseguir un turno con el médico o pedir un taxi.

Nissan Argentina cuenta con un servicio 24 x 7 que no sólo hace las veces de contacto inicial para el desembarco, sino que también colabora acompañándolos en todo tipo de actividades, brindándoles la ayuda necesaria para que en un futuro también puedan manejarse solos. La mayoría de los extranjeros llegan con sus familias y la integración cuesta más o menos según cada caso.

"Cuando de trabajar se trata, hay ciertos estándares de organización que difieren mucho entre los japoneses y los latinos: la extrema puntualidad para las reuniones, las minutas infaltables al finalizar y el orden sobre todas las cosas. Conociendo las barreras culturales, todos realizamos pequeños ajustes en los procesos para ser más claros y favorecer un mayor equilibrio", afirma la empresa.

Los contrastes culturales a veces se notan mucho, indica La Voz del Interior.

"Por ejemplo: si hay algo que está claro es que el “más o menos” no existe: los japoneses necesitan proyectar, entender el alcance de las cosas y cómo sucederán. Lo que para nosotros puede ser una indefinición aceptable, para ellos es inaceptable. Es por ello que hacen esfuerzos diarios, tanto en lo personal como en lo laboral, para adaptarse a un entorno cambiante y flexible que tanto caracteriza a los países latinos", señalan desde Nissan.

"Como equipo, tener un grupo tan cosmopolita sin dudas enriquece mucho el día a día. Es un aprendizaje mutuo y constante sobre nuestras culturas y diferencias. Desde Recursos Humanos, el mayor desafío es tener la mente abierta para ser permeables a diferentes puntos de vista", detallan fuentes de la empresa.

SECCIÓN Autos iPro