Politica

Un empresario apuntó a exfuncionarios "socios" en el lavado de dinero K

28-08-2017 Mariano Martínez Rojas habló de la operatoria que implicaba a "jueces, gente de la Aduana, de la AFIP, del Banco Central"                                                                                                                 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Mariano Martínez Rojas le apuntó a ex funcionarios kirchneristas, luego de que el juez en lo penal económico Gustavo Meirovich ordenara su captura internacional, en el marco de la causa que investiga su participación en la fuga de millones de dólares de la Argentina.

El empresario, que estuvo a cargo de Tiempo Argentino y radio América, brindó un reportaje a diario Perfil en el que se definió como "empleado de mucha gente".

Martínez Rojas detalló cómo "normalmente" operaba a través de la adquisición de cheques que "se compraban a diferentes valores, de todo tipo, de obra pública, sucio, negro. Lo que se te ocurra. Traían los cheques y se les daba efectivo. Los cheques luego se depositaban en cuentas en el Banco Patagonia".

La causa en que está imputado Martínez Rojas fue abierta por una denuncia del titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, por maniobras con las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI) creadas durante la época del cepo cambiario por el ex secretario de Comercio K Guillermo Moreno.

Al ser consultado respecto a la complicidad de ex funcionarios para dicha operatoria, respondió: "No es que hay funcionarios cómplices, hay funcionarios socios".

Y le apuntó a ex miembros de la Aduana, "a través de vínculos con (subdirector de Operaciones Aduaneras Metropolitanas, Daniel) Santana. Echegaray, que es el socio principal de todo tipo de operaciones. Sin el Banco Central no podría salir ninguna de estas operaciones y de Moreno es como preguntarme si Cristina no estaba al tanto de estas operaciones".

“Si la Justicia me da las garantías de seguridad suficientes, voy a revelar los nombres de ex funcionarios K de la provincia de Buenos Aires, Formosa y Chaco, de la Aduana y del Banco Central que lavaban dinero de la obra pública”, dijo Martínez Rojas a su entorno en EE.UU., según revelaron fuentes empresarias a Clarín.

La maniobra consistía en falsear las DJAI para simular importaciones que nunca entraron al país y se usaron para fugar dólares a precio oficial. La Aduana estima que se escaparon así "unos 10 mil millones de dólares".

"Si vos seguís los despachos vas a ir viendo bancos, jueces que firmaron autorizaciones, no son truchas las autorizaciones, es documentación real. Tenías jueces, gente de Aduana, de la AFIP, del Banco Central. Había que repartir para todos lados. Todo se pagaba", detalló el empresario que se encuentra refugiado en los Estados Unidos.

Martínez Rojas contó que tuvo un encuentro con el fiscal Carlos Stornelli, como también hubo reuniones y contactos con dueños y altos directivos de bancos. "El arreglo era con los gerentes de los bancos, y después para arriba. Si necesitás girar, no te piden mucha documentación y si salta una alerta de Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS), te avisan y dejaban descansar las empresas 30 días y la activaban de nuevo", dijo en el reportaje a Perfil.

Respecto al pedido de captura internacional, el empresario sostuvo que sólo aportará información al gobierno norteamericano.

"No confío en la Justicia argentina, me pusieron un cartel de sentencia y tengo un montón de amenazas", contó.

SECCIÓN Politica