Legales

Niegan eximición de prisión para empresario que tiene 70kg de pruebas contra los K

28-08-2017 El juez Meirovich rechazó el pedido del exdueño de Tiempo Argentino que había pedido figura del arrepentido para aportar evidencias sobre corrupción
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El juez en lo penal económico Gustavo Meirovich rechazó este lunes el pedido de eximición de prisión presentado por el empresario Mariano Martínez Rojas, a quien se le dictó la captura internacional por presuntas maniobras de lavado de dinero.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado rebatió el planteo del abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, quien pretendía que a través de este recurso su cliente, actualmente refugiado en Estados Unidos, se presente ante la justicia argentina sin quedar detenido.

El letrado buscaba que el empresario de medios regrese al país en calidad de arrepentido, para aportar información sobre las maniobras delictivas que involucrarían a exfuncionarios de las provincias de Buenos Aires, Formosa y Chaco, entre otros.

"Tenemos una valija de 70 kilogramos escondida que avala su inocencia. Va a dejar en vilo a muchas personalidades, funcionarios kirchneristas, del gobierno de Scioli y empresarios por operaciones que se llevaban adelante en una sucursal del Banco Patagonia", dijo el abogado de Martínez Rojas en declaraciones radiales.

La Justicia investiga la formación de una compleja organización que se dedicaba a adquirir dólares durante el cepo cambiario a valor oficial mediante la presentación de declaraciones juradas de importaciones (DJAI).

"La plata iba a Hong Kong y desde ahí se redireccionaba parte de la plata a los Estados Unidos. Por eso voy a aportar al gobierno estadounidense toda la información que tenga sobre todas las personas para las que trabajé en los últimos seis años y eso es lavado de dinero", relató Martínez Rojas durante una entrevista telefónica que publicó este lunes el diario Perfil.

De acuerdo con su versión, el dinero de la corrupción era girado al exterior a través de empresas nacionales que compraban en efectivo cheques "a diferentes valores" y que eran "de todo tipo, de obra pública, sucio, negro", para luego depositarlos "en cuentas en el Banco Patagonia" con las que hacían transferencias ficticias con firmas de Hong Kong.

"Era paraíso fiscal y era lo menos mirado. Se suponía que se pagaba mercadería a China", precisó al respecto Martínez Rojas durante la charla con el matutino porteño.

Meirovich le negó la baja del pedido internacional de captura al destacar que el empresario, que había adquirido el diario Tiempo Argentino y Radio América, está imputado por delitos graves como "lavado de activos" y presunto "organizador de una asociación ilícita".

Previo a la resolución del juez, el fiscal en lo penal económico Germán Bincaz había dictaminado en contra de otorgarle al empresario la eximición de prisión.

Martínez Rojas "no fue encontrado en sus domicilios registrados y a partir de las constancias de la causa se habría acreditado que se encuentra en el exterior", evaluó el fiscal.

La causa se inició en agosto de 2016 por denuncia del titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, en relación con la utilización presuntamente irregular de DJAI (declaraciones Juradas Anticipadas de Importación) como mecanismo para obtener dólares en pleno cepo cambiario durante el kirchnerismo.

La organización se encargaba de presentar en los bancos y autoridades las DJAI con lo cual les cedían sin límites dólares norteamericanos a precio oficial, y llamativamente nunca habían importado bien alguno.

"Lo expresado tuvo su relación con la finalidad de lograr y obtener el levantamiento de prohibición de compra controlada de divisas de moneda extranjera y así seguir el proceso contemplado para comprar dólares a fin de liquidar formalmente importaciones de mercadería a futuro, mediante transferencias bancarias a cuentas radicadas en el exterior", sostuvo el juez al dictar procesamientos a algunos de los involucrados.

"Estaban diseñados para que las divisas lleguen al exterior, sin que fuera constatado en este país las importaciones lícitas de las mercadería consignadas en las DJAI", agregó el magistrado.

Según se desprende del expediente, se calcula fueron unos 300 millones de dólares entre 2012 y 2015, y se utilizaron 56 empresas fantasma.

 

 

SECCIÓN Legales