Finanzas

Todo por deporte: compró un equipo de la NBA y multiplicó la inversión por 27

06-09-2017 En el año 1993 Leslie Alexander compró una franquicia por u$s83 millones y ahora la vendió al dueño de una cadena de restaurantes por nada menos que u$s2.200 millones                                                              
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
El hasta ahora propietario de la franquicia, Leslie Alexander, compró el equipo en 1993 por 85 millones de dólares.

Los Houston Rockets tienen un nuevo dueño. Tilman Fertitta, propietario de la cadena de restaurantes Landry's y cuya fortuna alcanza los u$s3.100 millones, según Forbes, ha comprado esta franquicia de la NBA por u$s2.200 millones, la cifra más elevada que se ha pagado por un equipo de la liga estadounidense en la historia. Hasta ahora, este récord lo tenía Steve Ballmer, que en 2014 desembolsó 2.000 millones para hacerse con Los Angeles Clippers de Donald Sterling.

Esta transacción llega después de que en julio de este año, el hasta ahora propietario del equipo, Leslie Alexander, anunciara que este estaba en venta. Alexander compró los Houston Rockets en 1993 por u$s85 millones, por lo que el montante por el que se ha desprendido de esta franquicia es más de 25 veces superior.

A falta de que la junta de gobierno de la NBA apruebe esta operación, esta sería la cuarta venta que tiene lugar en la competición americana desde 2014. Se suman la ya mencionada de Los Clippers y otras dos de menor potencia económica, como fueron la adquisición de los Milwaukee Bucks por 550 millones en 2014 y la de los Atlanta Hawks por 850 millones en 2015.

Actualmente, los Rockets son la octava formación más valiosa de la NBA, según Forbes, que en febrero tasó al equipo en u$s1.650 millones. Se trata de una de las ocho franquicias que en los últimos 10 años siempre ha cerrado con beneficios antes de impuestos e intereses y en el pasado ejercicio sus ingresos alcanzaron los 244 millones.

El valor medio de los equipos de la NBA no ha hecho más que crecer en los últimos años por el nuevo acuerdo que la liga cerró con las televisiones en 2015, y aunque parece que dicha revalorización se podría suavizar en las próximas temporadas, la compra de los Rockets parece una apuesta segura para Fertitta, ya que estos, además de contar con un mercado potente a sus espaldas, tienen una de las plantillas más interesantes de toda la liga.

Este verano no solo han renovado a su estrella, James Harden, por 228 millones hasta 2023, sino que también se han hecho con los servicios del base Chris Paul para intentar plantar cara a los Golden State Warriors.

 

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR