Negocios

Se amplía el grupo de las "low cost": estos son los nuevos jugadores que mostraron "credenciales" para operar en el país

07-09-2017 Un pelotón de nueve empresas oficializó el pedido de 503 rutas a explotar tanto a nivel interno como enlazadas a destinos internacionales. Con una promesa de inversión de u$s4.300 millones a desarrollar en ocho años, la noruega Norwegian se "robó" toda la atención. Avianca también competirá fuerte
Por Patricio Eleisegui
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El mercado aerocomercial de la Argentina está que arde y otra muestra de esto tuvo lugar durante gran parte de la jornada del miércoles.

En el marco de una nueva audiencia pública convocada por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), un pelotón de nueve empresas oficializó el pedido de hasta 503 rutas a explotar tanto a nivel interno como enlazadas a destinos internacionales.

Aunque con matices, las compañías hicieron visibles sus pretensiones en la actividad, además de aportar distintos detalles respecto de cómo harán efectivo los servicios si finalmente los permisos de explotación resultan extendidos.

Las exposiciones que atrajeron el mayor interés correspondieron a las dos "peso pesado" en condiciones de volar de inmediato: la noruega Norwegian y Avian, la subsidiaria de la colombiana Avianca.

La primera "blanqueó" que apunta a operar 155 itinerarios desde un total de 90 aeropuertos distribuidos entre Argentina, la región y el resto del mundo. La estrategia local de la europea contempla la creación de hasta 3.200 puestos de trabajo en un lapso de cinco a ocho años.

Durante la jornada promovida por ANAC, Diego Ferrari, representante local de Norwegian, detalló un plan de acción que contempla inversiones por u$s4.300 a desarrollar en el período ya mencionado.

"No venimos a inventar nada. Somos parte de un grupo que ya viene haciendo esto. Venimos a la Argentina a replicar lo que ya hacemos en el resto del mundo", aclaró el ejecutivo.

"Tenemos 130 aviones en la flota, todos de última generación, que ya están disponibles para la operación local. Además, esperamos por la entrega de otros 254 aviones que se irán sumando. La edad promedio de nuestros aviones está en los tres años y medio máximo. Nuestro servicio ya es de última generación”, añadió.

Una vez que le sea entregado el aval para comenzar a volar, Norwegian operará en primer término una flota de seis aeronaves Boeing 737-800, a los que luego se sumarán otros 15 aparatos. La intención de la firma es transportar a más de 2,2 millones de pasajeros sólo en su primer año de operaciones en la Argentina.

Rutas que pretende la firma:

En cuanto a Avianca, voceros de la colombiana anticiparon que la firma invertirá u$s160 millones en una primera etapa. Y que la aérea operará con una flota de seis ATR72-600 para itinerarios locales y dos Airbus A320 de cara a prestar vuelos de mayor recorrido.

"Se prevé crear 1.100 puestos de trabajo directos entre tripulantes, mecánicos, despachantes de aeronaves, personal de tierra y administrativos. Y otros 4.500 indirectos. Todo en el marco de un plan de acción que, además de Buenos Aires, tendrá como 'hubs' a los aeropuertos de Córdoba y Tucumán", precisaron desde la empresa.

En la audiencia pública del miércoles, los representantes de la compañía se esforzaron en aclarar que Avianca operará a la inversa de las ofertas "low cost". En concreto, la firma brindará catering a bordo, permitirá acumular millas y se manejará de la manera "tradicional" con el equipaje. Avianca apunta a operar casi 40 nuevos recorridos.

Expectativas de empleos a generar por la colombiana:

 

Más protagonistas
Otra de las compañías que expuso su estrategia fue Buenos Aires International Airlines, vinculada  los hermanos Juan y Christian Maggio, expropietarios de Southern Winds. Durante el evento tomó la palabra Diego García Laborde, su CEO, quien explicó que la firma hará foco principalmente en el nicho del turismo receptivo.

"Vamos a volar a muchos destinos pero con pocas frecuencias. Tendremos un régimen semanal, quincenal y mensual, dependiendo el caso. Contaremos con un 'hub' en Córdoba y operaciones en Ezeiza. El modelo no será 'low cost'", remarcó.

García Laborde destacó que el servicio de Buenos Aires International Airlines "no tendrá cargos ocultos", dado que el público a captar corresponderá a “pasajeros que demandarán amplias posibilidades de equipaje, comidas y entretenimiento".

Entre otros itinerarios, Buenos Aires International Airlines (nombre comercial) pide  explotar Ezeiza-Nassau (Bahamas) y Martinica-Buenos Aires. Además, propone vuelos a Málaga (España), Nápoles (Italia), Isla de Sal (Cabo Verde), Tahití (Polinesia Francesa) o Luxemburgo.

La empresa Polar, por su parte, procurará combinar prestaciones de pasajeros y carga. Su titular, Ricardo Barbosa, comentó que tiene como desafío transformar a la empresa en un actor de relevancia en el ámbito del traslado de mercaderías. "Podremos sustentar los servicios de pasajeros con esta inclusión de cargas", dijo.

La intención del empresario es establecer un corredor de cargas entre Buenos Aires y Miami. Una particularidad de Polar es que ya notificó que operará desde el aeropuerto Valle de Conlara, en la provincia de San Luis.

Barbosa solicitó 44 itinerarios domésticos, 31 internacionales y 4 rutas de carga exclusiva. También notificó que algunos de estos vuelos partirán del hoy inactivo  aeropuerto de la ciudad de La Plata.

"Vamos a tomar a 1.200 personas y capacitarlas para dar el mejor servicio", anticipó el empresario. Por el momento, la firma cuenta con un solo avión en condiciones de prestar servicio.

La intención de Polar, en una lámina expuesta en la audiencia:

Por su parte, Grupo Lasa, en tanto, solicitó explotar cinco rutas en la Patagonia y el sur de Chile. Pretende unir Neuquén con Temuco y Puerto Montt. También activaría una escala a Bariloche.

Lasa inició actividades en el rubro transporte en el último trimestre del año pasado, y en el sector aéreo la vinculan con capitales provenientes de la explotación petrolera. Respecto la estrategia de esta firma, Gustavo Torchia, su gerente de Asuntos Legales, aseguró que Grupo Lasa ya desembolsó u$s10 millones para el inicio de operaciones de la aerolínea.

"Tendremos oficinas comerciales y presencia en 17 aeropuertos patagónicos. La oferta estará en el orden de las 900.000 butacas anuales. La inversión total en distintas etapas será de u$s73 millones", enfatizó.

Otras que se suman
Royal Class
es otra de las que se presentó en la audiencia pública. A través de Just Flight, solicitó el manejo de 10 itinerarios. Desde la compañía indicaron a iProfesional que, de acceder a las rutas pedidas, la operación la llevarán a cabo con "“cuatro aeronaves del tipo Fairchild Metro III de 19 asientos".

Especificaron que "serán adquiridas a través de un contrato de leasing desde el exterior" y que controlará sus vuelos desde Aeroparque.

"La idea es empezar a brindar servicios a partir de diciembre de 2017. Nuestra inversión en aeronaves está estimada en u$s8 millones. Tenemos la ventaja competitiva de ya estamos operando y conocemos el negocio aéreo”, argumentó Miguel Livi, titular de Royal Class, durante su exposición en el evento.

Su intención es desarrollar itinerarios como Buenos Aires-Santa Rosa, Buenos Aires-Sunchales-Reconquista, Buenos Aires-Punta del Este, Buenos Aires-San Rafael-Mendoza, Buenos Aires-Tandil, o Buenos Aires-Villa Gesell.

Just Flight pidió algunas de estas rutas:

Más actores que se suman: Servicios Aéreos Patagónicos (SAPSA) es la firma con la que una empresa de ómnibus de larga distancia –que opera bajo el nombre de Vía Bariloche– pretenderá incursionar en el negocio de los vuelos baratos.

SAPSA solicitó 41 rutas, entre ellas varias internacionales. Lo particular del caso es que volaría a Lisboa con unidades CRJ 200, según lo divulgado por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Los expertos señalan que esto es algo técnicamente imposible, dado que se trata de aparatos con autonomía sólo para destinos de cabotaje.

Otra compañía que busca incursionar en el escenario aerocomercial es Servicios y Emprendimientos Aeronáuticos (SEA). La firma cuenta con experiencia en el manejo de taxis aéreos y pidió explotar vuelos no regulares a definir.

SEA tuvo su aparición mediática en noviembre del año pasado, cuando la Justicia allanó sus oficinas para evaluar el tipo de servicios prestados a la gobernación bonaerense bajo el mandato de Daniel Scioli.

El último nombre de quienes presentaron sus planes de negocios corresponde a ArgenJet. La firma no exigió rutas específicas pero sí solicitó "autorización para explotar servicios no regulares internos e internacionales de carga exclusiva utilizando aeronaves de gran porte Boeing 727-200F Cargo".

El incremento en el número de actores que pretenden marcar el paso en el mapa de vuelos de la Argentina deja en evidencia que, aunque resta conocer detalles de la operatoria del grueso de estas compañías, el nicho aerocomercial lidera las preferencias de una masa de inversores en continua expansión.

Hacia adelante, la expectativa está puesta en dilucidar cuál de todas estas compañías será la que haga el movimiento final y coloque en el aire el primer avión de esta nueva etapa.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR