Actualidad

Revolución en el negocio de la cerveza: Quilmes paga u$s300 millones para hacerse de una importante marca

06-09-2017 La operación, que todavía tiene que ser aprobada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, además incluye un inédito intercambio de reconocidas etiquetas                                                                                
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

AB InBev, propietaria de Cervecería y Maltería Quilmes, informó que firmó un acuerdo con CCU Argentina para integrar la marca Budweiser a su portafolio.

Sucede que, desde el año 2008 y hasta el 2025, CCU Argentina tiene la licencia para producir y comercializar Budweiser en Argentina, una de las principales marcas del grupo AB InBev en el mundo.

Como contraprestación, AB InBev pagaría u$s306 millones CCU Argentina, que además pasaría a adquirir las marcas Isenbeck, Iguana, Diosa, Norte y Báltica.

"Esta operación representa una oportunidad para incrementar el peso de marcas de su propiedad en su portafolio en Argentina, y así mejorar su posición como competidor vigoroso en dicho mercado", aseguraron desde esta última compañía.  

La CNDC, con la última palabra
Según informó esta AB InBev a través de un comunicado, ambas empresas "presentarán la operación ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) para su aprobación, que contempla un período de transición para un traspaso ordenado de las marcas". 

Cabe destacar que en octubre de 2016 se completó la combinación de AB InBev y SABMiller (propietaria en el país de Cervecería Argentina Isenbeck).

Desde el grupo afirmaron que esta operación "fue aprobada en más de 30 mercados en el mundo como Estados Unidos, Europa, Sudáfrica, China, Colombia y Ecuador". 

Sin embargo, en la Argentina, "la operación está sujeta al análisis de la CNDC y por el momento Cervecería Argentina Isenbeck continúa operando de manera independiente".

Esta última firma tiene aproximadamente un 3,5% de participación en el mercado cervecero nacional y emplea aproximadamente a 500 personas en su planta de Zárate, Provincia de Buenos Aires.

"En caso de que el acuerdo sea aprobado por la CNDC, Cervecería y Maltería Quilmes asume el compromiso de mantener las fuentes de trabajo y la operación de la cervecería", informaron a través de un comunicado, dado que la transacción no incluye el traspaso de la fábrica. 

Desde CCU Argentina informaron que, "con el objeto de realizar una transición ordenada", la compañía producirá para AB InBev "todo o parte del volumen de Budweiser por hasta un año".

Como contrapartida, los dueños de Quilmes harán lo propio con Isenbeck durante el mismo período, al tiempo que le elaborarán y distribuirán a CCU el resto de las marcas por un lapso de hasta tres años. 

 

 

SECCIÓN Actualidad