Marketing

Telefónica dará el control de sus datos a sus clientes argentinos

11-09-2017 Forma parte de una iniciativa basada en el uso de inteligencia artificial para mejorar la interacción con los clientes, sean usuarios finales o empresas
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

A principios de 2018 Telefónica pondrá en marcha en la Argentina la plataforma de control de datos personales Aura, que permitirá a los clientes definir qué hacer con esa información que generan a través de sus dispositivos móviles.

Será una de las estrategias de la compañía en el marco del inicio de la primera fase de la competencia de todas las empresas de telecomunicaciones en todos los servicios, desde telefonía móvil a televisión paga pasando por banda ancha y servicios fijos.

Aura forma parte de la iniciativa de Telefónica conocida como Cuarta Plataforma, basada en el uso de inteligencia artificial para mejorar la interacción con los clientes, sean usuarios finales o empresas. Aura es la pata de relación con el consumidor, el B2C, en términos de negocios.

Lo que pretende la operadora es que, a partir de tener en forma transparente esa relación con su cliente, ellos opten por preferir sus servicios y fidelizarlos.

Así lo confirmó Chema Alonso, Chief Data Officer (CDO) de Telefónica, a cargo de la seguridad de los datos, la innovación de las plataformas y la ciberseguridad de la compañía, quien de este modo negó que vayan a comercializar los datos que generan sus clientes.

La información a la que refiere el ejecutivo es la relativa a la que generan los usuarios cuando, por ejemplo, instalan una aplicación y autorizan permisos, a la que se produce con la geolocalizacación o, inclusive, cuando se mueven y van usando los servicios y, para ello, se activan las distintas celdas móviles, entre otros.

"El cliente que decida irse de la compañía lo hará con sus datos en su chip. No queremos que sean cautivos. Pero si un cliente genera datos en Telefónica y quiere que esos datos se usen fuera d elos servicios de Telefónica tiene que tener esa posibilidad", advirtió Alonso. Para la empresa significará una nueva manera de vincularse con sus clientes pues habrá una mayor interacción con ellos.

Sin embargo, los datos masivos que generarán los clientes de forma anónima -como sus movimientos en horas pico, los momentos en que se dan mayores interacciones, etc- sí se comercializarán a través de Luca, la unidad de negocios B2B.

"Esa información sí se venderá como servicios a empresas que necesitan tomar decisiones en base a datos", amplió Alonso. E ilustró con casos en donde es posible cruzar datos de contaminación con los de mayor movimiento de personas en determinados momentos para tomar medidas tendientes a mitigar esa situación. O determinar, tal como ocurre con un trabajo que realizan con Unicef, en dóde podrían darse picos de malaria de acuerdo a los traslados de las personas.

En otras palabras, se trata de una tarea idéntica a la que realizan las empresas de Internet como Google y Facebook, que venden a empresas los datos de navegación de los usuarios aunque sin identificarlos. El énfasis puesto por Telefónica en que los datos son propiedad de los usuarios y ellos deciden qué hacer con esa información es lo que la diferencia de los gigantes de la Red.

La estrategia de Cuarta Plataforma, entonces, basada en inteligencia artificial, habilita los servicios de Aura, orientados al usuario final, y de Luca, destinados a las empresas.

Los servicios de Aura se pondrán en marcha, como se dijo, en los inicios de 2018 y será uno de los aspectos que la compañía hará pesar en el marco del inicio de la competencia por los servicios convergentes.

Casi en paralelo a la activación de estas nuevas prestaciones en la Argentina, AURA se pondrá en marcha en Brasil y en Chile, en lo que es América latina, y en Alemania, Gran Bretaña y España, dentro del continente europeo. Fue presentada oficialmente en la última edición del Congreso Mundial de Móviles de Barcelona, en febrero pasado, de la mano del presidente de la compañía, José María Alvarez Pallete.

La puesa en marcha de la plataforma llevó a la compañía a encarar en los últimos cinco años una inversión global de unos u$s40.000 millones orientada a armonizar los sistemas de las filiales que posee en todo el mundo, sin olvidar que en cada subsidiaria en particular se deben atender las regulaciones propias de cada país.

SECCIÓN Marketing