Autos iPro

Borgward ya tiene representante en la Argentina y lanzará dos SUV en 2018

11-09-2017 La marca, que fue fabricada en el país en los 60', firmó un acuerdo para su desembarco de manos de un empresario que ya lidera varios concesionarios 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El fabricante de automóviles Borgward, con sede en Stuttgart, Alemania, inicia a partir de este año sus operaciones en la Argentina.

La representación exclusiva estará cargo de la empresa Stuttgart Motors, quien comercializará sus modelos a partir del primer cuatrimestre del 2018, a solo unos meses del inicio de ventas en Alemania.

Los primeros vehículos a ser vendidos en el mercado argentino serán los modelos Utilitarios Deportivos SUV BX7 y BX5 de la marca.

La sociedad local está integrada por Juan Tolosa y Alberto García Carmona, dos empresarios del rubro.

"Estamos muy contentos de que nuestro inicio de operaciones en Latinoamérica sea en Argentina donde la marca tiene una larga tradición de calidad y aún existen aficionados a Borward después de tanto tiempo", afirmo el CEO de la empresa a nivel mundial Ulrich Walker.

El fabricante de automóviles con sede en Stuttgart tiene más de 5.000 empleados y ha tenido ingresos por algo más de 1,5 mil millones de Euros en los últimos doce meses.

Borgward espera a partir del 2018 obtener un nuevo impulso con su ingreso en el mercado en Europa, Medio Oriente y Sudamérica, así como del lanzamiento de nuevos modelos como el coupé deportivo BX6 y variantes de la BX7 y la BX5.



La marca tuvo su presencia en la Argentina en 1954, como un joint-venture de Carl F. Borward HMBH y IAME (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado) destinado a equipar al recordado Rastrojero.

El motor era fabricado en la planta que Borgward tenía en la localidad de Isidro Casanova, provincia de Buenos Aires, a un ritmo de producción de 20 unidades por día con casi 800 empleados.

La fabricación del automóvil Isabella se realizaba en la provincia de Córdoba, donde se integraba a los motores argentinos, componentes locales (cristales, baterías, neumáticos) y el resto de las piezas provenientes de Alemania.

La producción comenzó en 1960 en pleno auge del desarrollo de la industria automotriz argentina con un plan de producción de 500 unidades para ese año.

SECCIÓN Autos iPro