Ahora Brasil

Petrobras inicia retirada del sector de fertilizantes

11-09-2017 Este proceso se enmarca en el plan de venta de activos de Petrobras, puesto en marcha en 2015, con el que el gigante energético pretende reducir su tamaño y adecuarse a una coyuntura negativa provocada por la caída de los precios internacionales del crudo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
La petrolera brasileña Petrobras anunció este lunes que inició el proceso para vender dos de sus mayores plantas de fertilizantes, como primer paso de un proyecto por el que se propone abandonar totalmente este sector.

Petrobras, la mayor compañía de Brasil y de control estatal, informó en un comunicado de que puso en marcha un concurso para ofrecer en venta las empresas Araucaria Nitrogenados (Ansa) y Unidad de Fertilizantes III (UFN III), dos subsidiarias integrales dedicadas a la producción de fertilizantes para la agricultura.

Ansa, una empresa con planta en Araucaria, ciudad en el sureño estado de Paraná, fue comprada por Petrobras en diciembre de 2012 por u$s234 millones al gigante minero Vale. La compañía produce urea y amoníaco, entre otros fertilizantes.

La empresa de Araucaria, que utiliza residuo asfáltico (RASF) como materia prima, tiene capacidad para producir 1.303 toneladas diarias de amoníaco y 1.975 toneladas diarias de urea. También produce 450 metros cúbicos del Agente Reductor Líquido Automotor (ARLA 32), un químico usado para reducir el óxido del nitrógeno emitido por el escape de gases de los vehículos de gran porte.

La UFN III es una fábrica que Petrobras comenzó a construir en 2011 en las ciudad de Tres Lagoas, en el estado de Mato Grosso do Sul, y que, según la compañía, está en un 80,95% concluida pese a que las obras fueron suspendidas en diciembre de 2014.

Petrobras posee otras dos fábricas de fertilizantes nitrogenados en los estados de Sergipe y Bahía en las que también produce amoníaco y urea.

La venta de las dos primeras unidades, que será hecha en conjunto, forma parte del Plan de Desinversiones anunciado por Petrobras el año pasado y está enmarcado "dentro del objetivo estratégico de la empresa de abandonar la producción de fertilizantes", según el comunicado.

A través de su ambicioso plan de venta de activos, puesto en marcha en 2015, Petrobras pretende una reestructuración para reducir su tamaño y adecuarse a una coyuntura negativa provocada por la caída de los precios internacionales del crudo en los últimos años.

Para el período 2017-2018, la estatal espera vender activos por valor de u$s21.000 millones, que se sumarán a los u$s13.600 millones obtenidos con las ventas en el bienio inmediatamente anterior.

SECCIÓN Ahora Brasil
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR