Marketing

Llegan los "combos tecno" para todos: la competencia de las telco será por servicios "siete play"

15-09-2017  A menos de 120 días del inicio de la competencia de las telecomunicaciones en parte del país las compañías buscan empaquetar servicios. ¿Cuántos servicios podrán montarse en esas redes? ¿Qué velocidad tendrán esos cambios? ¿Qué contratan los distintos públicos? ¿Cómo son los consumos hoy?
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Nada de cuádruple play. El 1° de enero de 2018 comenzará en la Capital Federal, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba una competencia mucho más compleja. Si hasta ahora sólo podíamos tener de algunos operadores doble o triple play, el año próximo la pelea pasará por el heptaplay o "siete play"

La competencia de las redes es y será algo mucho más sofisticado que, simplemente, integrar en un mismo caño telefonía fija, móvil, banda ancha y televisión paga, tal como se lo conoce hasta ahora en estas pampas.

También se medirá respecto de los servicios que se monten sobre ese gran ducto, y que hoy muchos argentinos vienen usando con mucha naturalidad: streaming de video, de música, servicios de seguridad, de mensajería, de almacenamiento de datos y hasta incipientes aplicaciones de domótica, esas prestaciones que permiten controlar el funcionamiento del hogar.

Por eso, si a los cuatro servicios básicos de las redes se suman sólo los dos streaming y uno de mensajería o de seguridad, los más populares entre las propuestas comerciales, cuando esta competencia se inicie será por mucho más que los dedos de una mano. Y ni hablar cuando a partir de 2020 comiencen a operar las primeras redes de internet de las cosas (IoT), también conocidas como 5G, porque la propuesta será más amplia. Un tema aún demasiado prematuro en la Argentina cuando ni siquiera se ha definido el espectro que soportará a esta nueva tecnología.

Más allá de esto, el agrupamiento fue, es y seguirá siendo real. "Los operadores comienzan a agrupar muchos servicios para llegar al consumidor con una oferta e valor más atractiva", dijo Agustina Di Genaro, gerente de proyecto telco de Business Bureau (BB) durante un encuentro que reunió a los actores del mercado de televisión.

La paquetización de servicios no es nueva. Sólo que a partir de ahora se verá incrementada. Basta echar un vistazo sobre las propuestas comerciales de los principales jugadores del mercado para dar cuenta de lo que está ocurriendo y de cómo estas iniciativas se podrían potenciar a partir del año próximo.

El que expone más fuertemente el empaquetamiento de servicios varios es Telecentro, que a la TV digital suma 30 MB con conectividad WiFi, 2.500 minutos libres de telefonía y a esto suma la chance de convertir el televisor del hogar en un smart a través de la provisión de un dispositivo idéntico al Chromecast de Google.

Telefónica también es contundente en la provisión de varias prestaciones. A su plan Dúo (telefonía y banda ancha) agrega Napster, On Video, seguridad, almacenamiento, Aula 365 más los contenidos de Los Creadores. Ya son siete servicios sin incluir la telefonía móvil y los futuros servicios que la compañía prevé lanzar en el país el año próximo en el marco de la convergencia, como AURA, que permitirá a los clientes gestionar sus datos personales. Todo una novedad en un tema que, de a poco, irá creciendo por nuevas regulaciones y mayor concientización de parte de los usuarios y que obligará a todos los actores del mercado a tomar cartas en el asunto.

Cablevisión, por su parte, tiene todas sus fichas puestas en los paquetes que suman acceso a internet con Flow, el servicio considerado por la compañía como la evolución de la televisión, y que permite ver la televisión a demanda, en vivo y acceder, además, a un catálogo de contenidos exclusivos, como la producción de series propias: La fragilidad de los cuerpos, Un gallo para Esculapio, Divina y El Maestro son dos ejemplos de ello.

Flow es considerada la plataforma de streaming más potente de América latina al incorporar 300 señales de video, de cuales 151 son live streaming, es decir, que transmiten en vivo. "Esto la convierte en la plataforma de OTT (over the top, que emiten video a demanda) más importante de la región, por encima de la mexicana Total Go, que cuenta con 69 señales de live streaming, y Vemox, que posee 68 canales en esa modalidad", dijo Laura Maffi, líder de proyecto de Business Bureau.

Claro, en tanto, continuará en principio con su estrategia de ofrecer empaquetados a su servicio de telefonía móvil y de telefonía móvil más hogar, sus servicios Claro Video y Claro Música. La compañía entiende que estas prestaciones deben formar parte de cualquier estrategia comercial y que estar conectado sólo se comprende en el marco de acceder a estos servicios de valor.

Cambio de hábitos
El empaquetamiento de servicios será clave hacia adelante. Más cuando hay segmentos de público que ya no se interesan por contratar ciertas prestaciones. Y algunos números así lo muestran:

-el consumo semanal promedio de contenido en las diferentes plataformas es de seis horas.

-seis horas corresponden a la TV abierta.

-10 horas son para Netflix.

-12 horas son para la televisión paga.

De modo que estos datos serán tenidos en cuenta por aquellos que pondrán el foco de su estrategia en el mundo del video y la televisión.

A esto hay que sumar que, siguiendo los datos de Business Bureau

-48% de los jóvenes de 25 a 34 años no contrata servicios de telefonía fija.

-más del 30% de los usuarios con Smartphone usa Spotify.

-el 82% de los usuarios de telefonía móvil emplea Whatsapp.

-el promedio de velocidad de banda ancha más usado es de 6 a 10 MB.

-sólo el 2% de los más de 7 millones de conexiones de banda ancha existentes en el país tenía 50 MB de velocidad, a diciembre de 2016.

La velocidad es valorada, justamente, para ver contenidos on line. También que se trate de un acceso estable, que no se corte. Y será justamente de eso de lo que dependerán los futuros servicios de valor agregado que sumen en los combos múltiples.

"Hay varios elementos interesantes en las propuestas de servicios múltiples. Se dan ahorros en las empresas que pueden trasladarse a los clientes, y las compañías también tienen ganancias. Representan una ventaja real", dijo a iProfesional, Ignacio Perrone, gerente de investigación de Frost & Sullivan.

"La paquetización sirve para servicios similares. Por ejemplo, si el cliente final es un hogar es muy fácil hacer ofertas atractivas que combinen dos o más servicios a cambio de un descuento para el cliente. Es por esta razón que se observa un incremento en los servicios que contrata un abonado a su proveedor de internet", aseguró, por su parte, José Otero, director de 5G Américas.

Para el experto, el problema es cuando un paquete se incluye un servicio dirigido a un individuo, tal como ocurre con el celular que en países como la Argentina tiene a su mercado mayormente en el segmento prepago.

"Agregar líneas celulares de contrato a una oferta convergente no significa mayor problema, hacerlos con cliente prepago, sí", añadió. Razón por la que se verá a los prestadores móviles a hacer esfuerzos gigantes por llevar a cada vez más porciones de clientes al abono. En la actualidad, entre los tres prestadores móviles tienen el 70% del mercado en el segmento prepago.

Por eso la necesidad de contar con redes fijas robustas. De lo contrario no habrá chance de que las propuestas sean competitivas. Y a riesgo de ser reiterativa: Si la banda ancha es mala, o no es ancha, no será posible brindar alternativas de valor para los distintos segmentos de público. De ahí la importancia de que el grueso de los operadores del mercado inviertan en sus infraestructuras de red, básicamente en la tecnología de fibra óptica.

La competencia que se inicie a partir de 2018, en su primera fase, será una muestra de cómo se irán planteando las estrategias en el marco de una competencia que, hasta ahora, es inédita en el país. No sólo porque desde el Estado no se promovieron nuevas medidas en tal sentido desde el año 2002 hasta 2015 sino porque a las empresas tampoco les gusta mucho medirse en relación con sus rivales.

Habrá cambios, sí. Pero no al mismo ritmo con que los usuarios querrían que se incrementen las velocidades de los accesos de banda ancha residenciales. "La velocidad del cambio va a ir más lento. Es por un tema tecnológico y competitivo de las redes, y también de las empresas en el marco de su estrategia de competencia", añadió Perrone.

Recordó que, hasta hace un tiempo, Cablevisión actuó como dinamizador de la oferta en el mercado de banda ancha pero que a partir de la fusión, en pleno proceso de aprobación por parte de las autoridades regulatorias, "habrá que ver si son disruptores", se preguntó.

En el mientras tanto, todos están mirando de qué manera iniciarán la nueva carrera a partir de 2018 en Capital Federal, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Y según cómo vayan dándose las cosas, la bandera verde se ampliará al resto del país en 2019. Pero todavía es prematuro. Hay que ver cómo comenzará la nueva etapa. Los combos de múltiples servicios serán parte de la principal estrategia que vea luego del próximo brindis de fin de año.

 

SECCIÓN Marketing