Impuestos

Presupuesto polémico: Dujovne y Kicillof se cruzaron en el Congreso por la metodología para medir el déficit fiscal

19-09-2017 El ministro de Hacienda y su par de Finanzas, Luis Caputo, se presentaron ante la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados para brindar detalles sobre los principales lineamientos económicos y financieros del Gobierno para el año próximo y se cruzaron con el diputado K
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Finanzas, Luis Caputo, se presentaron ante la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados para brindar detalles sobre los principales lineamientos del Presupuesto 2018.

El paso de ambos funcionarios no pasó inadvertido por la oposición, que cuestionó a los hombres del gobierno de Mauricio Macri.

Caputo fue el primero de los ministros en hacer uso de la palabra para descartar de plano un "ajuste" fuerte de la economía, el ratificó que será gradual. "Vamos a llegar al equilibrio fiscal, el tema es la forma, nosotros lo vamos a hacer de forma gradual, porque es lo más digerible para los argentinos. Habrá opinólogos que quieren que se haga en un año. Nosotros creemos que eso no genera mejores condiciones para los argentinos", sostuvo.

Quien salió al cruce fue el diputado kirchnerista Axel Kicillof, quien acusó al Gobierno de subestimar el "ajuste" que ejecutarán.

Kicillof tomó la palabra cuando promediaba la reunión y cuestionó la mayoría de las proyecciones realizadas por el Gobierno, al acusar a la administración macrista de cambiar "tres veces" la metodología de medición del rojo fiscal.

"Ustedes deben reconocer que en 2015 hubo un déficit fiscal de 1,5 puntos del Producto y ustedes lo llevaron en 2016 al 2,2 y ahora a 4 puntos. Ustedes tienen que admitir que incrementaron el déficit por medidas equivocadas", dijo Kicillof.

El exministro de Economía aseguró que el proyecto de ley del Ejecutivo subestima el ajuste del gasto público que realizará en 2018 porque plantea que será del 1% del Producto, cuando "en realidad alcanzará el 2,6%, será más brutal y contra sectores como la educación, la ciencia y la promoción del empleo".

El actual diputado K estimó que el ajuste de tarifas que se aplicará a partir de enero será del 50%, por lo que se acumulará un alza del 1.400% desde la asunción de Macri, debido a una intención de "dolarizar las tarifas".

Ante la arremetida, Dujovne reaccionó y lo interrumpió para decirle que el único cambio de metodología que hizo el macrismo desde que accedió al Ejecutivo fue "decir la verdad" sobre la situación de la Argentina.

Tras la interrupción de un Dujovne casi fuera de sí, Kicillof prosiguió acusando al Gobierno de haber aumentado la deuda de forma "irresponsable" en casi u$s100.000 millones en menos de dos años y de pagar comisiones multimillonarias por ello a los bancos intervinientes en las operatorias.

Ya más tranquilo, el actual ministro de Hacienda tomó el micrófono y devolvió el ataque: "No puedo hacer más que ratificar lo dicho por Kiciloff. Hemos hecho un cambio metodológico muy importante que afecta a toda la contabilidad nacional y al sistema de precios y es ni más ni menos que decir la verdad".

"Creemos que ese cambio es muy relevante y estamos convencidos de que la sociedad Argentina también cree lo mismo", sostuvo el ministro de Hacienda.

A su turno, Caputo precisó que las comisiones pagadas en la emisión de deuda por el macrismo son "de un décimo" de lo que pagaba el kirchnerismo y que las tasas de interés son de un tercio teniendo en cuenta los bonos tomados por Venezuela años atrás.

También interpelaron con preguntas y cuestionamientos a los ministros los diputados Diego Bossio (PJ), Pablo López (PO), Alicia Ciciliani (PS) y Marco Lavagna (FR) pero ninguno de los intercambios igualó el clímax de tensión que provocó el cruce entre el exministo de Economía y el actual de Hacienda. 

La reunión duró alrededor de cuatro horas.

Meta fiscal y deuda
Durante  la exposición, Caputo también garantizó que el Gobierno "va a cumplir siempre" con las metas fiscales, para que no esté "en juego la credibilidad" del país.

"Las metas fiscales las vamos a cumplir siempre. No nos podemos desviar porque está en juego la credibilidad. Y la credibilidad es lo que hace bajar el riesgo país", sostuvo el funcionario.

Según el ministro de Finanzas, "venimos de un riesgo país de más de 12 mil puntos y hoy estamos en 375. Estimamos que para 2024, vamos a estar cerca del grado de inversión".

Además, el funcionario nacional aseguró que la Argentina "se está financiando a las tasas más bajas de nuestra historia". Y estimó que la deuda bruta llegará al 58,6% del PBI a fin de año.

Según Caputo, "el reordenamiento financiero nos permitió llegar con préstamos a tasas y plazos nunca vistos para la gente y las pymes. Y hoy vivimos un boom de créditos".

Por otra parte, puntualizó que la deuda bruta representará el 58,6% del PBI hacia fines de 2017. En ese sentido, vaticinó que de 2015 a 2018, la deuda bruta "aumentará alrededor de 5 puntos, a menor ritmo que los cinco años anteriores". Y comentó que de 2011 a 2015, la deuda bruta había subido "casi 15 puntos".

También afirmó ue la deuda está creciendo en torno a 1,6 puntos del PBI al año desde que asumió Mauricio Macri y el Gobierno proyecta que en 2020 el rojo fiscal será eliminado, por lo que en ese momento comenzará un proceso de reducción del pasivo público.

"La deuda neta se va a estabilizar en 2020 y desde ahí comenzará a descender", dijo Caputo, y agregó que el pasivo "es sostenible y el objetivo es emitir proporcionalmente cada vez menos deuda en dólares y más en pesos".

Otro funcionario que también expuso fue el secretario de Política Económica, Sebastián Galiani, quien aseguró que "hemos roto el ciclo de crecer un año y caer al otro".

"En el mediano y largo plazo, el crecimiento es un resultado de la productividad. En la medida en que el trabajo se vuelve más productivo, aumenta el producto per cápita", señaló el funcionario y dijo que "hace varias décadas" que "era muy bajo o nulo el crecimiento de la productividad".

Inflación, déficit e inversión
Posteriormente, el ministro Dujovne, que ya había estado el viernes último ante la Cámara baja para una presentación breve del plan de recursos y gastos previstos para el año que viene, explicó que “es un presupuesto que confirma el proceso de reordenamiento de la macroeconomía para que el crecimiento sea sustentable”.

Respecto a las cifras de las proyecciones afirmó que “en el 2017 la economía cerraría con un crecimiento del 3%, un incremento de 10% en la inversión,  fenómeno que no se verifica desde el año 2011”.

Para el próximo año, dijo que “se prevé un crecimiento del PBI de 3,5% y un aumento de la inversión bruta del 12%”. 

Otros de los temas destacados fue la inflación: “Prevemos que seguirá bajando y por eso vamos a trabajar en función de las metas de inflación del Banco Central que para el 2018 prevén un objetivo de 10% con un desvío hacia arriba o hacia abajo de 2 puntos porcentuales”.

En esta línea, Dujovne destacó que “los tres objetivos prioritarios en nuestra política fiscal son reducir el déficit para tener cuentas públicas sostenibles y así ordenar la macroeconomía; resolver las deudas en infraestructura y sociales heredadas, y converger hacia un sistema tributario más simple, eficiente y equitativo”.

En lo que refiere a los recursos, el ministro de Hacienda señaló que “prevemos un aumento en la recaudación en aportes y contribuciones a la seguridad social del 22%; del IVA del 21%; en ganancias del 21%; y en el impuesto a los débitos y créditos del 19%, con lo cual los ingresos de la administración pública nacional crecerían al 19 % interanual”.

“Por primera vez, en el 2017, ha bajado el déficit fiscal, el gasto público en relación al PBI, la presión tributaria y en simultáneo la economía crece y la inflación baja”, valoró.

En ese sentido, agregó: “Tenemos un fuerte aumento de gasto en infraestructura, con un incremento del 17% nominal, que representa 2,6% del PBI. Y si consideramos el realizado por el sector privado más el que se lleva a cabo a partir de programas de participación público-privada va a situarse en el año 2018 en el 3,5% del PBI, permitiendo continuar con el ambicioso programa de reconstrucción de la infraestructura pública de la argentina”, enfatizó.

Luego sostuvo que "lo que sería insostenible es ir a un déficit el año próximo que el que tuvimos el año pasado", por lo que ratificó, "es imprescindible seguir bajando el déficit".

Además, defendió que se incluya en el Presupuesto 2018 que el Banco Nación transfiera $20.000 millones al Tesoro, las cuales se prevé que se vuelquen a obras públicas.

Sobre los aumentos de tarifas, dijo que "tenemos los mecanismos, pero no los montos" pero que serán inferiores a los de este año.

En otro pasaje de su alocución, indicó ministro de Hacienda que la inversión en la Argentina, con relación al PBI, es "insuficiente", y debería llegar "por lo menos" al 20%.

"La inversión a PBI en 2018 llegará a 17,1%, dos puntos por encima del promedio que tuvo durante el Gobierno anterior. Es una cifra todavía insuficiente, ya que debería ser por lo menos del 20%. Pero al menos es un primer paso", sostuvo el funcionario.

Dujovne señaló además que "venimos de una tasa de inversión estancada durante muchísimos años".

Al referirse a las provincias, el ministro ratificó que “vamos a generar un fuerte incremento del gasto en las, principalmente a través del plan Belgrano, que va alcanzar en el 2018 los 350 mil millones de pesos, siendo una de las iniciativas prioritarias del Gobierno para corregir los desbalances territoriales en el país”, finalizó.

La reunión se desarrolló en el segundo piso del anexo C de Diputados y fue encabezada por el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, el macrista Luciano Laspina.

Justamente, el diputado Luciano Laspina (Cambiemos), consideró que “es un Presupuesto razonable y realista que permite articular los múltiples objetivos que tiene hoy Argentina”.

SECCIÓN Impuestos
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR