Finanzas

Los inversores se "jugaron" más al largo plazo pero a Sturzenegger no le alcanzó

19-09-2017 El Banco Central no logró renovar un 10% de los $484.211 millones que vencieron de sus letras, al mantener tasas de corto en 26,5%. Las más extensas, entre los 91 y 274 días, llegaron al 27,35%                                                                            
Por Mariano Jaimovich
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Banco Central realizó este martes la licitación mensual de Lebac, y el resultado puede calificarse como "agridulce" para el organismo monetario.

Es que por un lado no pudo renovar todos los vencimientos que debe afrontar en la semana, ya que de los $484.211 millones que caducan solamente pudo renovar el 90,3%.

Es decir, logró adjudicar propuestas por un total de $437.347 millones, casi todas las ofertas que recibió. En consecuencia, hubo una baja en el stock en circulación por $46.864 millones.

Quizás esto se deba a que el "premio" ofrecido para el más corto plazo (28 días) se mantuvo sin cambios respecto al de agosto, en 26,50% anual, un nivel que no convenció del todo a los ahorristas.

Por otra parte, la noticia positiva, a diferencia de las anteriores licitaciones del BCRA, es que las colocaciones se extendieron en el plazo, algo anhelado por la entidad financiera para tener más "aire" todos los meses.

Tal como se esperaba, la tasa de interés para los períodos más extensos (entre los 91 a los 274 días), superaron el 27% y que se incrementaron hasta 150 puntos básicos respecto a las ganancias de agosto, algo que sí sedujo a muchos inversores y empresas.

En las últimas seis licitaciones mensuales, el Banco Central debió expandir miles de millones de pesos a la calle, aunque en muchos casos recuperó luego varias de estas colocaciones en el mercado secundario. Algo que se espera que ocurra de nuevo esta semana.

Lo llamativo es que ahora, en septiembre, no pudo renovar todos sus compromisos pese a que tuvo la cantidad de vencimientos más baja desde la colocación del 15 de mayo.

Cabe recordar que el mes pasado colocó más volumen ($453.000 millones), aunque caducaron más de $535.000 millones. Al no poder cubrirlos en las colocaciones primarias, debió volcar $100.000 millones extras.

"Mientras el dólar se mantenga estable y teniendo en cuenta que el vencimiento más corto de la presente licitación sucederá antes de las próxima elecciones, se pensaba que no debería generar dificultades el lograr la renovación total de los vencimientos", anticipaba a iProfesional José Bano, Gerente de Asesoramiento Financiero e Inteligencia de Negocios en InvertirOnline.com.

Por su parte, desde Consultatio también indicaban que era "una oportunidad para quienes buscan un punto de entrada para ampliar el carry trade del peso".

Tasas a largo plazo
Las tasas de las Lebac se fijaron en sintonía a lo ocurrido en el mercado secundario en los últimos días, sin cambios para el corto plazo pero en notorio ascenso para el largo.

Por lo observado en las jornadas previas a la "gran licitación" mensual de este martes, las ganancias para los períodos más breves (hasta 93 días) se ubicaron debajo del 27%, pero en los más extensos llegaron a subir más de un punto porcentual respecto a las tasas fijadas en la colocación de agosto. Es decir, en el secundario estuvieron por encima del 27% anual.

En síntesis, ocurre lo que se viene sosteniendo en la City desde hace dos meses atrás, respecto a que la curva de rendimientos se está invirtiendo para empezar a favorecer a las colocaciones de más largo plazo, algo que ayudará a no "ahogar" todos los meses al Banco Central con vencimientos tan grandes y consecutivos.

Esto es importante porque hasta agosto más del 60% de las adjudicaciones mensuales de Lebac eran para el período más corto (28 o 35 días, dependiendo el mes).

En cambio, este martes el lapso más breve representó apenas el 46,5% del dinero total colocado.

Por eso, Bano considera que el Banco Central busca descomprimir los vencimientos en el tramo corto y "mantiene las tasas a 28 días, subiendo las de los tramos medios y largos generando que la pendiente de la curva pase a ser positiva, o sea, mayor tasa por las colocaciones a mayor plazo", explica el experto de InvertirOnline.

En resumen, para este experto, la expectativa del mercado es que haya una inflación para los próximos 12 meses en torno al 17% pero la Lebac hoy paga un promedio de 27%.

Esa diferencia del 10% por sobre la inflación esperada "no es muy probable que se mantenga en el tiempo, por lo que es una buena señal de licitar al mayor plazo posible", aconseja Bano.

Esto se refiere a que "cuanto mayor sea el plazo (algo buscado por el Banco Central), más tiempo hay para mostrar que la inflación se está controlando y de lograr que los inversores acepten una tasa nominal menor, pero igualmente positiva en términos reales, comparada contra la suba de precios esperada", finaliza el analista.

En conclusión, se lograría alcanzar tasas reales de inversión (netas de inflación) cercanas a los dos dígitos, algo inusual de encontrar en el mercado.

Esto lo corrobora el IERAL de la Fundación Mediterránea, que afirma que las tasas reales de interés de los pases y las Lebacs ya son de "entre 7 y 10 puntos/año, según el indicador de inflación que se tome".

"Los rendimientos actuales son altos en términos reales, pero las indicaciones del titular del Banco Central no dejan lugar a dudas: no se prevé que vayan a bajar en el corto plazo", agregan desde Consultatio.

La importancia que hoy los inversores le brindan a las Lebac es tal que, según la calificadora Moody's, la cantidad de estas Letras del BCRA en poder de los fondos de inversión locales representa el 25% del total emitido hasta ese momento, que es de alrededor de mil millones de pesos.

Y ese nivel ($237.000 millones) significa casi la mitad de los activos administrados por estos fondos.

Tasas licitadas
Los seis tramos de Lebac licitados en el "segmento interno" en pesos fueron a 28, 56, 91, 154, 210 y 274 días.

Prácticamente todas las colocaciones estuvieron concentradas en los plazos más breves (de 28 a 91 días), ya que representó casi el 72% del total.

De hecho, el 46,5% de las Letras fue adjudicado a un plazo de 28 días, a un interés de 26,5% anual, la misma tasa de la licitación del mes pasado.

En los períodos siguientes las tasas se establecieron de la siguiente manera:

-A 56 días se ubicó a 26,90% anual, unos 40 p.b. más que en agosto, y este plazo captó el 12% de todo el volumen colocado.

-A 91 días, se fijó su rentabilidad en 27%, unos 50 puntos básicos más que los del mes pasado.

-A 154 días, el interés fue del 27,30% anual, unos 100 puntos superiores que el mes previo.

-A 210 días, la tasa se estableció en 27,35%, alrededor de 140 p.b más que en agosto.

-Y a 274 días, alcanzó el 27,35% anual, unos 150 p.b. más que en la licitación anterior.

Sturzenegger no logró colocar por sexto mes seguido todos los vencimientos en primera instancia, aunque apuesta que en el mercado secundario lo pueda cubrir.

Mientras tanto, las tasas en el corto plazo se mantienen estables pero en el largo plazo se incrementaron para seducir a los inversores e invertir la curva de rendimientos.

 

SECCIÓN Finanzas