Autos iPro

La china Lifan espera una señal del Gobierno para traer sus autos eléctricos a la Argentina

22-09-2017 La firma ejemplificó que en China existe un subsidio a la compra de estos modelos para equiparar su precio con las unidades con motor de combustión
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
La automotriz china Lifan está interesada en comercializar sus vehículos eléctricos en la Argentina, aunque para ello pretende que el Gobierno ofrezca incentivos económicos a la compra de estas unidades.

"Tengo el deseo de introducir en Latinoamérica vehículos con energías alternativas, y el primer país que espero que reciba estos modelos es Argentina", señaló Mu Gang, presidente de Lifan, a Clarín, durante una convención mundial de distribuidores de la marca que se realizó en la provincia de Salta.

Si bien la Argentina ofrece reducciones arancelarias para la importación de autos eléctricos y piezas para ensamblarlos en el país, para Mu no es suficiente. "Si no tenemos el soporte del gobierno argentino, no podremos hacer demasiado", disparó.

En este sentido, el directivo afirmó que el gobierno chino ofrece u$s25.000 de beneficio para compra de autos eléctricos, para emparejar el precio el de los vehículos con motor a combustión.

Por otra parte, Mu señaló que en el Mercosur apuntarán a los vehículos comerciales, pero luego ampliarán la gama progresivamente, como con el X70 que se presentó en Salta. "Tenemos la certeza que vamos a dar mucho soporte en dos aspectos: uno es la posventa y la otra es la imagen de marca", remarcó.

También agregó que podrían ensamblar este mismo modelo en Uruguay, aunque aseguró que eso dependerá de cómo estará "la economía del mercado local en diferentes sectores".

Asimismo, el presidente de Lifan señaló que la compañía lleva invertidos u$s500 millones en energías alternativas, aunque planean duplicar esa cifra. "Nuestra inversión va más para el desarrollo de la tecnología y de las estaciones de recambio, ya que producirlos no es tan costoso", explicó a Clarín.

Por último, el ejecutivo subrayó que el segmento SUV ocupa el 40% del mercado global y el 50% del chino, por lo que su foco estará allí ya que la tendencia está creciendo.

"Lo haremos siguiendo dos nuevos preceptos de la marca: equipando nuestros modelos con tecnología nueva y haciéndolos con una alta calidad. Actualmente las marcas chinas pueden alcanzar precios de entre 20 mil y 25 mil dólares para un buen modelo. Antes no podíamos pensar en hacer eso. Y ahora lo podemos hacer porque tenemos mayor calidad y mejor diseño", concluyó Mu.

 

SECCIÓN Autos iPro
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR