Politica

"Brotes verdes", sobre la hora: fuerte repunte de la percepción del Gobierno y de la economía

24-09-2017 A un mes de las elecciones, la imagen de la gestión de Macri subió nueve puntos, tras tocar su mínimo en julio. "La recuperación económica que empieza a percibirse junto con el contraste entre alternativas que impone la campaña explican el crecimiento en los indicadores", dice Alejandro Catterberg
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El 54% de la opinión pública aprueba la gestión de Mauricio Macri . El dato, que surge de una encuesta de Poliarquía Consultores para La Nación, significa un incremento de nueve puntos en los dos últimos meses, después de haber tocado un piso.

En julio de este año, cuando todavía faltaba un mes para las PASO, estaba en su mínimo histórico de aprobación: 45%, muy lejos del 71% que tenía en enero de 2016.

Sin embargo, en agosto de este año trepó al 52% y siguió creciendo hasta ubicarse en 54% en septiembre, a un mes de las elecciones generales de octubre. Este último número es el más cercano al mayor nivel de aceptación del año, que se dio en enero con el 58 por ciento.

"La recuperación económica de los últimos meses, que empieza a percibirse en la vida cotidiana de muchos argentinos, junto con el contraste entre alternativas que impone la campaña electoral explican en gran medida el crecimiento en los indicadores de opinión pública", dijo Alejandro Catterberg, director de Poliarquía, a La Nación sobre los motivos de ese repunte.

La encuestadora discriminó en su estudio los niveles de aprobación según la zona de residencia y los resultados oscilaron fuertemente: el 67% en la ciudad de Buenos Aires, el 45% en el territorio bonaerense y el 57% en el interior hicieron una valoración positiva.

Los datos coinciden con el desempeño electoral que tuvo el oficialismo, en donde se impuso ampliamente en la Capital Federal con la candidatura de Elisa Carrió, perdió en el territorio bonaerense ante Cristina Kirchner por una diferencia mínima y ganó a nivel nacional, sumando más de un millón y medio más de votos que en 2015.

El repunte de imagen de la gestión fue medido también en otras áreas y el resultado fue el mismo: de tocar un mínimo en julio, creció en agosto y septiembre.

Por ejemplo, hace dos meses un 44% de los encuestados consideraba que el Gobierno "sabe cómo resolver los problemas pero necesita tiempo", contra un 48% que creía que "no sabe cómo resolver los problemas".

En septiembre, el primer ítem se ubicó en 53%, en detrimento del "no sabe cómo resolver los problemas", que disminuyó hasta 40%. "Representa la mayor alza acumulada en meses consecutivos en lo que va del gobierno de Macri", apuntó Catterberg.

Nuevamente, en cuanto a la gestión económica, la población analizada cambió significativamente su postura: entre julio (36%) y septiembre (47%), creció 11 puntos el nivel de aprobación. También en julio había tocado el fondo mínimo del año, mientras que en enero estaba en 46%.

En otro de los ítems que contempla la encuesta, se midió la evaluación económica del país. En los últimos dos meses aumentaron las calificaciones positivas (de 18% a 26%) y retrocedieron las negativas (de 42% a 34%).

Sin embargo, es llamativo que los índices en cuanto a la economía personal son mucho más positivos. Es decir, que los encuestados disociaron el crecimiento propio del general del país: la percepción de la situación económica personal del último mes se ubicó en 42%, mientras que un 43% dijo que era regular y un 15%, negativa.

En tanto, a futuro, se percibe un mayor optimismo entre los consultados: el 54% consideró que la situación del país mejorará en el futuro. Mientras que un 29% aseguró que empeorará.

Un dato que destaca Catterberg es la percepción de la inflación que tuvieron los encuestados. "Un 24% de los argentinos sostiene que durante el último mes los precios se mantuvieron estables, el porcentaje más alto desde el año 2006. Es una buena noticia para la economía", señaló.

Más allá de este dato positivo, el 30% de los encuestados aseguró que para ellos la inflación aumentó mucho y el 46%, que aumentó moderadamente.

Finalmente, la consultora realizó un ranking de problemas que afecta al país. También se les pidió a los que participaron del estudio que digan cuánto les repercute en lo personal.

El primer lugar se lo llevó la inseguridad: un 25% lo ubicó como el principal problema del país y un 22% como el principal mal a nivel personal.

En segundo lugar se ubicó la corrupción (10%), aunque no lo percibió como un perjuicio individual: sólo el 2% la señaló como tal. De ello podría leerse que el común de la gente considera que la corrupción se desarrolla en las clases políticas y no afecta al ciudadano.

Los primeros seis lugares del ranking a nivel país lo completan los ítems "gobierno nacional", "desempleo", "inflación" y "problemas económicos", todos con 9 por ciento.

Muy por debajo surgen otras problemáticas como la mala distribución del ingreso (3%), la educación (2%), la clase dirigente (2%) y la herencia del kirchnerismo (2%). El estudio se realizó sobre 1005 casos de manera telefónica.

SECCIÓN Politica