Actualidad

¿La Panamericana con cartel de "en venta"?: podría pasar a manos del grupo Benetton

10-10-2017 La operación, por más de 16.300 millones de euros, contempla el traspaso de las sociedades Ausol y Grupo Concesionario del Oeste a cargo de la autopista de la zona norte, de la Avenida General Paz y de la ruta que une Capital Federal con la ciudad de Luján
Por Andrés Sanguinetti
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

De la mano de una multimillonaria operación entre dos de los mayores grupos concesionarios de autopistas de Europa, las dos principales operadoras de rutas con peajes en la Argentina van camino a cambiar de dueño.

Se trata de Autopistas del Sol (Ausol) y del Grupo Concesionario del Oeste (GCO), en la actualidad a cargo del holding español Abertis, que a su vez está a punto de ser adquirido por su rival italiano Atlantia.

Con GCO, Abertis controla la ruta que une la Capital Federal con la ciudad bonaerense de Luján, mientras que con Ausol es titular de la concesión del Acceso Norte, más conocido como la autopista Panamericana, y también del mantenimiento de la autopista General Paz.

En este marco, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España acaba de autorizar la oferta de compra propuesta por el holding italiano, que es propiedad de la familia Benetton.

La transacción se canalizará mediante una Oferta Pública de Acciones (OPA) por el 100% de los títulos de Abertis. La luz verde del ente regulador bursátil del país europeo también abre la puerta a que otros grupos interesados puedan realizar contraofertas.

Abertis informó de la decisión de la CNMV a la Comisión Nacional de Valores (CNV) local y a la Bolsa de Comercio de la Ciudad de Buenos Aires mediante un comunicado en el cual se aclara que cualquier oferta competidora a la de Atlantia tiene un plazo de hasta 15 días desde el momento en el que el grupo italiano publique la aceptación de la oferta.

Para tener posibilidades, los eventuales competidores deberán elevar el precio de la oferta presentada por la empresa de los Benetton que asciende a 16.341 millones de euros pagaderos en efectivo y con un canje de acciones entre ambos grupos.

En Atlantia, la familia famosa por el negocio de la moda posee el 30% del capital a través de su brazo inversor Edizione. En tanto que el fondo soberano de Singapur GIC tiene 8% y la fundación bancaria italiana CRT, otro 5%.

Abertis, por su parte, está participada en un 24% por La Caixa, a través de Criteria; la familia Godia, con un 7%, así como diversos socios financieros como Capital Research (10%), Blackrock (2,5%) o Lazard (3%). 

En Argentina, el grupo español es dueño del 31,59% de Ausol y de GCO, mientras que Impregilo tiene otro 19,82%; Sideco, un 7%; Dycasa, un 5,83% y ACS, un 5,72%. Otro 30,04% cotiza en bolsa.

En el caso de los Benetton, su core business local lo coloca como el mayor terrateniente del país. Posee 900.000 hectáreas en la Patagonia a través de su controlada, Compañía de Tierras del Sud Argentino. Actualmente, se encuentran en una etapa complicada por las derivaciones que ha tenido la violencia mapuche. De hecho, suspendieron un programa de inversión de cultivos forestales. Además, frenaron la contratación de personal en Chubut.

La OPA que presentó por Abertis a través de su controlada Atlantia tiene fecha del 15 de junio pasado y, si se concreta, la fusión creará el mayor concesionario europeo de autopistas, con un valor bursátil de 36.000 millones de euros y 13.600 kilómetros de rutas con peaje.

En el caso argentino, asumirá una red de concesiones que se extiende hasta 2030. Tanto Ausol como GCO acaban de ampliar sus plazos tras negociar con el gobierno de Mauricio Macri un acuerdo a cambio de nuevas inversiones por u$s670 millones para ambas rutas.

El convenio supone un reconocimiento por parte del Estado de los desequilibrios financieros generados en la concesión por más de una década de tarifas congeladas y subas de costos. Contempla un plan para mejorar la red vial que se financiará con los ingresos futuros de la concesión gracias a la extensión del contrato actual, que finaliza en 2020, hasta finales de 2030

En ese marco, y para reducir costos y eficientizar sistemas, así como unificar criterios de negociación de ambos permisos con el Gobierno, adoptó un esquema de integración organizacional para unificar Ausol y GCO

Esta integración organizacional consiste en la colaboración mutua entre los equipos gerenciales y técnicos de ambas compañías para mejorar el desenvolvimiento de los contratos de concesión de obra pública que las vinculan con el Estado nacional.

En el caso de su ventaAtlantia, el grupo italiano hizo saber que su OPA no necesita del visto bueno del gobierno de Mariano Rajoy. Pero acepta desprenderse de su controlada Hispasat si el Poder Ejecutivo lo considera necesario, según se desprende del comunicado emitido por la firma de la familia Benetton.

Esta aclaración se debe a que las autoridades españolas dejaron trascender que no ven con buenos ojos la operación y advirtieron que podrían recurrir a acciones legales para impedir el desembarco del grupo italiano dado el carácter de estratégico de las autopistas y satélites bajo poder de Abertis.

Abertis gestiona más del 60% de la red de autopistas de España y también tiene presencia en otros 14 países, entre los que se incluye la Argentina. De evitarse este eventual conflicto político, se espera que Gilberto Benetton, el hombre fuerte de la familia Benetton, esté en el consejo de la empresa resultante.

Los italianos obtendrían el control de Abertis beneficiándose de la estrategia de internacionalización desplegada por el grupo español, con filiales por todo el mundo, desde Chile, Brasil o la Argentina, hasta la India, si bien su mayor inversión estratégica son las autopistas francesas.

La oferta de Atlantia implica el pago de 16,5 euros por acción por cada título de Abertis. Según los medios europeos, la transacción también implica un intercambio de acciones entre ambos grupos mediante el cual por cada título de Abertis se dará 0,697 euros de una de las acciones especiales de Atlantia (AEA).

En la actualidad, el 77% de las acciones de Abertis circulan en el mercado de renta variable (freet float), siendo las participaciones más significativas las de los fondos Capital Group (12,03%); Lazard Asset Management LLC (3,54%) y BlackRock, Inc (3,306%). También hay una autocartera del 8,25% del capital social.

De concretarse la fusión, la familia Benetton pasaría a tener 25,5% de la futura Atlantia integrada con Abertis. En la actualidad, Atlantia opera 3.408 kilómetros de carreteras en Italia, tiene presencia en Brasil, Chile, India y Polonia.

SECCIÓN Actualidad