Legales

Juicio a Amado Boudou por Ciccone: rechazaron pedido para que Cristina Kirchner sea citada a declarar

10-10-2017 Lo había solicitado la defensa de Resnick Brenner, ex funcionario de la AFIP, ya que la expresidenta fue quien firmó el proyecto de ley de expropiación
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El juicio oral por la causa Ciccone tiene este martes su segundo día de audiencia. Y la novedad fue que uno de los acusados pidió que Cristina Kirchner sea citada a declarar en condición de testigo.

El abogado Gabriel Iezzi, representante de Resnick Brenner, ex funcionario de la AFIP, consideró que la líder de Unidad Ciudadana debía ser llamada porque en el momento de los hechos "era Presidenta de la Nación" y fue la que firmó el proyecto enviado al Congreso para expropiar Ciccone. Pero esa solicitud fue rechazada por los magistrados Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Iñiguez.

El Tribunal Oral Federal 4 inició el pasado martes el proceso oral y público con la lectura de la elevación a juicio y las partes hicieron planteos de nulidad. 

Además del ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudouson juzgados su amigo José María Núñez Carmona, el monotributista Alejandro Paul Vandenbroele, el dueño de la quebrada imprenta Nicolás Tadeo Ciccone, el ex funcionario de la AFIP Rafael Resnick Brenner y el ex funcionario de Economía César Guido Forcieri, por los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, señaló Infobae.

Boudou está acusado de haber utilizado –en 2010– su cargo de ministro de Economía para quedarse con Ciccone, la imprenta de papeles de seguridad y billetes más importante del país. La compañía estaba en quiebra y no podía acceder a un plan de pagos en la AFIP. Según la investigación, a cargo del juez Ariel Lijo, Boudou logró que el organismo fiscal le diera un acuerdo excepcional para pagar su deuda. Eso ocurrió cuando The Old Fund compraba el 70 por ciento de Ciccone.

Con The Old Fund, Ciccone pasó a llamarse Compañía de Valores Sudamericana (CVS). Por esa venta, los Ciccone se quedaban con el resto del porcentaje de la empresa y la promesa de hacer negocios con el Estado. De hecho, se encargaron de la impresión de las boletas del Frente para la Victoria en las elecciones presidenciales de 2011.

La causa determinó que Núñez Carmona mantuvo las relaciones con Vandenbroele y Forcieri con Resnick Brenner en la AFIP para lograr el plan de pagos. Por su parte, Ciccone fue parte de la maniobra al aceptar la venta de la empresa como una coima. Todo con el conocimiento de Boudou.

El de Ciccone es el segundo juicio oral que enfrenta Boudou. El primero fue por la falsificación de documentos públicos para inscribir un auto Honda y por el que fue absuelto en agosto pasado. Pero el segundo no será el último.

Hace pocos días fue enviado a juicio por la compra irregular de 19 autos de alta gama cuando era ministro de Economía. Ese caso también le tocó al Tribunal Oral Federal 4.

Además tiene otras causas en trámite, algunas con los mismos imputados que en el caso Ciccone. Con Núñez Carmona y Vandenbroele, están imputados por presunto enriquecimiento ilícito y por la intervención de The Old Fund en la renegociación de la deuda pública de Formosa.


SECCIÓN Legales