Autos iPro

Chevrolet Camaro: precios y versiones del clásico rival del Ford Mustang que ya se vende en la Argentina

11-10-2017 Con la recuperación del mercado, las marcas aprovecharon para apostar por segmentos de nicho, y el super deportivo es la gran apuesta de la marca del moño
Por Guillermina Fossati
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Más de cinco unidades del emblemático Camaro de sexta generación se alinearon en los boxes del Autódromo de Buenos Aires para salir a las pistas.

Es la primera vez que un despliegue de esta magnitud da la bienvenida al muscle car americano en la Argentina, ya que si bien se vendió la quinta generación, lanzada en 2013, fue una presentación sin bombos ni platillos.

Ahora el mercado y el modelo ameritaban un mayor despliegue.

Por un lado, porque el principal rival, el Ford Mustang, se empezó a vender el año pasado en la Argentina después de varios eventos y exhibiciones organizadas por la marca para su promoción.

Por otro lado, porque es la primera vez que la versión Convertible se venderá en el país, un modelo que no tiene rival directo si se mira a la oferta con el sello del "Pony", sino que debe buscarse entre los alemanes premium.

La apertura del evento de presentación estuvo a cargo de Carlos Zarlenga, número uno de General Motors Mercosur.

El máximo directo está en el país para anunciar el jueves una inversión que se realizará en la planta de Alvear, provincia de Santa Fe, y de paso dio el puntapié para el lanzamiento del Camaro.


Además, Zarlenga es un fanático usuario del vehículo, el cual usa los fines de semana para escaparse de las tumultuosas calles de San Pablo y disfrutarlo en las lejanías de la ciudad, según contó durante una charla.

Volviendo al Camaro, su oferta en la Argentina estará formada por dos versiones: una Coupé SS, que se vende a u$s95.000, y una Convertible, con un techo retráctil, a u$s103.000.

Según Rodrigo Fioco, director de Producto para GM Mercosur, estará disponible en 25 puntos de venta específicos, es decir, concesionarios oficiales que tendrán un relacionamiento específico con los potenciales compradores de este modelo.

En cuanto a las expectativas de venta, desde julio a septiembre, que es el período que lleva el Coupé SS en los concesionarios, llevan vendidas 30 unidades, y se cree que con esta versión 2018 se podrán sumar 30 patentamientos más hacia fin de año.

"Camaro nos llena de orgullo porque es el icono de la marca. Además es un auto que tiene una historia en el país y en su primera etapa se vendieron 260 autos", reafirmó el director de Producto.

En cuanto al perfil del cliente, lo diferencian de acuerdo a las características de cada uno de sus productos.

Con el Coupé apuntan al público que busca un deportivo puro, un auto para sentir emociones ligadas a la performance, aceleración y dinámica en la ruta; mientras que el Convertible reúne dos características que son la deportividad heredada del coupé más la libertad que aporta un descapotable. Es un auto donde además de disfrutar del buen andar, se puede vivir una sensación diferente, explican en la marca.



"Creemos qua este modelo atraerá a un nuevo grupo de consumidores. La verdad es que la marca Camaro aporta mucho a Chevrolet, porque desde el diseño, hasta la muscularidad de sus líneas, es la inspiración para el resto de la gama, y eso significa mucho", confirmó Fiosco.

En cuanto a sus competidores y los desafíos en el mercado, el Camaro llega para enfrentar directamente al Ford Mustang, pero con el Convertible sus expectativas se amplían y también apuntarán a la alta gama, un segmento que está en plena recuperación.

De esta manera, para su comercialización, harán acciones específicas con los potenciales clientes, pero también saben que podrán llegar a los consumidores de alta gama que buscan un deportivo de excelencia.

Por otro lado, el Camaro se posiciona como un vehículo aspiracional, que sirve a la marca para seguir creciendo en el segmento más premium dentro de su portfolio.

"Es importante el crecimiento de la marca, con un segundo puesto sólido en el mercado, pero especialmente, con una importante recuperación entre los modelos tope de gama. El premium share, donde se ubican productos como Cruze, Tracker, S10 y Captiva, se sigue creciendo más que en el market share total de Chevrolet", confirmó Fiosco.

Tanto el Cruze, de fabricación local, como S10, fueron modelos claves para la compañía. El primero, fabricado en Alvear, con una mejora en diseño, calidad y prestaciones, con un motor que también se produce en la Argentina y que es uno de los más modernos y eficientes.

En el caso de S10, con la última edición y al no haber trabas en el mercado (se importa desde Brasil) también tuvieron una gran recuperación en ventas y tienen ahora un market share de 18 por ciento.

"Estamos orgánicamente y sólidamente creciendo en el segmento. Además, habrá más novedades", anticipó Fioco.

Una de las más importantes se conocerá mañana, cuando la marca confirme la inversión en el país para fabricar un nuevo modelo. Si bien no hay detalles sobre qué tipo de vehículo será, sí confirmó el directivo que se incertará en el segmento más premium de la marca.

En cuanto a productos, antes de fin de año se lanzará una versión especial de S10, la cual será un homenaje a los 100 años de la marca en la producción de pick up.

"Estamos en un buen momento", cerró Fioco.

Sobre el modelo
Tanto el Coupé SS como el nuevo Convertible llegan al mercado con una carrocería más ligera y compacta, equipados con un motor V8 de 6.2 litros que eroga 461 CV a 6000 rpm y cuenta con un torque de 617 NM a 4.400 rpm.

La transmisión automática de 8 velocidades con active Select (que posibilita el cambio de marchas al volante) y el drive mode selector son algunas de las novedades que ofrece este nuevo modelo.

Este selector cuenta con 4 modos de conducción que configuran diversos parámetros del vehículo tales como Ride (situaciones normales de uso en ciudad y ruta), Sport (ajuste deportivo de dirección), Snow/Ice (ante condiciones de baja adherencia) y Track (para uso en circuito o autódromo), cambiando desde la sensibilidad del pedal del acelerador y del volante, pasando por el mapeo de la transmisión hasta el color de la ambientación del habitáculo u optimizando la performance de este superdeportivo en las pistas.

Además, a velocidad crucero, el sistema AMF desconecta 4 cilindros para mayor eficiencia de combustible.

El equipamiento del Camaro Coupé y Cabrio brinda seguridad activa y pasiva a los conductores ofreciendo Heads-up Display (HUD - Proyecciones de información en el parabrisas para facilitar la conducción a alta velocidad), frenos de alta performance Brembo con 4 pistones en las 4 ruedas, distribución electrónica de frenado EBD y ABS en las 4 ruedas que ofrecen máxima fiabilidad para este deportivo.

Además posee luz de marcha diurna con tecnología LED, faros de xenón, alerta de punto ciego, cámara de visión trasera, sistema de monitoreo de presión de neumáticos y alerta de movimiento trasero (en marcha reversa). Posee airbags frontales (conductor y acompañante), lateral extendido con protección de cabeza y de rodilla para conductor y acompañante.

SECCIÓN Autos iPro