Negocios

Reforma tributaria y laboral, menos déficit e inflación: empresarios anticipan los temas a tratar con Macri tras las elecciones

12-10-2017 Los ejecutivos de negocios reunidos en el coloquio de IDEA apuntan a un temario consensuado con el Ejecutivo, que pueda ser debatido con el sindicalismo, para así lograr un crecimiento del país a largo plazo. Del encuentro participó toda la plana política del Gobierno
Por Andrés Sanguinetti (enviado especial a Mar del Plata)
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Reformas tributaria y laboral; medidas que permitan encorsetar riesgos para el crecimiento de la economía como el déficit fiscal y la inflación, diseño de un sistema previsional acorde a los tiempos actuales y leyes, normas y reglamentaciones claras y previsibles que le den un mayor impulso a las inversiones.

Todo esto forma parte de la agenda que los empresarios quieren debatir con el Gobierno después de las elecciones del próximo 22 de octubre.

Tareas que se identifican con las propuestas que los mismos hombres de negocios quieren acercar a los funcionarios para avanzar hacia un temario consensuado y que, como mensaje, se traslade también a otros sectores como el sindicalismo, considerados también claves para lograr un cambio de país que perdure en el largo plazo.

En el marco del 53° Coloquio de IDEA que comenzó a debatir desde Mar del Plata, estos reclamos engloban el pensamiento de los más de 500 ejecutivos llegados al Sheraton de esta ciudad balnearia para participar del tradicional encuentro organizado por la entidad empresarial.

Importantes referentes del mundo de los negocios del país comenzaron a arribar a esta ciudad para ser parte del debate. Desde Paolo Rocca, alma matter del Grupo Techint, pasando por Alejandro Bulgheroni, Miguel Gutiérrez, presidente de YPF; Matías Patanian, CEO de Aeropuertos Argentina 2000, Cristiano Rattazzi, entre otros.

También sindicalistas de peso como Antonio Caló, de la UOM; Ricardo Pignanelli, secretario General de SMATA y Guillermo Pereyra, titular del gremio de los petroleros.

Del mismo modo se hizo presente casi toda la plana política del Gobierno, ya que la económica se encuentra en Estados Unidos participando de la asamblea anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM).

Con este telón de fondo, la mayoría de los empresarios consultados por iProfesional considera ya ganadores a los candidatos de Cambiemos en las elecciones de medio término.

Las predicciones llegan al mismo tiempo que algunos datos que respaldan las señales de recuperación de la economía, como el pronóstico de crecimiento de 2,5% para este año informado desde el FMI estos días.

Por eso anticipan que, con el escenario electoral despejado y con un kirchnerismo relegado a una pequeña representación en el Congreso con Cristina Fernández como abanderada, llegará el tiempo de encarar conversaciones con el Poder Ejecutivo Nacional sobre el cambio de época que creen se viene con el seguro triunfo de los candidatos de Cambiemos en casi todos los distritos electorales.

El objetivo es marcar posición sobre la modernización de los contratos de trabajo, el peso de los impuestos en la producción, los costos logísticos, los límites a la apertura de las importaciones, el combate contra la inflación, la lucha contra el delito y la corrupción y la necesidad de buscar consensos con todos los sectores políticos y con los gremios.

No es casual que el temario elegido por los organizadores del Coloquio incluya la participación de los máximos referentes del Gobierno, con el presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal como abanderados.

O que también haga lugar a los principales referentes del mundo político con sede en el Congreso Nacional. Y hasta que tenga la participación de los sindicalistas de mayor peso en la actualidad.

De hecho, durante el cóctel de inauguración, llevado a cabo en los salones del Sheraton, se palpitaba esa sensación de cambio de clima, se dejaba en claro que los hombres de negocios se sienten más cómodos con este modelo político y económico encarado por Macri y se proyectaban tiempos de fuertes inversiones.

Eso sí. Se advertía sobre la necesidad de implementar medidas de fondo que permitan encarar el futuro del trabajo con herramientas acordes a los  tiempos modernos.

O de estudiar la estructura tributaria de la economía del país para poder mejorar la ecuación de los que más pagan y de incluir a la economía oculta, la economía en negro en la que todavía se desenvuelve casi el 40% de la sociedad.

En el caso laboral, desde empresarios como Rattazzi, hasta sindicalistas como Caló defienden la intención de que se alcancen acuerdos de competitividad por sector, empresa o rama de actividad. Y ponen a Vaca Muerta como ejemplo, o a los convenios de Smata con algunas automotrices como Toyota.

En este sentido, Javier Goñi, presidente de IDEA y gerente general de Ledesma, considera que la mayoría de los sectores de la economía muestra señales de un crecimiento para este año y el que viene.

El ejecutivo, que tuvo a su cargo el discurso de apertura del 53 Coloquio, previo a la participación de la gobernadora Vidal, se muestra confiado y asegura que “tener dos años de crecimiento seguidos es ya una novedad que permite pensar en un país más auspicioso”.

Del mismo modo, Gastón Remy, presidente del 53 Coloquio de IDEA y de Dow Argentina, considera que el país vive hoy “un cambio de escenario que comienza a generar nuevos paradigmas, nuevas formas, perspectivas y debates que estamos empezando a interpretar”.

Por eso ambos coinciden en que los temas de agenda a corto plazo deben formar parte de la mirada de largo tiempo para darle competitividad al país y así comenzar a sostener el crecimiento.

“Se debe ofrecer más competitividad a la economía para generar más empleo, además de debatir formas más modernas de mirar ese empleo, pero con acuerdos con el Gobierno y con los gremios”, asegura Goñi.

Antes de escuchar las palabras de la gobernadora Vidal en el salón principal del Sheraton, los ejecutivos dejaron en claro que la brecha debe empezar a cerrarse. Que es necesario enterrar la grieta para erradicar la pobreza, diseñar un país más inclusivo, atacar los “históricos” brotes negros para la economía como son la inflación y el déficit fiscal.

“La verdadera reforma es la estructural, es la búsqueda de la modernización, es pensar el modelo de crecimiento. Y por eso creo que reformas como la laboral, la tributaria o la previsional tienen que surgir del consenso”, señala Remy.

Del mismo modo, Carlos Vaccaro, director Ejecutivo de la Cámara Argentina del Acero, identificó a la inflación, los altos costos de logística y las importaciones “indiscriminadas” como los principales temas a debatir una vez aclarado el escenario político. “Hay que sentarse a trabajar para poder resolver los problemas estructurales que la Argentina viene arrastrando de años de malas gestiones”, aclara el empresario.

“A las inversiones hay que darles certezas porque no hay nada mas miedoso que los capitales”, señala a la vez que estima que el déficit fiscal no asusta en el corto plazo pero se podría convertir en un problema si no se le tiene respeto.

Del lado oficial, Jorge Lawson, director del Banco Nación, defendió la aplicación de negociaciones salariales con cláusulas gatillo como modo de “modernizar” las paritarias.

“Si las que se vienen aplicando funcionan, no hay dudas de que le darán certeza a las conversaciones colectivas de trabajo del año que viene y servirán para reducir los alcances de la inflación”, asegura el funcionario.

También, como los empresarios, considera fundamental que luego de las elecciones se pongan en marcha reformas que permitan empezar a consolidar el mejor clima para las inversiones que hoy se percibe.

SECCIÓN Negocios