Autos iPro

General Motors anunció inversión de u$s500 millones para fabricar un nuevo modelo global en la Argentina

12-10-2017 El presidente de General Motors Mercosur, Carlos Zarlenga, explicó que el nuevo vehículo tendrá como destino el mercado interno y Brasil. Unos u$s300 millones son directo de GM y otros u$s200 millones serán invertidos de forma indirecta por proveedores
Por Guillermina Fossati
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La planta de General Motors ubicada en Alvear, provincia de Santa Fe, recibirá una inversión de u$s500 millones que será desembolsada en los próximos tres años para la fabricación de un nuevo vehículo global.

El anuncio fue realizado este mediodía por Carlos Zarlenga, presidente de GM Mercosur, junto al secretario de Industria de la Nación, Martín Etchegoyen y el gobernador santafesino, Miguel Lifschitz.

La suma se divide en dos.

Por un lado, la automotriz invertirá u$s300 millones para la producción de la nueva plataforma global para nuevos segmentos.

Otros u$s200 millones serán invertidos por los autopartistas de forma indirecta.

Zarlenga explicó que el nuevo modelo será destinado tanto al mercado interno como a Brasil, y que al mismo tiempo que comience a producirse en la Argentina, se estrenará también en otras plantas.

El millonario desembolsó se hará entre 2018 y 2020, mientras que el vehículo estará en las calles entre fines de ese año y el arranque de 2021.

Si bien no se dieron detalles sobre cuál será el modelo, se adelantó que no compartirá plataforma con el Cruze que actualmente se fabrica en Alvear, y que será otro producto nuevo que desarrollará la marca, con alto valor agregado.

Todas las expectativas están centradas en que esta novedad pertenezca al segmento de los SUV (Sport Utility Vehicle) o SUP (Sport Utility Pick up), aunque no hubo ningún guiño de la compañía para aclarar de qué se trata.

Tampoco se confirmó si utilizará el mismo motor del Cruze, el cual también se fabrica en Alvear y es uno de los más avanzados del mundo.

La nueva inversión de Chevrolet se suma a la última anunciada hace tres año por u$s740 millones, de los cuales unos u$s500 millones fueron para la producción del nuevo Cruze y otros u$s240 millones para los motores.

A su vez, se ampliaron y modernizaron las instalaciones, desplegando toda la tecnología en una superficie de 144.000 m2, con una capacidad máxima de producción de 79.000 autos y 80.000 motores.

La puesta en marcha de ese proyecto fue en mayo del año pasado, cuando arrancó la producción de la versión sedán del nuevo vehículo global; meses más tarde se puso en línea el hatchback; y en diciembre del año pasado fue el turno de los motores, el 1.4 turbo de la familia Ecotec, de 153 cv de potencia a 5000 rpm y un torque de 245 Nm a 2000 rpm.

Ese momento fue un hito en la historia de la marca, ya que por primera vez se empezó a fabricar un vehículo global que se destaca por su gran calidad y performance, siendo el Cruze uno de los mejores de su segmento.

En cuanto al nuevo proyecto y después del anuncio formal, ya en diálogo con los medios, Zarlenga dio más detalles y dijo tendrá un alto impacto en cuanto a generación de empleo.

También se refirió al contexto que vive el país como un motivador de nuevas inversiones.

"Desde el comienzo de 2016 vimos una normalización del sector, que generó más competencia, más diversidad de oferta para los clientes y que esta industria opere en la Argentina de forma normal como opera en todos los países del mundo", explicó Zarlenga.

El directivo se refirió también al crecimiento de todo el Mercosur, con Brasil que llegará a las 2.3 millones de unidades comercializadas en su mercado interno y la Argentina a las 900.000. 

"Es el primer año de un ciclo de crecimiento a futuro, por lo cual el timing de esta inversión además de los u$s1500 millones que anunciamos en Brasil, son muy propicios para nuestro negocio en el Mercosur", agregó Zarlenga.

Consultado sobre los costos de producción, de los cuales se escucha son más caros en la Argentina que en Brasil, desde Chevrolet aseguraron que la planta será más competitiva y esa diferencia, que se estima 25% promedio más cara en este país, no será para ellos un problema.

La marca está satisfecha con los resultados alcanzado en 2017 en el Mercosur (engloban a la Argentina con Brasil), con 24 meses consecutivos de liderazgo y un crecimento que duplicó la velocidad del mercado.

"En 2016 hubo 12 lanzamientos en la región, sumado a OnStar, se llevó la marca a otro nivel y se ve en el crecimiento en market share y satisfacción del cliente. Estamos en un excelente momento, y sumado eso a las inversiones, tendremos un buen futuro", comentó Zarlenga. 

Reforma laboral en Brasil e impacto en la Argentina
Zarlenga fue consultado sobre la reforma laboral en Brasil, un tema que preocupa a algunos empresarios en el ámbito local.

Al respecto, el directivo dijo que los puntos claves de la reforma, que para ellos sería importante que se consideren en todos los países donde están presentes, son los siguientes:

1. Reducción de litigios laborales que surgirán con los cambios, es decir, que los contratos laborales en Brasil tienen fuerza de ley y reemplazan a importante jurisprudencia, dando más claridad. Si se cumplen los contratos no habrá fallos con cambios. En Brasil el costo de litigio laboral es alto. 

2. Cambia la dinámica laboral. "No quiero hablar de flexibilización", dijo Zarlenga, pero explicó que si se aggiornan las reglamentaciones al trabajo de hoy en día es más productivo."Si tenes un equipo de trabajo en China y otro en Brasil, con diferentes horarios, podes ser más flexibles para trabajar y luego se compensa", aclaró.

3. Otro aspecto son las consideraciones que determinan qué tipo de actividades se pueden hacer a través de empresas terceras adentro de las fábricas, lo cual también generará más eficiencia.

En el caso de la Argentina, la situación actual es diferente y hay otras medidas que se pueden tener en cuenta. Una de ellas son los acuerdos que permiten una mayor flexibilidad laboral, como sucede en Vaca Muerta.

Por otro lado, consideran que en el país hubo una normalización de la actividad y un paso adelante, al cual se suman la ley de autopartes y el Plan Un Millón como muy positivos. Además el plan de ADEFA que se presentó al Gobierno para trabajar en la industria.

Proyecciones
De acuerdo a las estimaciones de GM, el mercado argentino cerrará este año cerca de las 900.000 unidades y estará el año próximo en 1 millón de unidades, un crecimiento de 8 a 10%. 

Sobre la venta de autos nacionales o importados, y cual tendrá más preponderancia (hoy ganan los made in Brasil) explicó que todo tiene que ver con la configuración de la industria y el ciclo de vida de cada producto. 

Por último, desde Chevrolet explicaron que el futuro de la marca está centrado en el desarrollo de nuevos vehículos eléctricos, autónomos y más seguros, lo cual forma parte del Plan 2023, que incluye el desarrollo de 20 nuevos modelos en cinco años.

En cuanto a la llegada de estos modelos eléctricos al país no hay fecha concreta, pero aseguraron que están dadas las condiciones para hacerlo cuando vean que es el momento adecuado.

SECCIÓN Autos iPro