Actualidad

Conflicto en Aerolíneas y Austral: hay 33 vuelos cancelados en Aeroparque y Ezeiza

13-10-2017 El presidente de la compañía aseguró que "hasta las 10" no salieron aviones. Los trabajadores realizaron asambleas para discutir la negociación paritaria
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En un fin de semana largo y con récord de cantidad de pasajeros, 33 de las partidas previstas por Aerolíneas Argentinas y Austral para las primeras horas de la mañana desde el aeroparque metropolitano Jorge Newbery y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza fueron canceladas por la realización de asambleas por parte de sus trabajadores que reclaman por un aumento salarial.

Los gremios aeronáuticos en conflicto son APA, APTA, UPSA, UALA y APLA, cuyos representantes rechazaron un aumento del 16% con cláusula gatillo en paritarias y reclaman un incremento salarial del 26% para 2018.

Aunque no existió una huelga anunciada, la medida de fuerza se llevó a cabo de hecho. Trabajadores de Aerolíneas Argentinas y Austral abandonaron sus puestos de trabajo pasadas las seis de la mañana y dejaron de prestar servicios para dirigirse a reuniones gremiales de las que retornaron poco después de las 8.

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell'Acqua, aseguró este viernes que "por lo menos hasta las 10 de la mañana" no iban a despegar aviones de la compañía.

"Ha empezado una asamblea a las 6 de personal de tierra y eso hace que se rompa el ciclo de operación. Esto hace que tengamos que cancelar [vuelos] hasta por lo menos a las 10 de la mañana", explicó.

En diálogo con radio Mitre y con el canal TN, Dell'Acqua detalló que la medida "se produce en un fin de semana largo, muy especial, con el Día de la Madre" en el que hay "récord de pasajeros programados". Dijo que sólo hoy 42.000 personas tenían programado viajar con Aerolíneas y Austral y que eso "atrapa toda la operación y va a repercutir durante todo el fin de semana".

Dell'Acqua destacó que los sueldos de la empresa estatal están por encima de lo que percibe un trabajador del Estado y que son altos respecto de los salarios de la industria aerocomercial.

"Después de 42% que les hemos dado a los trabajadores el año pasado, el nivel salarial de todo el personal de Aerolíneas es bueno. Todo el mundo sabe cómo afecta una asamblea a las seis de la mañana", agregó.

"A las diez de la mañana vamos a empezar a reprogramar los vuelos, vamos a colocar a los pasajeros que fueron cancelados en los vuelos siguientes y esto lo vamos a poder hacer durante el transcurso del fin de semana", explicó.

"Siempre estamos dispuesto a negociar, pero con esta medida las ganas son menores. Hace 45 días que estamos negociando esto. El gremio dice que es una asamblea, pero en realidad es un paro", añadió el presidente de la aerolínea de bandera.

En el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, las demoras afectaron a vuelos con destino en Bogotá, Miami y Montevideo, mientras que fueron cancelados despegues a Mendoza, Córdoba, Rosario, Calafate, Bariloche, Iguazú, Comodoro Rivadavia, Ushuaia y Trelew.

En el Aeroparque Metropolitano, en tanto, estaban demorados vuelos a Formosa y Tucumán, mientras que fueron cancelados despegues a Calafate, Ushuaia, Resistencia, Rosario, Córdoba, Mendoza y Posadas.

La empresa controlada por el Estado también tuvo que cancelar vuelos hacia Santiago de Chile, El Calafate, Trelew, Salta, Paraná, Mar del Plata Córdoba, Montevideo, San Luis, Comodoro Rivadavia, Resistencia, Jujuy Bahía Blanca y Ushuaia .

SECCIÓN Actualidad
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR