Tecnología

Día de la madre: los celulares y las aplicaciones cambian la maternidad

13-10-2017 La madre de hoy no se conforma con decir “es solo una etapa” o “hago lo que puedo”, si no busca la superación, el crecimiento y el reconocimiento
Por Melisa Pereyra, médica ginecóloga y obstetra de "Llamando al doctor".
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Una mamá “mobile first” trabaja, se ocupa de la casa, de las compras, de la limpieza del hogar y busca autosuperarse para darle a su familia lo mejor.

Cuando descubrí el mundo de las redes sociales, quedé anonadada al ver miles de cientos de mujeres que son madres y participan activamente de una gran diversidad de espacios en la web para resolver de forma eficaz lo que antes les llevaba días enteros.

Por ejemplo, la mamá de hoy no admite una duda o miedo, y si lo tiene, trata de buscar una solución y para eso usa la tecnología

Las redes sociales llegaron para quedarse. Existen innumerables cuentas de todo tipo, desde tips de cocina saludable para los más pequeños, rutinas de ejercicios para volver a tu peso después del parto, tutoriales de peinado y maquillaje para las que no podemos salir ni a la peluquería, hasta espacios de información creados por profesionales de la salud y psicopedagogía para mujeres y madres en los que encuentran información sobre salud, autocuidado y etapas del desarrollo infantil, etc. 

Me enorgullece ver a colegas y licenciadas dedicar parte de su tiempo a la educación y contención de madres dándole datos con sustento científico y las herramientas necesarias para que la maternidad sea una etapa de desarrollo tanto del infante como de la propia mujer.

Pero más me genera satisfacción ver la participación de mujeres que preguntan y escriben sus experiencias, aceptan consejos, los ponen en marcha y muestran sus resultados.

La madre de hoy no se conforma con decir “es solo una etapa” o “hago lo que puedo”, la madre de hoy busca la superación, el crecimiento y el reconocimiento.

Formar parte del grupo de profesionales que ofrecen atención médica a través de videoconferencias, llegó en una etapa de mi vida en la que en dos años me sorprendieron dos embarazos hermosos, y la necesidad de poder trabajar menos tiempo afuera y un poco más desde casa.

Por ejemplo, ¿sabes la importancia de tener al alcance de la mano una aplicación que resuelve las consultas médicas de toda mujer y madre con un solo touch en la pantalla de su celular?

Entendiendo lo difícil que es moverse de un lado a otro y estar horas interminables en salas de espera. Con aplicaciones de este estilo logramos resolver las consultas de manera online y sin la necesidad de moverse de casa. 

Hace unos días recibí una llamada de una mujer que acababa de enterarse que iba a ser mamá. Le ofrecieron un turno para su primer control obstétrico para dentro de una semana, y le dolía la cabeza.

Mujer joven, sin antecedentes relevantes, desconocía qué medicación tenía permitida y cuál no estando embarazada, para poder aliviar su dolor. ¿Valía la pena ocupar un lugar en la guardia para sacarse esa duda? ¿O aguardar horas en una sala de espera?

Por eso decidió usar una aplicación y resolver su duda al instante: explicó las características de su dolencia y recibió información acerca de qué podía tomar y qué no.

Se le dieron pautas de alarma y se quedó tranquila e informada, esperando en paz su primer control de embarazo y sabiendo que todo andaba bien. Una mujer tranquila, es un embarazo saludable y una futura madre conectada con su bebé desde el primer instante.

Ahora ser mamá nos da un golpe a la identidad, es decir, no nos quedamos en esta etapa esperando a que pase, ni como espectadoras viendo cómo otros siguen su vida mientras vivimos entre teta, mocos, noches de insomnio y canciones infantiles.

Ser una madre 3.0 es criar a nuestros hijos con la mayor cantidad de herramientas posible, es ofrecerles una mamá risueña, que después de limpiar la casa salga a trabajar de aquello que estudió y le apasiona, o simplemente a ganar su dinero para que sus hijos puedan tener una infancia como merecen y lo soñamos. 

Mamás eran la de antes, que lavaban a mano los pañales de tela”, cuántas veces habremos escuchado este tipo de comentarios, ¿no? Lo que muchos no saben es que, así como el mundo evoluciona, el concepto de maternidad también.

Las mujeres de ahora tenemos lavarropas y pañales descartables súper absorbentes, pero nos vemos en la necesidad de seguir trabajando a pesar de tener un bebé que ni siquiera comenzó a comer su primera papilla. Y ni hablar de si la maternidad nos sorprende en medio de un proyecto universitario o frente a una relación con pareja cama afuera. 

En este Día de la Madre hagamos una red de reconocimiento a todas las madres que ponen todo de sí para que su vida y la de su familia sigan adelante. Ser madre es un mundo maravilloso. Por eso, ¡feliz día a todas las madres!

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR