Management

Se redujo el solapamiento salarial y las empresas crecieron más de lo esperado, pero igual multiplicaron los despidos

19-10-2017 Un 28% de las compañías vio mejoras en su negocio este año por mayor demanda de productos y servicios. Pese a esto, un 16% redujo su plantilla de empleados. Según Manuel Rossi, CEO de Hidalgo & Asociados, los empresarios aún aguardan un "boom" económico
Por Paula Krizanovic
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Al adentrarnos en el último trimestre del año, las compañías comienzan a preparar sus balances y presupuestos para 2018. 

Si bien hubo disparidades respecto de cómo se comportaron los negocios y el consumo durante este año, en general las empresas esperan cerrar el período con una nota positiva.

"Se está presentando un año desnivelado, con marcadas diferencias de acuerdo con el sector o la industria que se analice", especifica un informe de situación de la consultora Hidalgo & Asociados, que relevó a 180 empresas de 16 actividades diferentes.

Y la conclusión al evaluar los últimos nueve meses es que "se esperaba un año más duro del que realmente se está dando. Hubo empresas que crecieron, a pesar de no estar ello en sus pronósticos".

En concreto, a fin de 2016 solo el 10% de las corporaciones que responden la encuesta de esta consultora esperaba un crecimiento en sus negocios este año, pero hasta el momento el 28% evidencia que su situación mejoró.

Manuel Rossi, CEO de Hidalgo & Asociados, resumió que "este año se presentó mejor de lo esperado, pero sigue estando lejos de lo deseado. Los empresarios aún aguardan el 'boom' económico y que el país, de una buena vez, arranque con fuerza."

"Quienes crecieron en estos meses lo atribuyen especialmente a la mayor demanda de productos y servicios (75%), y en segundo orden, a la apertura de nuevos mercados y nuevas líneas de productos y servicios", indicaron desde la firma.

Otro dato positivo que dejó entrever el informe es que el 2017 fue un año en el cual se revirtieron algunas de las tendencias negativas que se venían produciendo en los últimos años, como la necesidad de realizar importantes ajustes en los presupuestos -debido a la imprevisibilidad con la cual se elaboraban- o el solapamiento salarial que ocurría entre trabajadores dentro y fuera de convenio colectivo de trabajo.

Por caso, en octubre de 2016 el 55% de las empresas debió reacomodar el presupuesto previsto, mientras que en el mismo mes de este año solo el 35% de los que responden esta encuesta manifestó la misma situación.

"Las empresas están entrando en una zona de mayor previsibilidad", analizó Rossi.

"El informe muestra que son pocas las firmas que calcularon mal el presupuesto de 2017. Y entre aquellas que debieron ajustar, la mayoría estimó menos de lo que efectivamente gastaron", agregó el CEO del Grupo Hidalgo & Asociados.

"La razón que haya menos correcciones es la estabilidad en la que nos estamos acostumbrando a trabajar", le dijo optimista a iProfesional.

Asimismo, en 2017 los ajustes salariales fueron más parejos: de 24% para personal fuera de convenio y de 23% para los agremiados.

No se trata de un dato menor, sino que muestra una importante reducción de la tendencia que se instaló casi como una constante en los últimos años en Argentina y que los expertos locales en Capital Humano ya aceptan como parte intrínseca de la gestión.

"El 29% de las empresas encuestadas afirmó que existe solapamiento salarial, fundamentalmente entre las posiciones de supervisores, analistas y áreas operativas. Mientras que en 2016 este fenómeno se presentó en el 57% de los casos", reveló Rossi a este medio.

La mala nota: más despidos
Pese a todos estos datos que evidencian una mejora en la evaluación de situación que realizan las empresas, los recortes de plantilla mostraron el dato negativo de este balance.

Un 16% de las compañías que participan del estudio confirmaron que, en los primeros nueve meses del año, despidieron personal debido a una reducción en sus negocios.

Según aclararon desde Hidalgo & Asociados a iProfesional, las desvinculaciones por ese motivo crecieron en un punto porcentual respecto del mismo mes el año pasado. "Hay otras empresas que redujeron por razones de competitividad o por reducciones globales", agregó Rossi.

¿Por qué este achique de la plantilla en medio de un ciclo donde todos los demás indicadores de negocios fueron en general positivos?

"Efectivamente es un dato llamativo. El primer semestre fue de ajuste pero la curva ya pegó la vuelta. En el próximo informe de tendencias se verá un crecimiento general del "headcount" de la gran mayoría de los sectores", anticipó Rossi.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR