Negocios

La salida de Chevron movió el mapa petrolero en Río Negro

19-10-2017 Para la secretaría de Energía provincial, el ingreso de nuevos jugadores dinamizará el sector y presionará para que YPF defina qué hacer con sus activos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La salida de Chevron del bloque Estancia Vieja-Puesto Flores y de La Yesera y Loma Negra, modificó el mapa petrolero.

Atrajo a jugadores interesados en sumar más actividad y también sirvió para mover las fichas necesarias para que YPF defina qué hacer con su revisión de activos en la provincia.

Las áreas con cambio de jugadores y donde se plasmarán nuevos proyectos de inversión se encuentran hacia el este de Catriel, informó el diario Río Negro.

Son yacimientos maduros con producción en franco retroceso (alrededor de 2.000 barriles diarios) ubicados al norte de la ciudad de General Roca y mucho más cerca de Estación Fernández Oro, el bloque estrella de YPF en Allen, con el que podrían vincularse por el desarrollo de infraestructura y proveedores.

President Energy, la filial local de la petrolera británica President Petroleum, se quedó con Estancia Vieja-Puesto Flores. Además solicitó la prórroga de la concesión y comprometió inversiones por u$s342 millones.

La firma británica además pagará un bono de explotación de u$s22 millones, una cifra extraordinaria que sólo es comparable con lo que pagaron Total, YPF, PAE y Wintershall por las concesiones no convencionales de 35 años para los promisorios bloques gasíferos Aguada Pichana Este y Oeste, en Neuquén.

Las participaciones de Chevron en La Yesera y Loma Negra se las quedaría Capex.

Allí también están YPF y en menor medida Corporación Financiera Internacional y Metro Holding.

Capex viene de conseguir una concesión no convencional en Vaca Muerta y busca motorizar proyectos de menor escala.

La petrolera negocia con YPF quién operará las áreas. Según el matutino, fuentes de mercado agregaron que la firma hizo una propuesta a la operadora de mayoría estatal para comprarle la participación. Incluso también habría negociaciones por los bloques que la compañía nacional tenía a la venta: El Medanito, Barranca de los Loros y El Santiagueño.

Entre las propuestas que se analizan surge un esquema que en la industria se conoce como el modelo Oilstone. Se trata de una pequeña firma especializada en exprimir yacimientos maduros.

La oferta de asociación compromete garantizar para el concesionario los niveles actuales de producción y tomar sólo los volúmenes que superen esa línea base.

Este es un esquema que seduce a cualquier administración provincial porque redunda en un crecimiento de la producción general. Además hay coincidencias en apuntar que YPF tiene demasiados bloques para su capacidad de inversión actual.

Por estas horas se esperaban definiciones por parte del vicepresidente Ejecutivo de Upstream, Pablo Bizzotto, quien anticipó que busca replicar el modelo de Vaca Muerta para mejorar la producción convencional en yacimientos maduros.

Fuentes de la compañía se limitaron a señalar que continuar o no adelante con el plan estratégico de revisión no dependerá exclusivamente de los cálculos de producción que puedan trazarse.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR