Legales

Reabren una causa contra el suspendido camarista Eduardo Freiler

21-10-2017 El juez federal Sebastián Ramos decidió volver a investigar el incremento de su patrimonio. Consideró que deben analizarse nuevos documentos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El juez federal Sebastián Ramos decidió reabrir la causa por presunto enriquecimiento ilícito contra el suspendido camarista federal Eduardo Freiler, quien había sido sobreseído, informaron fuentes judiciales.

La decisión de Ramos se produce cuando Freiler se encuentra suspendido por el Consejo de la Magistratura y a cuatro días de que comience el juicio político en su contra para determinar si es destituido o continúa en el cargo.

Ramos dispuso la reapertura de la causa aunque lo hizo sin utilizar la figura de la "cosa juzgada irrita", una figura que permite dejar sin efecto una sentencia firme cuando se detectan irregularidades en una investigación.

"Deben analizarse elementos probatorios y documentos nuevos o por lo menos no analizados con anterioridad por desconocimiento de la existencia de los mismos, más algunos que se deberán incorporar al proceso, para lograr efectuar un verdadero análisis global e integral de los hechos en su conjunto", sostuvo Ramos en un fallo de 18 páginas.

Tras decidir la reapertura de la causa, el juez Ramos envió la causa a sorteo para que la investigación le sea asignada a otro juez dado que el ya emitió opinión al sostener que debía dejarse sin efecto el sobreseimiento de Freiler.

En junio de 2016, la Cámara Federal le había ordenado a Ramos un planteo de "cosa juzgada írrita", formulado por el abogado Ricardo Monner Sans contra el sobreseimiento dictado por el juez Marcelo Martínez de Giorgi.

El juez Martínez de Giorgi, a instancia del fiscal Ramiro González, había considerado que el incremento patrimonial de Freiler entre 2012 y 2014 estaba justificado con su sueldo como camarista, que en ese entonces era de 75.000 pesos mensuales.

La causa se había iniciado a partir de una investigación periodística realizada por el diario La Nación, en la que se informaba que el camarista federal se había comprado una casa en Olivos por 2,8 millones de pesos.

Durante la investigación, el fiscal González también enumeró que Freiler había comprado, en ese período, un departamento en Pinamar, la casa en Olivos, 20 caballos, un yate a motor, un auto Mercedes Benz cupé y una camioneta Ford Ecosport Titanium, entre otras cosas.

Cuando pidió la reapertura de la causa, Monner Sans citó otra nota periodística en la que se mencionaba que Freiler también poseía una lancha, un balneario en Necochea, que no estaría a su nombre, y un desarrollo comercial en Quequén.

En el mismo escrito, el abogado sostuvo que Freiler podría ser el dueño de un hotel y de dos empresas en Necochea, según se desprendía de los artículos periodísticos que pidió incluir en el expediente.

El denunciante Monner Sans había presentado el recurso de "cosa juzgada irrita" ante la Cámara Federal porque, al no ser aceptado como "querellante", no pudo apelar el fallo de Martínez de Giorgi.


SECCIÓN Legales
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR