Tecnología

El bitcoin se dividirá y creará una nueva criptomoneda

24-10-2017 Quienes antes de esa bifurcación posean bitcoins, tendrán su equivalente en bitcoin gold, una decisión que dependerá de su billetera virtual
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Bitcoin, la principal criptomoneda del mundo, volverá el miércoles a tener un "fork" -una división- que creará una nueva divisa digital, el Bitcon Gold, un cambio considerado como "secundario" en la comunidad pero que será la antesala de otro fork más radical, el llamado "SegWit2x", a mediados de noviembre.

De esta forma, desde el miércoles una nueva divisa se sumará a la familia bitcoin, en un movimiento similar al que en agosto dio vida al Bitcoin Cash.

Quienes antes de esa bifurcación posean bitcoins, tendrán su equivalente en bitcoin gold, una decisión que en última instancia dependerá de la billetera virtual en la que tengan depositados su activos.

A este fork del 25 de octubre "la mayoría lo consideramos secundario dentro de la comunidad", aseguró en diálogo con la agencia Télam Franco Amati, cofundador de Bitcoin Argentina y Espacio Bitcoin.

Remarcó que "no va a tener en absoluto la relevancia que tuvo el Bitcoin Cash", la moneda surgida en agosto a partir del Bitcoin y que el lunes cotizó en torno a los 320 dólares.

"Como vieron que funciona, algunos quieren volver a hacerlo", continuó Amati respecto del inminente nacimiento del Bitcoin Gold, y sostuvo que "es como un lanzamiento de una nueva moneda digital pero sin largar desde cero, con el beneficio de la prensa que implica" ser una divisa que nace del Bitcoin.

En palabras sencillas, cada criptomoneda tiene sus reglas que definen, por ejemplo, cómo se genera esa divisa, qué tipo de hardware se usa para ello, y cambiarlas hace que surja una moneda nueva, pero con un pasado común.

Según explica en un documento el grupo que promueve esta escisión, "Bitcoin Gold es una bifurcación de la cadena de bloques (la tecnología sobre la que se sustenta) de Bitcoin" generada a partir del uso de un nuevo algoritmo.

La cadena de bloques original de Bitcoin continuará inalterada, "pero una nueva rama de la cadena de bloques se separará de la cadena original", señalan, y continúan: "La nueva rama es una cadena de bloques distinta con el mismo historial de transacciones que Bitcoin hasta el fork, pero luego se aparta de ella. Como resultado de este proceso, nacerá una nueva criptomoneda".

Este movimiento, según Amati, asegura que las personas que antes de que se produzca la división tienen por ejemplo un bitcoin, tras este fork tendrán además un bitcoin gold.

Sin embargo, eso dependerá del servicio de compraventa o mercado virtual con el que se opere, ya que no hay una posición unánime sobre qué harán estos gestores tras el fork.

"Como es una cadena aparte, hacer que nuestros usuarios puedan acceder a Bitcoin Gold nos obliga a crear un desarrollo nuevo. Por ahora no tenemos planeado implementarlo, pero si los usuarios lo demandan, podemos llegar a hacerlo", manifestó Sebastián Serrano, CEO de la billetera digital Ripio.com.

Para el empresario, lo que sucederá "no es un fork de la cadena de bitcoin", sino "un proyecto que lo que está haciendo es creando una moneda nueva".

El motivo de esta bifurcación, según sus promotores, es hacer que las personas comunes puedan volver a "minar" (realizar las operaciones informáticas que generan la divisa) desde equipos normales, y que no sea un negocio de escala como es hoy, donde son grandes complejos con equipos específicos quienes lo hacen.

El fork de mediados de noviembre, llamado SegWit2X, será significativamente más importante y divide las aguas entre la comunidad de especialistas.

"Respecto al SegWit2x, es un poco más complejo. Arrancó como una propuesta para hacer una actualización al protocolo de Bitcoin, en mayo. Tiene dos partes, una vinculada a la seguridad, que ya se hizo en agosto (dio lugar al al Bitcoin Cash), y otra al tamaño, que es la que se haría en noviembre", sostuvo Serrano.

Esta división "potenció al Bitcoin y ambas tienen premio. Y la suma de ambas cadenas, el Bitcoin y el Bitcoin Cash, es superadora. Pero ahora viene la segunda parte, que es ampliar el tamaño de los bloques. Y acá hay mucha más controversia", detalló.

"Nosotros creemos que esta postura de ampliar es favorable para el Bitcoin, porque le va a dar más estabilidad. Y este es un fork real, que ninguno de los otros lo fue", continuó.

En cambio, para Amati el SegWit2X es "un fork encarado por empresas bastante grandes, como Xapo y Bitpay, que tiene rechazo entre la comunidad", y que "básicamente tiene intenciones políticas".

"Hoy en día, Bitcoin está desarrollado por un grupo que se llama Bitcoin Core. Pero las empresas consideran que hay que hacer ciertos cambios y los hacen por su cuenta. Se lo ve como un Bitcoin más corporativo", indicó el especialista.

Esta bifurcación supone ampliar el tamaño de los bloques para aumentar el límite de cinco transacciones por segundo que hoy resiste el Bitcoin.

Pero "si aumentás el tamaño de la base de datos a un nivel gigante, que requiera una enormidad de ancho de banda (para procesarlos), a la larga van a ser menos los que puedan minar", explicó Amati, y sostuvo que esto lo volvería más centralizado y, por ende, "más fácilmente censurable".

Sobre los riesgos y confusiones que pudieran sucederse tras este episodio, Serrano señaló que Ripio "probablemente tenga que suspender las operaciones durante un día. Va a ser muchos más turbulento de lo que fueron los anteriores forks".

El problema de este fork es que "apunta a reemplazar al Bitcoin en vez de crear uno distinto, y quiere llevarse el nombre de la marca. Por eso es más conflictivo: quiere cambiar al Bitcoin en sí mismo", resumió Amati.

Algo que de alguna manera avaló Serrano: "Un escenario probable es que una sola de las dos cadenas sobreviva".

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR