Vinos & Bodegas

Vinos que patean el tablero: 6 ejemplares sorprendentes para salir de lo común

27-10-2017 En esta producción, seis etiquetas elaboradas con cepas que van más allá del Malbec y que son perfectas para paladares curiosos
Por Juan Diego Wasilevsky
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Siempre es bueno explorar y expandir los límites, especialmente en el mundo del vino, donde las bodegas están cada vez más creativas y buscando alumbrar propuestas nuevas para captar la atención de los consumidores. 

En un país como la Argentina, donde el Malbec reina y gobierna, existe un amplio abanico de etiquetas que desafían lo tradicional. 

A continuación un top 6 de vinos que resultarán ideales para paladares curiosos que busquen algo diferente para poner en la mesa. 

¡A tomar nota!

Santa Julia Innovación Arinarnoa 2017 – Bodega Santa Julia – Precio sugerido: $190


La bodega es pionera en la investigación y desarrollo. Desde hace años cuenta con un área específica para explorar cepas no tradicionales, que provienen de 17 hectáras que poseen en su viñedo de Santa Rosa. Allí tienen más de 30 variedades diferentes, lo que les permite jugar en pequeños tanques de acero y cada año presentar alguna propuesta diferente. Airnarnoa es una variedad que resultó del cruce genético realizado en Francia entre dos varidades conocidas, como el Merlot y el Petit Verdot. ¿El resultado?: un vino con una paleta bien aromática, que habla de frutas rojas, negras y especias. En boca es un vino de largo recorrido, con taninos levemente secantes que le dan carácter. Es un vino que sin ser concentrado, tiene su columna vertebral y que en boca refleja el espíritu de una de las cepas de las cuales proviene, como es la Petit Verdot. 

Desquiciado Garnacha 2017 – Bodega Desquiciado Wines – Precio sugerido: $225 


Se trata de una Garnacha de Gualtallary elaborada como un pequeño rompecabezas donde se privilegiaron dos etapas diferentes para la cosecha y luego, cada componente, se cofermentó con pequeños toques de Syrah y de Cabernet Franc. Su paleta es simple y directa: manda la fruta roja y bien fresca. Se complementa con un dejo especiado y recuerdos a té negro. En boca levanta el perfil, con una aromática de alto impacto, paso súper jugoso, buena frescura general y taninos sin aristas. Ideal para beber apenas refrescado, mientras se va prendiendo la parrilla. 

Be My Hippie Love 2016 – Bodega Animal Organic – Precio sugerido: $175


Exótico y diferente, este vino elaborado con uva Criolla y que pasó por barricas de roble de tercer uso, se presta al debate. La bodega lo presenta como un blanco, pero a ciegas bien podría pasar como un vino rosado. Incluso, su color pálido establece un link con los clásicos rosados de Provence. Más allá de estas cuestiones estilísticas, se trata de un interesante ejemplar, ideal para paladares curiosos. En nariz ofrece aromas que van del melón maduro a las flores blancas, pasando por un dejo a hierbas frescas. En boca, es un vino con buen volumen y cuerpo, junto a una acidez intensa y que prolonga la experiencia. Se ubica justo en el medio entre los rosados secos y los blancos de buen graso. Si buscás un ejemplar diferente, no lo dudes. 

Livverá Malvasía 2016 - Escala Humana Wines – Precio sugerido: $390


A partir de unas 20 hileras de un viñedo de Tupungato, plantado con una variedad muy poco tradicional en la Argentina, el enólogo Germán Masera alumbra un vino que evita cualquier convencionalismo y que desafía el manual de las notas de cata que cualquier adepto al vino ha acumulado en su arsenal. "La Malvasía es una uva que, elaborada como blanco, pierde el alma. Pero tampoco quería hacer un vino naranja revolucionario", señala el enólogo, que a partir de su proyecto apunta a producir pequeñas producciones de vinos que tengan algo para contar. Y este vino realmente tiene mucho por decir: en nariz, ofrece un perfil bien herbáceo, que recuerda al cedrón y a las frutas blancas maduras. En boca es un vino con excelente acidez pero no flaquea, tiene buen volumen y un paso con cierta estructura. Conforme avanza, despliega un arsenal de aromas que van de los quinotos a la menta peperina. Para cualquier paladar curioso, es un vino que realmente vale la pena descubrir. 

Estancia Los Cardones Garnacha 2015 - Bodega Estancia Los Cardones - Precio sugerido: $420 


Este vino, proveniente de viñedos de Tolombón, en lo profundo de los Valles Calchaquíes, se destaca por su aromática intensa, cargada de notas de fruta roja bien fresca y que se anticipa crujiente y una barrica usada que igualmente aporta toques sutiles de cacao y que complejiza su paleta. En boca, es un vino que combina tres grandes características: es redondo y extremadamente pulido, tiene una acidez rozando lo mordiente pero que no incomoda y está bien ensamblada, y la barrica termina por aportarle una dulzura etérea -apenas perceptible- pero que complementa muy bien el pulso seco del vino. El resultado es un ejemplar versátil que, servido bien frío, puede beberse perfectamente como aperitivo. Y que, con algo más de temperatura, puede ser un excelente complemento para acompañar unas mollejas a la parrilla, antes de pasar a los tintos corpulentos.

Vallisto Extremo Barbera 2017 – Bodega Vallisto – Precio sugerido: $288


Un tinto sutil y diferente de Cafayate, elaborado por el enólogo "Pancho" Lávaque y su socio en el proyecto, Marcelo Pelleriti, a partir de un viñedo bastante extremo, ubicado a 1.900 metros sobre el nivel del mar, que ofrece una nariz sencilla, con fruta roja fresca y un colchón especiado. Su faceta más interesante la muestra en boca, donde exhibe un paso largo, con taninos bien pulidos y maduros, pulso seco y una rica acidez. No es un vino de gran profundidad ni excesiva complejidad. Tampoco es muy estructurado. Y no pretende serlo. La conclusión es que se trata de un vino bien bebible, que permite salir de los lugares comunes y explorar qué hay de nuevo en el Norte. Su precio competitivo, un plus.

Encontranos en: Instagram Facebook Twitter

SECCIÓN Vinos & Bodegas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR