Management

Cuatro maneras de responder a la pregunta ¿cuánto querés ganar?

08-11-2017 El tema del sueldo durante la entrevista laboral es algo delicado y siempre se enfrenta el temor de pedir demasiado o muy poco. Qué decir en cada situación
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las entrevistas laborales no son cómodas. Te interrogan por antecedentes, proyecciones, deseos, por aptitudes, cualidades, defectos, y siempre llega la pregunta más difícil de contestar: ¿cuánto querés ganar?

El tema del sueldo durante el proceso de contratación es algo delicado. Y en la cabeza de todo postulante se enfrentan dos cuestiones claves que deberá dirimir en pocos segundos. Es que pedir demasiado puede dejarte fuera de la competencia y muy poco puede significar que no valoras tu trabajo y que no te den el salario que quisieras.

"A la gente le preocupa que pueda perjudicar sus posibilidades de obtener una oferta si piensan por encima o por debajo de lo que la compañía tiene en mente", explicó al diario mexicano Expansión, Pamela Skillings, capacitadora de entrevistas y cofundadora de The Big Interview.

Algunos expertos sugirieren abordar las características del salario al comienzo del proceso de entrevista para evitar perder el tiempo de ambas partes y establecer expectativas, mientras que otros recomiendan esperar hasta más adelante en el proceso.

"Demora el mayor tiempo posible", dijo Skillings. "Si puedes posponer el hablar del salario y establecer tus habilidades de manera creíble, ellos estarán contentos contigo y estarás en una mejor posición".

A continuación, cuatro formas de responder en diferentes situaciones relacionadas con el salario y salir airoso de la entrevista:

1) Cuando no estás listo para hablar del sueldo
Si deseas posponer hablar del salario, no lo pienses demasiado, eso puede encender las alertas del reclutador.

La estrategia para evitar respoder a la pregunta de cuánto deseas ganar es no pensarlo demasiado para no poner en alerta al reclutador e intentar cambiar el rumbo de la conversación.

Para ello, según Tim Lo, cofundador de YourNextJump.com, se puede decir: "Quiero hablar de la remuneración, pero realmente me gustaría centrarme primero en asegurarme que soy una buena opción para la compañía y que podemos aportar valor el uno al otro". 

Pero aclara que hay que tener en cuenta que algunos reclutadores pueden no canalizar a un candidato a la siguiente etapa de entrevista si no tienen expectativas de sueldo.

"Están asegurándose de que no haya una gran diferencia con lo que el candidato está buscando y lo que la compañía está pagando por el trabajo", explicó Paul Wolfe, vicepresidente senior y jefe de recursos humanos de la compañía de búsqueda de empleo Indeed.

2) Cuando no estás seguro cuánto pedir de salario
Hay muchos recursos en línea que desglosan los salarios de diferentes profesiones dependiendo de la ubicación.

Lo ideal es llegar a la entrevista habiendo realizado una investigación previa sobre cuánto se paga por el puesto al que te estás postulando acorde a tu experiencia, cualidades y las funciones que cumplirán en el cargo.

Se puede averiguar por Internet, con el sindicato y hablar con los colegas para averiguar cuánto están ganando como para tener el rango salarial de la industria.

Los expertos dicen que es común que los candidatos busquen un aumento salarial del 15% al 20% si se están apuntando hacia una posición más alta. Si se trata más de un movimiento lateral, el aumento puede ser menor.

Si estás solicitando un aumento sustancial de sueldo, prepárate para justificarlo.

"Sé un defensor de ti mismo", dijo Lo. Y explica que has investigado el mercado y enlista tu experiencia, antecedentes y cualificaciones que hacen que valgas la cantidad que estás buscando.

3) Cuando te preguntan cuánto ganas actualmente
"Idealmente, si puedes evadir la pregunta de forma educada", explica Skillings y sugiere decir algo como: "No se trata tanto del salario, sino de ocupar esta vacante y estoy abierto a una oferta competitiva".

Si sientes que actualmente estás mal pagado y que compartir tu salario afectará tus posibilidades de obtener un aumento, Skillings sugirió ser honesto y explicar por qué vales más. "Di algo como: 'Mi compensación actual no es representativa de las normas del mercado', y luego enumera tus logros y capacidades", detalla.

Si un reclutador realmente insiste en preguntarte tu salario actual, debes responder honestamente.

"Nunca mientas sobre tu salario", advirtió Lo. "Además de no ser ético, es algo que la gente puede verificar".

4) Cuando obtienes una oferta salarial baja
Si hay una oferta que está por debajo de tus expectativas, no temas pedir más.

"Espera una negociación más agresiva para cuando llegue la oferta", dijo Lo. 

No siempre se trata de salario. Ten en cuenta otros beneficios, como una participación en el capital de la empresa, seguro médico o fuertes oportunidades de crecimiento.

Si el salario es firme, Skillings sugirió solicitar una revisión posterior a los tres o seis meses para renovar el pago y los beneficios.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR