Vinos & Bodegas

Wines of Argentina celebró la marcha atrás del Gobierno con el impuestazo a los vinos

10-11-2017 El titular de la entidad, Alberto Arizu, afirmó que la decisión fue atinada porque "hubiese perjudicado a miles de pequeños productores"
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
El presidente de Wines of Argentina, Alberto Arizu, celebró la decisión del Gobierno de dar marcha atrás con el impuesto interno que el Gobierno quería aplicarle a la industria.

“Nos parece muy atinado porque hubiese perjudicado a miles de pequeños productores”, dijo en el marco de Aliment.AR, la exposición de alimentos y bebidas organizada en Tecnópolis.

“Nos parece muy atinado que el Gobierno haya desistido con la idea de gravar al vino, porque es un error considerarlo una bebida no saludable y además hubiese perjudicado directamente a miles de productores pequeños. Esta es una industria totalmente desconcentrada, donde más del 60% de los viñedos está en manos de propietarios de entre 8 y 10 hectáreas y que emplea a más de 150 mil personas de manera directa y más de medio millón si contamos los puestos indirectos”, agregó el directivo. 

Wines of Argentina, entidad que se ocupa de promocionar al vino nacional en el mundo, estuvo presente en Aliment.AR con un stand donde se pueden degustar las etiquetas de 15 bodegas. 

Arizu destacó que Wines of Argentina promovió la participación de varias bodegas en la novena edición de LAC Flavors,  que se realizó martes y miércoles como gran antesala de Aliment.AR, con la presencia de 120 compradores de 45 países, que se reunieron con más de 560 empresas exportadoras locales y del resto de la región, generando un volumen de negocios concretados y proyectados de 152 millones de dólares.

“Durante muchos años, la Argentina estuvo cerrada al mundo con una oferta exportable limitada. Sin embargo esta industria, desde su tecnificación a mediados de la década del 90, salió a competir internacionalmente e impuso al Malbec como una de las cepas más reconocidas del planeta. En unos 20 años, el sector aumentó sus exportaciones desde los  20 millones a los 1.000 millones de dólares anuales”, resaltó Arizu.

Sin embargo, Arizu afirmó que las exportaciones vitivinícolas -que tuvieron una tendencia creciente hasta 2012-, luego cayeron en 2015 por una economía cerrada, una alta inflación que distorsionó los costos en dólares y unas retenciones del 5% que afectaron la rentabilidad.

“Argentina principalmente perdió segmentos de mercados, donde está por debajo de 20 dólares la caja (de 12 botellas) y se comercializa a mayor volumen. En ese rubro todavía tenemos rentabilidad negativa”, agregó. 

Sin embargo, afirmó que ahora el sector comenzó a recuperar impulso: "Tras la asunción del presidente Mauricio Macri hubo un ordenamiento del mercado cambiario, se eliminaron las retenciones y hay una intención de bajar la inflación, que todavía es elevada".

"Igualmente, no va a ser una tarea fácil porque las condiciones del consumo mundial no son las mismas que en 2015 y durante ese lapso nuestros competidores tuvieron contextos internos muy favorables", concluyó. 

SECCIÓN Vinos & Bodegas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR