Management

Cinco emprendedores que arrancaron de cero y hoy son millonarios

20-11-2017 De jóvenes trabajaron en McDonald's, en campamentos de verano, ranchos y bares. Fueron pintores de casas y lavaplatos. Hoy son multimillonarios
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El universo emprendedor está lleno de casos de personas que arrancaron de abajo, con muy pocos recursos, y paso a paso llegaron a tener empresas que se valúan en millones de dólares. 

Las siguientes son cinco historias de reconocidos empresarios que fueron de cero a la cima, relevadas por CNN en Español: 

Jeff Bezos
El director ejecutivo de Amazon mostró una aptitud para la mecánica cuando era bebé y trató de desmantelar su propia cuna. Hoy en día su portal de ventas online tiene ingresos por miles de millones de dólares.

Bezos trabajó en McDonald's durante un verano cuando era adolescente. Al año siguiente, inició un campamento de verano para chicos que querían aprender más sobre la ciencia. Le cobró u$s600 a cada uno de los seis niños del vecindario que se inscribieron.

También hizo trabajo pesado de joven en el rancho de su abuelo "instalando tuberías, vacunando ganado y colocando molinos de viento", según una entrevista que le dio al diario Seattle Times.

Larry Ellison

El fundador de Oracle, quien no terminó la escuela secundaria, ahora es uno de los hombres más ricos del mundo.

Nació en la ciudad de Nueva York de una madre soltera adolescente, quien no podía cuidar de él. Ellison fue adoptado por familiares cuando aún era un niño pequeño, y se trasladó al lado sur de Chicago.

Su padre adoptivo era un inmigrante ruso pobre, quien le dijo a su hijo que nunca iba a alcanzar el éxito, según una biografía de Ellison escrita por Mike Wilson.

Cuando su madre adoptiva murió, Ellison dejó la universidad y se dirigió a California, donde fue pasando de un trabajo a otro.

El fundador de Oracle opina que "tenía todas las desventajas requeridas para alcanzar el éxito", y creó su compañía de bases de datos en 1977.

Es un admirador de la cultura japonesa, y su dicho favorito supuestamente es de Genghis Khan, quien dijo: "No es suficiente si alcanzo el éxito. Todos los demás tienen que fracasar".

Howard Schultz


El director ejecutivo de Starbucks creció en viviendas públicas en Brooklyn, Nueva York, con sus padres y hermanos. Su madre, quien no terminó la secundaria, motivó a sus hijos a creer en su capacidad para tener éxito.

El padre de Schultz, un conductor de camión, fomentó el amor que su hijo sentía por los deportes. Y luego de conseguir una beca para jugar fútbol en la Universidad del Norte de Michigan, Schultz se convirtió en la primera persona en su familia en ir a la universidad.

"Resultó que no era tan buen jugador de fútbol como pensé, y ya no jugué después de todo", escribió Schulz en su libro "Pour Your Heart Into It: How Starbucks Built a Company One Cup at a Time". Para poder pagar sus estudios, recurrió a préstamos, trabajó de barman y en ocasiones, vendió su sangre.

Terminó trabajando en Starbucks como director de marketing en los ochenta, y con el tiempo, ascendió hasta convertirse en el director. Bajo su liderazgo, la pequeña cadena de café se convirtió en la compañía más grande de café en el mundo, con 5.500 locales en 50 países, y siguen sumándose.

Jan Koum

Jan Koum tenía 16 años cuando emigró a Estados Unidos desde Ucrania con su madre. Los dos enfrentaron dificultades en su nuevo país, y dependían de la asistencia del gobierno para sobrevivir.

Koum aprendió por su cuenta sobre las redes de computadoras cuando era adolescente, y de adulto, cofundó la aplicación de mensajería WhatsApp, la cual Facebook adquirió por u$s19.000 millones.

Firmó el papeleo del negocio con Facebook en la puerta de la oficina de asistencia social donde una vez le dieron cupones para comprar alimentos.

George Soros

George Soros sobrevivió a la ocupación nazi de su país natal, Hungría, durante la Segunda Guerra Mundial, y emigró a Inglaterra en 1947.

Logró pagar sus estudios en la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres por medio de varios trabajos informales, como lavaplatos y pintor de casas.

Mientras trabajaba como mesero, alguien le dijo una vez que si se esforzaba, algún día podría llegar a ser el asistente del jefe de meseros, según una biografía de Soros escrita por Michael T. Kaufman.

Soros no trabajó como mesero por mucho tiempo. Llegó a convertirse en financista y en 1992, hizo u$s1000 millones de una sola vez cuando apostó en contra de la libra esterlina en un día conocido como el Miércoles Negro.

Ahora es un ciudadano estadounidense; tiene una fortuna multimillonaria y hace donaciones generosas a varias causas, según relevó la CNN en Español.

 

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR