Management

¿Soportaría la pasión de un jefe como Elon Musk?

21-11-2017 ¿Pasión o presión? Algunos se preguntan si el estímulo de una cultura muy productiva, que busca motivar e innovar, justifica una disponibilidad laboral nunca vista. El CEO de Tesla y SpaceX, que proyecta un cohete para viajar a Marte en 2022, es conocido por ser un profesional extremadamente activo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Josh Boehm es un antiguo empleado de SpaceX, la compañía espacial fundada por Elon Musk. A su vez, es cofundador de Cyph.com, una herramienta de comunicación.

Boehm recientemente sorprendió con un post publicado en Quora -el portal online en el que los usuarios pueden plantear cualquier pregunta y recibir una respuesta por parte de otros internautas- que era como un panegírico sobre la cultura corporativa de Musk, publicó expansion.com.

Allí explicó cómo la forma de dirigir y entender el trabajo por parte de Musk motiva a sus empleados y les "ayuda" a permanecer muchas horas en su puesto, sin que eso pueda ser calificado como “presentismo”.

La clave para tanta fidelidad y motivación, consideró el titular de Cyph.com, está en contratar a gente que siente verdadera pasión por los objetivos de la compañía.

¿Es tolerable un trabajo de esas características? ¿Y la pasión de un jefe como Elon Musk?

El CEO de Tesla y de SpaceX, que proyecta un cohete espacial para viajar a Marte en 2022, es conocido por ser un profesional extremadamente activo y pasa por ser un verdadero workaholic.

Musk suele decir que "crear una compañía es algo muy parecido a tener un hijo".

Lo de ser workaholic es bastante subjetivo.

Un estudio de la Escuela de Negocios de Rouen, en Francia, asegura que existe una cierta adicción al trabajo que puede ser constructiva cuando el que la "padece" muestra un equilibrio diferente y se mueve en parámetros distintos a los del resto de profesionales en lo que se refiere a la conciliación.

Dolly Singh, quien fue durante cinco años directora de adquisición de talento en SpaceX, también escribía un post en el que decía que con Musk “no es una experiencia cómoda. Nunca está satisfecho consigo mismo, ni con nadie a su alrededor. Se empuja más y más y empuja a los demás a su alrededor de la misma manera”.

“El desafío –continuó Singh- es que él es una máquina y el resto de nosotros no. Si trabajas para Elon debes aceptar la incomodidad. Pero en esa incomodidad está el tipo de crecimiento que no se puede obtener en ningún otro lugar".

Esta obsesión por la productividad y la gestión del tiempo hace que una de las principales preocupaciones de Elon Musk sea la planificación milimétrica de cada jornada. A esto añade una voluntad constante por asumir riesgos y una necesidad de estar rodeado de profesionales con talento.

Así, en muchas ofertas de empleo para trabajar en Tesla se exige "que desafíes y seas desafiado, para crear e innovar. No es un empleo para cualquiera. Debes tener una genuina pasión por producir los mejores vehículos del mundo. Sin pasión, encontrarás que lo que estamos tratando de hacer es muy difícil", informó expansion.com.

En realidad, la satisfacción laboral no tiene que ver con trabajar más duro sino con desarrollar la actividad que suponga más retos.

Según Rosabeth Moss Kanter, profesora de negocios en la Harvard Business School, "los más felices en el trabajo pueden ser aquellos que se dedican a lidiar con los problemas más complicados".

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR