Legales

El juez Rafecas en la mira del oficialismo: el Consejo de la Magistratura lo citará y avanzará con su juicio político

22-11-2017 El magistrado federal será citado a declarar en el marco de una denuncia realizada por Elisa Carrió. Se lo acusa de excesiva premura al desestimar la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner                                               
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
La Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura pedirá este jueves la citación del juez federal Daniel Rafecas para que pueda efectuar su descargo como paso previo al pedido de inicio de un proceso de juicio político por presunto mal desempeño de sus funciones.

"Hay elementos de prueba contundentes", dijo una fuente del Consejo de la Magistratura, que arriesgó que el dictamen de citación por el artículo 20 del reglamento de la Comisión que se votará el jueves "obtendrá la mayoría simple que requiere para que prospere" y que "el 7 de diciembre, Rafecas podría estar presentando su descargo".

Uno de los cargos que apunta al titular del Juzgado Federal N°3 es la "inusual premura" con la que cerró la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra Cristina Kirchner por presunto encubrimiento de los sospechosos iraníes del atentado a la AMIA, a partir de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

A Rafecas le endilgarán mal desempeño de sus funciones a raíz de ese hecho, pero también le cuestionarán -según quienes promueven la acusación- por "haber hostigado a un querellante (Waldo Wolff) para que deje de criticar su fallo en los medios".

La comisión necesita de una mayoría simple de cinco votos sobre los nueve integrantes para avanzar con la citación del magistrado, número con el que contaría el oficialismo con los consejeros Pablo Tonelli, Miguel Piedecasas, Gustavo Valdés, Juan Bautista Mahiques y Ángel Rozas.

La citación, de concretarse, será por el artículo 20 del Reglamento de la Comisión, por lo que Rafecas tendrá diez días hábiles para presentarse a partir de ese momento, lo que se produciría alrededor del 7 de diciembre.

Tras el descargo del juez, la comisión tiene 20 días hábiles para emitir un dictamen acusatorio o desestimatorio.

Las fuentes del Consejo consultadascreen que "hay elementos de prueba contundentes" contra el magistrado como para "no pedir nuevas pruebas" y avanzar en el pedido del inicio de un juicio político, incluso antes del inicio de la feria judicial, o apenas se reanude la actividad judicial, en febrero.

Sin embargo, desde la oposición, el consejero Rodolfo Tailhade (Frente para la Victoria) cree que este proyecto de dictamen lo está "promoviendo el oficialismo" porque el magistrado "ha tocado de alguna forma, a través de sus sentencias, sus intereses".

Si bien Tailhade no forma parte de la Comisión de Disciplina y Acusación, es el referente de la oposición en el Consejo y, de llegar, el dictamen al plenario para su votación, será uno de los trece consejeros que deberán emitir su voto, lo que dará curso al inicio del juicio político, o no.

"Lo que están haciendo con Rafecas es lo que están haciendo con todos los jueces: atacarlos y perseguirlos por sus sentencias", dijo Tailhade.

Agregó que se suma en el caso de Rafecas que "seguramente tocó intereses muy importantes del oficialismo", como en su momento lo hizo "con los radicales por los sobornos".

"Están totalmente enceguecidos contra Rafecas por una sentencia", dijo respecto a la resolución del magistrado de cerrar la denuncia de Nisman por el memorándum firmado por el gobierno argentino con Irán, y concluyó: "Es un cachivache, un disparate absoluto".

Las denuncias contra Rafecas fueron presentadas por los diputados de Cambiemos Elisa Carrió y Waldo Wolff, en 2015, por considerar que el magistrado desestimó "en tiempo récord" de la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner y funcionarios de su gobierno, como el ex canciller Héctor Timerman.

A partir de esas presentaciones, entre otras que se hicieron con posterioridad y se fueron acumulando a ese expediente, se inició el proceso que el jueves derivará en el pedido de citación al juez.

En la instrucción, a cargo del consejero Rozas, se consideró que Rafecas "ha dictado la sentencia con arbitrariedad intencional, con fundamentos aparentes y con la finalidad de favorecer a los más altos funcionarios públicos de ese momento, constituyendo una verdadera sentencia fraudulenta".

También se indicó que, "al no producir medidas de prueba, ha imposibilitado arribar a la verdad de los hechos, a la vez que ha impedido demostrar la inocencia de los sindicados".

En resumen, en el escrito de la comisión se le reprocha a Rafecas la "inusual premura en la resolución del caso"; la "insuficiente actividad procesal"; la "no producción de pruebas"; un "análisis parcializado de la prueba"; una "argumentación falsa" y "manifestaciones políticas improcedentes", entre otras acusaciones.

Se le atribuyó al titular del juzgado federal N°3, haber realizado "indebidas manifestaciones políticas positivas de los imputados y negativas del denunciante (Nisman)", así como también que "convocó y mantuvo una reunión en su despacho con personas que no formaban parte de la causa para adelantar su resolutorio".

Además, Rafecas habría efectuado "una llamada telefónica para realizar reproches, hostigamientos y ofensas" contra Waldo Wolff y que permitió que "una persona utilizara en simultáneo ese canal para materializar una amenaza de muerte hacia el interlocutor".

Carrió denunció a Rafecas ante el Consejo de la Magistratura "por mal desempeño de sus funciones" y pidió "que se disponga la apertura del procedimiento de remoción, se lo suspenda y se promueva su enjuiciamiento", se recordó en el documento de la Comisión de Acusación y Disciplina.

Las denuncias de Wolff y la de Carrió son las bases del pedido de citación que se promoverá en la comisión.

SECCIÓN Legales
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR