Finanzas

La locura de los inversores por el Bitcoin sigue y superó los 17.000 dólares

07-12-2017 La cotización escaló 70% en apenas una semana. Y está sólo a un paso romper otra barrera psicológica: que su circulante total supere los u$s300 millones
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El bitcoin sigue su escalada y este jueves llegó a los 17.300 dólares.

Ni los avisos de la posible formación de una burbuja, los robos de divisas virtuales por parte de hackers o su extrema volatilidad parecen desanimar a los inversores. En una semana la criptomoneda cerca de un 70%.

Pero no solo eso: su circulante total es equivalente a u$s291.000 millones, por lo que pasará la barrera psicológica de los u$s300.000 probablemente en pocos días.

Desde septiembre bate un récord cada poco tiempo. Pero esta semana la locura se ha acelerado. Solo la mañana de este jueves se ha llegado a revalorizar el 10% en pocas horas, informó el diario el País.

El bitcoin es una moneda virtual que solo valía unos céntimos hace siete años, que descansa en un sistema de pagos entre iguales (P2P) mediante una tecnología denominada "cadena de bloques" (blockchain).

No tiene curso legal y no se rige por un banco central o un gobierno, sino por una gran comunidad internacional y se acepta en un número creciente de transacciones (restaurantes, sector inmobiliario, etc).

La carrera alcista del bitcoin alimenta desde hace meses el debate sobre la formación de una posible burbuja en las criptomonedas. "El precio del bitcoin es cercano a cero", decía hace unos días Kenneth Rogoff, ex economista jefe del FMI, al matutino español.

"Es pura especulación", afirmó rotundo el pasado mes de septiembre Jamie Dimon, presidente de JPMorgan Chase y el banquero más poderoso de Wall Street.

Warren Buffett, el inversor más reputado en el mercado bursátil, también alertó de que estamos ante una burbuja que está a punto de reventar. pero ningún otro activo de ninguna otra clase se ha revalorizado tanto en los últimos 12 meses.

La fiebre por el bitcoin, una divisa que nació en 2009 después del crash financiero y que se basa en su estructura descentralizada y escapa al control de cualquier regulador, supera todas las previsiones.

Está acuñada con un programa de código abierto donde cualquiera puede editar el software. Para obtener los bitcoins hay que resolver una serie de problemas numéricos. Y al igual que el oro, fue diseñado como un bien escaso: solo hay 21 millones. De ahí que cuando sube la demanda, el precio se dispare. Aun así, no es la única critomoneda: ante el fervor por esta divisa, se han creado otras, que también cotizan, como ethereum.

Los reguladores bursátiles han advertido sobre los riesgos que entraña usar esta divisa o productos vinculados a ellas como inversión. En España, la Comisión Nacional del Mercados de Valores (CNMV) se sumó en noviembre a la advertencia del supervisor bursátil europeo (Esma) acerca de los riesgos de las denominadas "ofertas iniciales de monedas o tokens" (conocidas como ICOs o Initial Coin Offerings).

Estas emisiones se presentan como una nueva vía de captar fondos públicos utilizando criptomonedas o tokens (vales o cupones). Ante la proliferación en algunos países de este tipo de operaciones, Esma estima que los inversores no son conocedores "del elevado riesgo que estarían asumiendo de participar en ellas". Además, el supervisor manifiesta su "preocupación" por la posibilidad de que las entidades que promueven o participen en las ICOs "no estén cumpliendo con la legislación europea".

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR