Tecnología

Este dron lo vigila para que no haga horas extra

11-12-2017 El objetivo tras este proyecto tecnológico es acabar de una forma económica y rápida un problema de la cultura nipona: el exceso de trabajo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Taisei es una empresa de seguridad y de limpieza japonesa que tiene un nuevo producto: un dron pensado para vigilar las oficinas cuando sus empleados no están en ellas y que también quiere evitar que los trabajadores se queden en su puesto de trabajo más allá de su horario.

Según informó el diario digital Engadget, el dron se denomina "T-Frend" y se ha desarrollado con ayuda de otra empresa nipona, NTT East, especializada en este tipo de dispositivo.

El objetivo tras este proyecto es acabar de una forma económica y rápida un problema de la cultura nipona: el exceso de trabajo.

Japón tiene un problema con los empleados que no abandonan el puesto de trabajo y que siguen haciendo sus tareas más allá del tiempo establecido para ellas.

Es algo tan grave que algunos hombres y mujeres han llegado a morir en su puesto por el exceso de trabajo. Es lo que se denomina "karoshi" en japonés.

Con el objetivo de reducir estas situaciones, los responsables de las compañías que tengan un dron T-Frend en "plantilla", podrán establecer una hora límite para irse a casa, momento en el que el dron sale a sobrevolar el edificio y avisar a los empleados de que se ha acabado su jornada.

Para impedir que lo ignoren con facilidad, el aparato reproduce a un volumen elevado "Auld Lang Syne", una canción de origen escocés que se emplea en EEUU para celebrar el Año Nuevo, pero que en Japón se emplea habitualmente para comunicar que un negocio está cerrando al público.

Según Norihiro Kato, uno de los directores de la empresa tras la creación del dron, la suma de Auld Lang Syne y el zumbido del dron es tan molesto que "realmente no puedes trabajar cuando estás pensando que va a venir en cualquier momento".

¿Pero cómo se orienta este dron dentro de un edificio cerrado, con mesas y obstáculos? La idea es que se la apañe de un modo parecido a las aspiradoras inteligentes, que a nivel industrial ya se usan en muchas compañías japonesas.

Taisei tiene previsto desplegar sus primeros drones en abril de 2018 junto con un servicio de mantenimiento y de suscripción para usarlos que ronda los 50.000 yenes al mes, que equivalen a unos 400 euros.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR