Finanzas

Uruguay espera récord de turistas argentinos en vacaciones: ¿conviene usar tarjetas, dólares, cambiar en Buenos Aires o ir con pesos?

18-12-2017 El tipo de cambio está muy lejos de tener una única cotización. La diferencia no es menor: las brechas pueden ser de hasta un tercio del valor entre la opción más barata y la más cara. Todo depende de qué lado de la orilla se adquieran los pesos uruguayos 
Por Rubén Ramallo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

En Uruguay se vive y se respira turismo. “Se viene una temporada que será histórica”, plantean desde el gobierno del país vecino. 

Las expectativas oficiales marcan que en 2017 cerrará con una cifra cercana a los 4 millones de visitantes. De ese total, 2,5 millones serán argentinos

Se trata de un récord pero que, según los funcionarios, será superado en cuanto se inicie el 2018. Y los argentinos serán quienes vuelvan a motorizar al sector turístico

Básicamente porque los precios en el país vecino se mantuvieron estables el último año, mientras que la economía local acumuló un alza inflacionaria del 20%.

A esto se suma que el dólar perdió la carrera contra el IPC, de modo que los asalariados vieron cómo su poder adquisitivo se fortaleció en esa moneda. 

Si a esto se le agrega el “cóctel” de beneficios para turistas que abonen sus gastos con tarjeta de débito y crédito (como IVA del 0% en hoteles o devolución de impuestos para alquiler de autos o gastos en restaurantes), está todo dado como para que el aluvión turístico sea mayor este verano

La gran pregunta: ¿dónde cambiar? 
Una de las preguntas más frecuentes que formulan quienes están planeando un viaje a algún destino en el país vecino es saber dónde conviene comprar pesos uruguayos para así obtener el tipo de cambio más conveniente

La primera opción que tiene el turista, sin moverse de Buenos Aires, es comprar en algún banco o casa de cambio local. 

Según el relevamiento que efectuó iProfesional en la City, cada peso uruguayo cotiza entre los $0,627 -para el caso del BBVA Francés- y los $0,68, si se opta por las clásicas agencias. 

Así por ejemplo, si el precio de lista de un café en Punta del Este se vende sobre la tradicional Gorlero a 100 pesos uruguayos ($u), ese precio expresado en pesos argentinos, representará entre 62 y 68 pesos

Es decir, una brecha nada menos que de casi 10%. La cifra –más allá del ejemplo del café- cobra relevancia si se consideran los gastos para buena parte de las vacaciones

La segunda opción, para quienes van en auto, es vender pesos argentinos o dólares y comprar pesos uruguayos en la frontera, una vez superados los controles migratorios.

Si bien durante la vigencia del cepo cambiario esta operación significaba ingresar en un terreno de supuesta ilegalidad, ya en territorio vecino es una operación lícita y se puede hacer sin bajarse del vehículo. 

En este caso, el “arbolito” paga por estos días unos $u140 por cada 100 pesos argentinos. 

Es decir que por ese café en Gorlero, de un máximo de $68 por haber realizado el cambio en la City porteña, pasaría a costar aun más caro: $71. 

Para quienes desconfían de esta operación que se realiza en las calles -pese a que muchísimos turistas apelaron a esta herramienta entre 2011 y 2015-, la opción es recurrir a un banco o a las agencias de cambio en territorio uruguayo. 

Quienes elijan esta posibilidad y se dirigen a locales reconocidos, como Cambio18 o Casa Gales, entre otros, terminarán recibiendo apenas $u120 por cada $100. 

Esto elevará el precio del cortado a $83. Es decir, casi 34% más respecto de la alternativa de hacerlo en una entidad argentina. 

Como contrapartida, si se opta por dirigirse al Banco República o incluso en la sucursal montevideana del Banco Nación, la conversión terminará dando una cifra un poco más conveniente que las casas de cambio para ese mismo café : $78.

Otra posibilidad es cambiar dólares por pesos uruguayos

Quienes elijan esta opción obtendrán unos $u28 por billete verde. En este caso, el cortado en Gorlero costará $63, casi lo mismo que aquel turista que optó por ir a un banco porteño. 

En cuanto a los que eligen retirar dinero de su caja de ahorro, se debe tener en cuenta lo siguiente: el tipo de cambio en dólares es el del Banco República, pero deben sumarse las comisiones, tantos de la entidad que aporta los billetes a través del cajero, como también las de la entidad argentina desde donde se extraen los fondos.   

En este caso, tomando las comisiones que cobran los privados en la actualidad, el precio del peso uruguayo ronda los $1,53, una cifra que entraría dentro de la categoría de “conveniente”, ya que el café se terminará pagando unos $65.

Las tarjetas, grandes aliadas
Una de las claves para los que viajan al país vecino es tener en cuenta que los no residentes en Uruguay cada año reciben una serie de beneficios que pueden ayudar a reducir los gastos

Para poder acceder a los mismos, se requiere concretar las operaciones mediante el uso de tarjetas de crédito o débito

Entre dichos beneficios figura la devolución del IVA sobre servicios turísticos prestados, que se extenderá hasta el 30 de abril del 2018.  

La lista está encabezada por aquellos servicios gastronómicos prestados por restaurantes, bares, confiterías, cafeterías, o por establecimientos hoteleros, siempre que dichas prestaciones no integren el concepto de hospedaje.

En estos casos, el ahorro no es menor, pues la tasa general del IVA es del 18%. 

Entonces, continuando con el ejemplo de un café, quien abone con plástico verá en el ticket que a los $u100 se le habrán descontado unos $u18, por lo que el precio final es de $u82, equivalentes a 52 pesos argentinos. 

Es por ello que el uso del plástico es lo más recomendable en el rubro gastronómico.  

Además, quien abone con tarjeta de crédito evitará el pago de comisiones

Sin embargo, hay un dato a tener en cuenta: el tipo de cambio queda abierto y el mismo se fija el día de cierre. 

Esta es una variable a considerar, dado que cualquier tipo de volatilidad en la City podrá incrementar el valor final de los gastos. 

El siguiente cuadro resume qué alternativa de pago es la más conveniente a la hora de viajar a Uruguay: 

En cuanto al hospedaje, las autoridades uruguayas aplicarán IVA cero en hoteles. 

En paralelo, quienes optan por alquilar una vivienda, se encontrarán con que el Ministerio de Turismo dispuso una devolución del 10,5%, siempre y cuando los arrendatarios sean personas físicas no residentes, que la operación se realice en inmobiliarias registradas y que el medio de pago utilizado sea una tarjeta de débito o crédito emitida en el exterior.

En este caso, el tipo de cambio que se considerará –a los valores actuales- baja hasta los $15,90, frente a los $17,80 originales. 

Finalmente, también está vigente el Régimen de Tax Free para compras realizadas en comercios adheridos al sistema, cumpliendo el trámite correspondiente en el momento de la compra y en tanto el egreso del país se produzca a través de los principales aeropuertos, puertos y pasos fronterizos. 

El porcentaje a devolver, en estos casos, es del 14,4%, lo que equivale al 80% del IVA abonado

Al momento de dejar el país, deberá completarse el trámite correspondiente para el reintegro, en los puestos debidamente identificados.

El sistema incluye todas las compras superiores a $600 uruguayos en los comercios adheridos al sistema. 

Bajo este mecanismo, quien compró mercadería en la práctica la estará pagando a un tipo de cambio apenas por encima de los $15.

Para los operadores turísticos, los beneficios impositivos prorrogados, que se aplican desde 2012, junto a la estabilidad del tipo de cambio y la baja inflación, son los principales sustentos de la mayor llegada de argentinos en temporada y en período de vacaciones. 

"No se pueden exportar servicios turísticos con impuestos; si se colocan bienes transables en el exterior sin IVA por qué no poder hacerlo con los servicios turísticos", expresó el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Juan Martinez. 

"Hay que conseguir que los visitantes gasten más y la mejor manera es que compren productos, que consuman, eso es lo que tenemos que fomentar", concluyó Martínez.

Expectativas en alza
Para la ministra de Turismo de Uruguay, Liliam Kechichian, el verano 2017-2018 marcará “una temporada que será histórica”.

En opinión de los operadores locales, una de las claves está en la evolución de los precios, que en general se mantienen al mismo nivel que el año pasado en el país vecino, mientras Argentina sufre los efectos de una inflación superior al 20% y un dólar que no subió en la misma magnitud.  

"Así, Uruguay resulta más económico que el año pasado para los argentinos", concluyen.

"Nuestro mayor factor de competitividad en cuanto a precios es el dólar estable a 29,80 pesos uruguayos por unidad, el atractivo de IVA cero en hoteles y la devolución total en restaurantes, alquiler de coches y organización de fiestas", agregó Kechichian. 

Así, de las 2,5 millones de personas que viajaron con DNI albiceleste en 2017, los operadores esperan que este año la cifra se incremente cerca de un 10%.

En números, sería un cuarto de millón de visitantes que no dejarán su dinero en los principales centros turisticos de Argentina

SECCIÓN Finanzas
LO MÁS LEÍDO
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR