Responsabilidad Social Digital

Chevrolet, de la mano de Santi Maratea, le regaló un Onix al Centro Social y Solidario Sonrisas

30-12-2017 La acción es el resultado de una campaña que duró cuatro meses y que contó con la participación de miles de personas a través de las redes sociales
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Despues de una campaña que comenzó hace ya 4 meses en Instagram, y que invitaba a quienes quisieran participar a contar por qué se merecían el auto, se eligió al Centro Social y Solidario Sonrisas como ganadores del 0Km que esta semana entregó Santi Maratea.

Personaje famoso por sus regalos sorpresa, Santiago viene trabajando en generación de contenidos con Chevrolet desde hace algunos años y, desde siempre, él sueña con la idea de poder regalar un auto a alguien que lo necesite.

Hace 4 meses, durante el evento de lanzamiento de Waze en MyLink (el sistema multimedia de última tecnología de los vehículos de Chevrolet), fue el mismo Presidente de General Motors Mercosur, Carlos Zarlenga quien, de la mano de un grupo de celebridades invitadas al evento, sorprendió a Santiago con la noticia de que Chevrolet iba a darle un Onix 0Km con la última tecnología para que él regale, cumpliendo así dos sueños: el de Santiago y el de alguna persona que se haría de un Onix.

Pero no sería tan fácil: Santiago tenía que comprometerse a usar el auto más conectado de la marca para seguir generando conexiones. Fue así que se embarcó en una serie de aventuras con otros influencers, celebridades y personas que lo contactaban para sumarse.

Durante  los 4 meses de campaña, se creó una casilla de mail a la que miles de personas enviaron sus historias contando por qué se merecían ganar el nuevo Onix, mientras que, a su vez, Santiago logró conocer muchas personas, sus historias, sus sueños y, sobre todo, sus risas.

Tras varios episodios que se pudieron ver en el Instagram de Maratea y en el de Chevrolet, llegó el momento de entregar el Onix que lo había acompañado durante estas aventuras. Con una cuota de tristeza por despedirse de su compañero, pero feliz por estar logrando este sueño, Santiago anunció a principios de esta semana que estaba llegando al final: era el momento de entregar el Onix.

Ayer todo empezó temprano, soprendiendo a Sabrina. Ella es un de las docentes de Sonrisas, a quien había conocido en una actividad solidaria que se había realizado en el Centro como parte de la campaña y cuyo compromiso había emocionado a Santiago, al punto de querer convertirla en la cómplice de la sorpresa que estaba a punto de darle a todos los chicos.

Entre los dos, y a bordo del Onix, se dirigieron al lugar, donde estaban reunidos los chicos con sus familias en un almuerzo de fin de año, y, a pura bocina, llegaron con las noticias que, obviamente, generaron un mar de emociones, aplausos y bocinazos.

Lo que Santiago no se imaginaba es que la sorpresa sería también para él. Mientras él saludaba a los chicos y festejaba con los profes del lugar llenos de emoción, llegó la segunda sorpresa del día, de la mano de Pablo Granados.

Y es que claro, Chevrolet no podía dejar a pata a Santi después de que él se comprometiera como lo hizo, y la marca, en su compromiso por crear conexiones, decidió que Santiago se quedara con su Onix, ese en el que tantas aventuras venía viviendo, para que las mismas no se corten, y por eso Pablo llevó al lugar un nuevo Onix 0Km para entregar a Sonrisas, y que Santiago pueda continuar sorprendiendo gente con acciones a bordo de su Onix.

El Centro Social y Solidario Sonrisas tiene ahora el auto que necesitaban para poder transportarse de un centro a otro, facilitando un poco la ardua tarea con la que están comprometidos, Santiago tiene su Onix para seguir sorprendiendo y ayudando a sus seguidores y, entre abrazos, emoción y muchos celulares filmando, Pablo Granados y Santiago Maratea se abrazaron en un cierre con mucho gusto a comienzo.

SECCIÓN Responsabilidad Social Digital