Actualidad

La detención del hijo de Aldo Ducler por extorsionar a la familia Eskenazi: "Tiranos una moneda"

30-12-2017 Juan Manuel Ducler ahora está imputado por pedirle plata a los dueños del Grupo Petersen para no hablar sobre un negocio con YPF
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

"Es un tema económico", rompió el hielo Alejandro Sánchez Kalbermatten. Del otro lado de la mesa lo escuchaba uno de los abogados de Sebastián Eskenazi.

"Si él se tiene que desdecir, firma una declaración testimonial notarial", explicó en referencia a su cliente, Juan Manuel Ducler, también presente.

El abogado del Grupo Petersen casi que no habló. Les siguió el juego. "No nos interesa hacer mierda al pibe", insistió. Y remató: "Tiranos una moneda".

El propio Ducler, entonces, sugirió que tenía contactos en los gobiernos de la Argentina y de los Estados Unidos para aportar información sobre el ingreso en 2008 del Grupo Petersen a YPF durante el gobierno de Cristina Kirchner. Así pareció en los videos revelados por TN Central.

"Como informante acá, puedo cobrar el 10% de u$s4.000 millones y como informante allá, 5% de la multa de u$s10.000 millones", calculó el hijo de Aldo Ducler, el fallecido financista de Néstor Kirchner cuando era gobernador de Santa Cruz.

Luego, Sánchez Kalbermatten retomó la estrategia para convencer al abogado de los Eskenazi: "Cada día lo llaman 'players' mejores, pero no nos sirve dárselo al Gobierno salvo que nos pague como informantes".

Ducler, finalmente, salió de la reunión con u$s300 mil junto con Sánchez Kalbermatten y Pablo Bruggo, su otro abogado y excuñado de Sebastián Eskenazi.

Diez segundos después, agentes de la Policía Federal los detuvieron por extorsionar a la familia Eskenazi. Luego de una noche arrestados, fueron liberados y con fecha de indagatoria para febrero.

Ahora, el juez de instrucción 40 de la ciudad de Buenos Aires, Rodolfo Cresseri, imputó a los tres por el presunto delito de extorsión a los Eskenazi, según le confirmó una fuente de la investigación a TN.com.ar.

Ellos exigían ni más ni menos que u$s20 millones para sellar el pacto de silencio que no fue.

SECCIÓN Actualidad