Finanzas

La crisis política iraní eleva el precio del petróleo por encima de los u$s60

03-01-2018 Cualquier interrupción del abastecimiento iraní implicaría un shock considerable para el mercado, pues extrae alrededor de 3,8 millones de barriles diarios
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Es la primera vez, desde enero de 2014, que los dos referenciales de los futuros del petróleo abren el año por sobre los u$s60 el barril. Lo anterior, luego de una creciente tensión geopolítica en Irán, el tercer miembro más grande de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Por un lado y avanzada la jornada, los futuros del West Texas Intermediate (WTI) cotizaban planos, en torno a los u$s60,35 el barril. Más temprano en la sesión, el contrato llegó a losu$s60,74, su nivel más alto desde junio de 2015.

Por el otro, los futuros del crudo Brent operaban con una leve baja de 0,18%, a u$s66,75, tras tocar más temprano los u$s67,29, máximo desde mayo de 2015.

Así, pese a que el petróleo se estabilizó este martes, la semana pasada aumentó un 3,3% y registró un aumento anual en Nueva York de 12%, cuando la OPEP y sus aliados redujeron el suministro con el fin de disminuir un exceso de oferta mundial, según consignó Bloomberg.

Además, la producción de crudo estadounidense también está bajando desde un máximo récord, en tanto la producción semanal cayó hasta el 22 de diciembre por primera vez desde mediados de octubre.

Los posibles desenlaces para el "oro negro"

Frente a este escenario, cualquier interrupción del abastecimiento iraní implicaría un shock considerable para el mercado, sobre todo considerando que el país extrae alrededor de 3,8 millones de barriles diarios.

"Los riesgos geopolíticos vuelven a estar claramente presentes en la actividad del petróleo crudo", dijo Bjarne Schieldrop, analista en jefe de materias primas de SEB AB de Oslo al medio económico.

"Hasta el momento, no hay una preocupación arraigada respecto de una disrupción en Irán. Pero si ésta se produjera, tendría un enorme impacto en los precios mundiales del petróleo crudo", agregó.

Si bien la agitación iraní iniciada el jueves en la ciudad de Mashhad apuntaba inicialmente al manejo de la economía por parte del gobierno, el foco se amplió en el plazo de un día a la dirigencia religiosa y a las fuerzas de seguridad estatales.

Los informes fueron variados, pero podría haber una docena de muertos. "No me sorprendería que el desenlace de la crisis actual sea en definitiva negativo para el precio del petróleo", señaló Eugen Weinberg, responsable de investigación de materias primas de Commerzbank AG en Fráncfort. "Si las protestas desembocan en un cambio de régimen, esto podría atraer muchas nuevas inversiones y derivar en una mayor producción".

SECCIÓN Finanzas
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR