Economía Digital

Tiembla Bitcoin: Ripple arrancó 2018 como la segunda criptomoneda más valiosa e hizo millonarios a sus fundadores

04-01-2018 En sólo tres meses, esta divisa digital concebibida para las transferencias de dinero internacionales creció 170%. Su capitalización de mercado llegó subió hasta los u$s132.230 millones, dejando a Ethereum en el segundo lugar del ranking
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Durante el final de 2017 y principios de 2018, la cotización de Ripple creció fuertemente y logró una capitalización de mercado cercana a los u$s132.700 millones, poco más de la mitad de los $256.230 millones que hasta el jueves registraba Bitcoin.

Esto logró que se coronara como la segunda moneda con mayor cantidad de circulante –medida en dólares– del panel de CoinMarketCap, superando a Ethereum, una de las criptomonedas con mayor prestigio luego de Bitcoin, con poco más de u$s $97.000 millones.

El avance de Ripple volvió millonarios a quienes apostaron tempranamente por la moneda, que pasó de u$s0,2 en octubre pasado a los u$s3,43 de este jueves. Es decir, creció 170 veces en apenas tres meses.

Entre los nuevos ricos de esta criptomonedas se encuentran los dos últimos CEO –el actual y su predecesor– de Ripple, una compañía basada en San Francisco que utiliza la tecnología de cadena de bloques (blockchain) para realizar transacciones financieras internacionales.

Chris Larsen es cofundador de Ripple, fue CEO hasta noviembre de 2016 y ahora es presdiente ejecutivo. Posee 5.190 millones de Ripples más un 17% de acciones de la compañía lo que, según Forbes, significa una fortuna personal de u$s37.300 millones.

Además, esto lo ubicaría como el 15º estadounidense más rico de la lista de Forbes, empatando con el ex CEO de Microsoft, Steve Ballmer.

Por su parte, Brad Garlinghouse, actual CEO de la firma, posee el 6,3% del paquete accionario de Ripple y compró algunas monedas, por lo que contaría con una fortuna de u$s9.500 millones. Esto lo ubicaría 54º en la lista de Forbes.

En tanto que el otro cofundador de Ripple, Jed McCaleb, que dejó la compañía en 2013. Contaba con 7.300 millones de Ripples, pero 2.000 los cedió a un fondo sobre concientización de donación de órganos.

Los 5.300 millones de Ripples restantes están en custodia como parte de un acuerdo con la compañía, de la cual se retiró en no muy buenos términos. Eso equivale a unos 18.100 millones de dólares.

SECCIÓN Economía Digital