Actualidad

Balcedo extorsionó con 2.000 juicios a escuelas y jardines por deudas truchas

08-01-2018 El sindicato presionaba a instituciones del interior en las que no estaba radicado. Los aprietes se combinaban con juicios y acusaciones periodísticas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Algunos jardines de infantes de Córdoba, Misiones, Corrientes y Entre Ríos padecieron las extorsiones del líder del sindicato de maestranza (Soeme) Marcelo Balcedo, detenido la semana pasada en Uruguay por delitos tributarios y lavado de dinero.

El gremio presionaba en distritos en los que no tenía jurisdicción y exigía un pago como aporte solidario, incluso en instituciones sin afiliados. Si se negaban, hacía juicio: Balcedo inició al menos 2000 procesos por deudas truchas.

Desde el Soeme se enviaron cartas documento a escuelas y jardines de infantes desde el 2014, con exigencias de pagos de entre $36.000 y $66.000. El gremio estipulaba el monto a partir de una determinación de oficio y de una inspección que, en realidad, nunca se había hecho.

Silvina Cantón, una de las dueñas de un jardín de infantes de Córdoba contó que en diciembre de 2015 recibió una carta documento de parte del Soeme que le exigía un aporte solidario de $45.000 para afiliados inexistentes. La mujer les respondió que no tenían empleados afiliados a este gremio.

Un año después la notificaron del inicio de un juicio, sumado a las extorsiones telefónicas que recibían.

Cantón explicó que como el abogado de la institución se demoró en presentar documentos perdieron el juicio, a pesar de las irregularidades, y que fueron condenados a pagar $50.000 al gremio. "Me piden que afilie a un personal de maestranza que no tengo. Este es un sindicato de extorsionadores y de ladrones", acusó.

Las actas de nueve jardines en Río Cuarto a los que el sindicato presionó por deudas truchas indican que el gremio fue para hacer controles pero que no los dejaron entrar. Los documentos están firmados por la misma persona y registran inconsistencias en las fechas.

Estas no son las únicas maniobras escandalosas de Balcedo. A través de las fuertes críticas que hacía a través del diario Hoy, que forma parte de su conglomerado de medios, logró apartar a un juez de la causa por la que está detenido en Uruguay y a otro magistrado que investiga a su madre, Myriam Chávez, en una investigación por retención de aportes.

El primer magistrado desplazado de una de las causas a Balcedo fue Laureano Durán, un secretario que fue rápidamente promovido como subrogante tras la muerte de Manuel Blanco. Durán tuvo a su cargo varios meses la investigación y luego de un allanamiento al Soeme fue desgastado con una tapa tras otra del diario, hasta que terminó afuera del caso.

Su madre también ejerció una fuerte presión contra el juez federal Blanco -que murió en 2014- y que llegó a citarla a declaración indagatoria por retención de aportes a la seguridad social de trabajadores del diario.

La defensa de la empresaria pidió una prórroga de la citación y desde el medio lo criticaron con una sucesión de tapas y artículos hasta que, al igual que Durán, Blanco decidió excusarse de seguir con la investigación.

SECCIÓN Actualidad