NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Tecnología

El megaproyecto de Google para conectar un cable submarino entre el Silicon Valley y Sudamérica

El megaproyecto de Google para conectar un cable submarino entre el Silicon Valley y Sudamérica

El gigante de Internet compite con la empresa de Jeff Bezos, entre otras proveedoras tecnológicas, por el negocio de albergar datos de empresas en la nube

Por Cesar Dergarabedian
17.01.2018 18.57hs Tecnología

Chile concentró el martes parte de la atención mundial por la visita que realiza el papa Francisco al paí­s trasandino, aunque también por otro motivo, que mezcla los negocios terrenales con los virtuales: la pelea entre Google, Amazon y Microsoft por proveer infraestructura y servicios para la computación en la nube.

Mientras el Papa recorrí­a las calles de Santiago de Chile, Google anunció que invertirá en el desarrollo de "Curie", un cable submarino internacional privado que conectará California con Chile

El nombre del cable es en honor a Marie Curie, la cientí­fica que condujo una serie de investigaciones pioneras en el campo de la radioactividad, informó el gigante de Internet en un comunicado enviado a iProfesional

Google eligió instalar a Curie en América latina porque "si bien la región tiene una alta penetración de Internet, no está servida de forma óptima por las conexiones de datos internacionales existentes", una crí­tica implí­cita a los proveedores mayoristas de la región, entre ellos Century Link (ex Level 3) y al grupo Telefónica

"Esto significa una increí­ble oportunidad para que Google Cloud Platform, a través de esta nueva infraestructura, pueda servir a nuevos negocios y para que Google pueda continuar avanzando en su meta de largo plazo de llegar al "˜los próximos mil millones' de usuarios de Internet", afirmó Jayne Stowell, del equipo de Infraestructura Global, en el comunicado enviado por la compañí­a.

La mención de los negocios en la nube es clave para entender la movida del gigante californiano. Amazon analiza desde hace algunos meses si construirá un centro de datos en la Argentina o en Chile para ofrecer servicios de "cloud computing".

Google compite con la empresa de Jeff Bezos y con Microsoft, entre otras proveedoras tecnológicas, por el negocio de trasladar, albergar y administrar los datos en la nube de miles de empresas y de oficinas gubernamentales que hoy corren sus operaciones en servidores propios.  

Aunque éste es el noveno cable submarino que Google instala en el mundo, será el primero "totalmente privado a nivel internacional", explicó la compañí­a.

La empresa fundada por Larry Page y Sergey Brin ya tiene un centro de datos en Chile, que se encarga de realizar las búsquedas de Google Search, almacena las imágenes de Google Fotos, los videos de YouTube y hacen funcionar las aplicaciones de GSuite. 

Otro elemento importante son las regiones de Google Cloud Platform, como la que lanzó el año pasado en la ciudad brasileña de Sao Paulo. 

En todo el mundo, la red de Google tiene más de 100 puntos de presencia y 7.500 nodos. Todas estas "partes" de la nube están conectadas por una gran red que incluye 11 cables submarinos y miles de kilómetros de fibra óptica alrededor del mundo.

"Totalmente privado"
La empresa definió al anunció del cable entre California y Chile como "un paso muy importante en esta infraestructura donde Google se convierte en la primera compañí­a tecnológica que –sin ser especializada en  telecomunicaciones– invierte en el desarrollo de un cable submarino internacional totalmente privado".

"Tal como quien inspiró su nombre, el cable 'Curie' es excepcional: es el primer cable submarino que llega a Chile en aproximadamente 20 años y, una vez instalado, será una de las 'autopistas' de datos más grandes del paí­s, conectando Chile y California en el año 2019", precisó la empresa.

Al ser totalmente propio, la compañí­a podrá evitar posibles problemas que derive el fin de la neutralidad de la red en los Estados Unidos, medida adoptada por la administración Trump que permite a las empresas que brindan conectividad ofrecer Internet de varias velocidades y poner trabas en el desarrollo de compañí­as como Google, que ofrecen servicios sobre la red de terceros.

Así­ queda claro en la siguiente explicación del gigante californiano: "entre las ventajas de instalar cables de datos submarinos privados está la flexibilidad de tomar decisiones sobre el enrutamiento de datos para así­ optimizar la latencia y velar por los intereses de los usuarios de Google y de los clientes de Google Cloud Platform". 

"Al construir este tipo de infraestructura privada se reduce el número de partes involucradas, simplificando el proceso de instalación y reduciendo el tiempo para que el cable esté listo y funcional", afirmó. A nivel global, este tipo de conexión también les permite planificar nuevas regiones para Google Cloud Platform.

"Curie es el primero de muchos cables privados que instalaremos en el mundo. Google continuará instalando cables submarinos, ya sea de manera privada o como parte de consorcios, en un esfuerzo continuo por hacer la información del mundo universalmente accesible", concluyó la compañí­a. 

El siguiente mapa provisto por Google muestra la red de cables que utiliza:

Centro de datos
La empresa abrió uno en 2015 emplazado en el Parque Industrial de Quilicura, en Santiago de Chile. Los Google Data Center son instalaciones especialmente creadas por la empresa para almacenar y gestionar sus servidores, donde guarda la información de sus usuarios, en plataformas como Gmail, YouTube o Android, tras ser dividido y encriptado.

La inversión a largo plazo, sin contar el cable submarino anunciado este martes, fue estimada en más de 150 millones de dólares.

Las razones de la elección del lugar fueron la ubicación geográfica, en un huso similar a los de EEUU, y las polí­ticas públicas para favorecer el uso de Internet, innovación y polí­ticas de transparencia.

¿Serán estas las razones que también influirán en la próxima toma de decisiones de Amazon sobre el lugar de su centro de datos en el Cono Sur? La definición podrí­a conocerse en las próximas semanas, pero el anuncio de Google sobre la instalación de Curie cambiará el mercado regional de la computación en la nube.

Te puede interesar
Zoom Recomendadas