Tecnología

YouTube complica la vida a los "youtubers"

18-01-2018 Un productor necesitaría 17.000 reproducciones de forma anual. Si baja de esa cifra, la plataforma podría retirar la monetización de los nuevos videos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Cansado de críticas por la gestión de su contenido frente a los anunciantes que son los que al final mandan, YouTube cortó por lo sano, y los productores pequeños e independientes son los que van a pagar el plato.

La plataforma de video en línea estableció unas nuevas normas por las que sólo ganarán dinero con sus vídeos aquellos que tengan más de 1.000 suscriptores y consigan generar más de 4.000 horas de visualizaciones al año.

Es un gran salto desde la anterior lista, establecido en 10.000 reproducciones totales. Según Tubular, la duración media de un video en YouTube subió durante los últimos años hasta fijarse en 14 minutos.

Esto significaría que un productor necesitaría 17.000 reproducciones de forma anual. Si baja de esa cifra, YouTube podría retirar la monetización de los nuevos vídeo subidos.

El anuncio tomó desprevenido a muchos "youtubers" que estaban comenzando su canal o que tenían planes para hacerlo, así como a millones de canales que han recibido una alerta por e-mail avisándoles de que no ingresarán ningún dólar más hasta que no superen las nuevas métricas.

El cambio llega apenas 8 meses después del anterior que estableció el actual listón inferior para conseguir generar ingresos por tus vídeos en YouTube, un impacto que entonces caracterizó como “mínimo”.

Esta vez es distinto, al convertir el objetivo en algo en constante movimiento, los creadores de video subido a la plataforma pueden pasar por épocas con o son ingresos intermitentemente, frente al modelo anterior que consistía en superar una métrica natural inmutable.

Algunos "youtubers" encuestados afirmaron haber tardado entre 6 semanas y 20 meses, dependiendo del nivel de desempeño, en superar la cifra de los mil primeros suscriptores.

En los que el creador tiene que realizar una tarea inicial de darse a conocer, definir un estilo y conseguir constancia. “Tardamos lo mismo en alcanzar los 1.000 suscriptores que en llegar a 10.000”, afirmaba Charlie Jacoby, un joven creador británico.

Esta vez YouTube no ha querido decir cifras, pero ha dicho que el cambio afecta a un número “significativo” de canales que hasta ahora ingresaban en su inmensa mayoría (99%) menos de 100 dólares en total al año.

YouTube se queda con el 55% de los ingresos generados por la publicidad de cada video, así que el impacto podría ser relativamente importante para YouTube.

SECCIÓN Tecnología
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR