Negocios

MSU Energy lanza bonos por hasta u$s650 millones con vencimiento en 2025

18-01-2018 La compañía saldrá a los mercados nacional e internacional para refinanciar deuda y capital de trabajo de sus empresas de generación eléctrica
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La empresa de generación de energía MSU anunció que saldrá a los mercados local e internacional para colocar un bono por hasta u$s650 millones a un plazo de siete años.

El anuncio fue realizado por MSU Energy del Grupo MSU, a través de sus compañías Río Energy, UGEN y UENSA, empresas dedicadas al desarrollo y operación de plantas de generación de energía en la Argentina.

El bono tendrá una única cuota de capital que amortizará al vencimiento, estimado en 2025. El producido de la emisión se destinará a refinanciamiento de deuda y capital de trabajo de las compañías.

Los títulos –que se regirán bajo la ley de Nueva York– cuentan con calificaciones internacionales B3 (Positivo) por Moody's y B (Positivo) por Fitch.

Asimismo, los títulos han sido autorizados para oferta pública en Argentina por la Comisión Nacional de Valores el 17 de enero de 2018 y serán listados en Bolsas y Mercados Argentinos S.A. y en la Bolsa de Luxemburgo y serán negociados en el Mercado Abierto Electrónico.

Los bancos JP Morgan, Citigroup e Itaú BBA actuarán como estructuradores y colocadores internacionales de la deuda. En Argentina, los títulos serán colocados por Banco Itaú Argentina, ICBC Argentina, Banco de Galicia y Buenos Aires, Banco Hipotecario, BACS Banco de Crédito y Securitización, Macro Securities y BAF Securities.

El Grupo MSU, de origen agropecuario, perteneciente a la familia Uribelarrea, tiene en la actualidad una operación de 130.000 hectáreas, con una producción de más de 700.000 toneladas de granos en Argentina; también tiene actividades en Brasil, Paraguay y Uruguay.

En 2016, MSU Energy participó en la licitación del Ministerio de Energía y Minería y obtuvo la adjudicación para la construcción y operación de tres centrales térmicas ubicadas en General Rojo y Barker, en la provincia de Buenos Aires, y Villa María, en Córdoba.

Las tres plantas térmicas de ciclo abierto se encuentran en operación comercial y totalizarán una potencia nominal de 450 megavatios, lo que permitirá suministrar energía eléctrica a unas dos millones de personas, dijo la compañía.

Las centrales, de 150 megavatios de capacidad nominal cada una, comenzaron a funcionar en junio y diciembre de 2017, y enero de 2018, respectivamente; su construcción demandó 2.500 puestos de trabajo y su operación alcanza hoy 118 empleos fijos.

A finales de 2017, este grupo obtuvo la adjudicación de nuevos contratos para la expansión y conversión de sus tres centrales de ciclo simple a ciclo combinado.

De esta manera, se espera optimizar la eficiencia de las plantas y alcanzar una capacidad total de 750 MW. Según las previsiones, las obras estarán concluidas en la primera mitad del 2020.

SECCIÓN Negocios
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR